Reforma de un piso en Barcelona

Hoy nos quedamos en casa y os presentamos este piso reformado en el barrio de L´ Eixample lleno de color y luz que combina piezas desenfadas con elementos arquitectónicos señoriales.
Su propietaria, a pesar de que necesitaba una reforma integral, supo encontrar el encanto y potencial en este piso de 150m2 de techos altos ornamentados con molduras y grandes ventanales.
En una vivienda con elementos constructivos tan singulares como las columnas o el arco, se imponía una decoración original. La dueña, diseñadora y propietaria de la marca Alsolete, de prendas de ropa para mamás y niños, se encargó personalmente de ella. Su objetivo fue combinar piezas de diferentes estilos para lograr ambientes personales.
Los señoriales elementos arquitectónicos que ya tenía la casa en origen se mantuvieron. Las columnas corintias, con fuste acanalado y capitel de hojas de acanto, sostienen un arco decorado con volutas.
En el comedor, la mesa de madera de aire rústico, con vetas marcadas y nudos, pierde su aparente sencillez al combinarse consillas metálicas de aire retro, ¡pero pintadas en azul cielo! Un guiño desenfadado que nos recuerda que estamos en una casa del siglo XXI, llena de vitalidad.
Dos puertas antiguas forman un original cabecero. Su marcado diseño, a base de cuarterones y rejas, se suavizó al pintarlo a tono con la pared.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *