Apartamento sueco, vibrante y lleno de vida

En este apartamento de Gotemburgo  se respira vida en cada rincón. Las piezas más tendencia se entremezclan  con otras más hogareñas, creando una atmósfera de lo más familiar, que invita a tirarte en el sofá o a sentarte en la mesa de la cocina y compartir un desayuno en buena compañía.
Es una casa de dos plantas con espacios diáfanos, totalmente abiertos, conectados y bien aprovechados. En la planta baja nos encontramos, nada más entrar, con la cocina y el comedor, en la planta superior, que es abuhardillada, están el dormitorio y un salón con diferentes ambientes (una zona de lectura, una zona de relax….). Y lo mejor de todo, una gran terraza por la que dejar pasar la luz del día y en donde hacer vida siempre y cuando el tiempo acompañe.
Los puntos fuertes de la decoración recaen sobre los coloridos estampados que encontramos en los textiles y los elementos de inspiración escandinava, como las sillas Charles Eames, los tonos blancos de la cocina y de la mayoría de muebles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *