Decoración floral para un aire fresco en el hogar

Para dar un aire fresco y diferente a nuestro hogar no es necesario gastarnos mucho dinero ni cambiar por completo todos los muebles de la casa, a veces es cuestión de pequeños detalles, como las flores, que nos aportan vitalidad, color y alegría.
Las flores son el mejor recurso para decorar aquellos lugares de la casa en los que no sabemos qué poner, con ellas creamos un punto de atención y un aporte extra de color.
Tenemos opciones casi infinitas, si no nos vemos capaces de mantener flores naturales podemos decantarnos por artificiales. Si optamos por las naturales deberíamos de interesarnos por las propiedades y beneficios de algunas flores, ya que estas determinarán el estilo que le demos a la estancia e incluso afectarán a nuestro estado de ánimo de una u otra manera. Existen variedades que potencian la serenidad debido a su aroma y color, otras aportan mayor vitalidad, sobre todo las opciones de colores vivos como las gerveras, los tulipanes de colores…
Algunas combinarán mejor en espacios country y otras con estilos más minimalistas o de inspiración escandinava. Cocina, cuarto de baño, salón o dormitorio, tenemos opciones ideales para todas las estancias.
 Si queremos hacer las cosas bien y buscamos equilibrio, armonía y estilo al mismo tiempo para nuestro hogar, decorar con flores no es ‘coser y cantar’, necesita dedicación, pero el resultado por supuesto que merecerá la pena, más ahora que con el buen tiempo nos apetece especialmente respirar aire puro y rodearnos de naturaleza.
Las flores de color rosa y los ramos verdes contrastan a la perfección con fondos blancos combinados con madera natural. Si te gustan los tonos pastel para el hogar, apuesta por rosas amarillas o rosas, flores de color celeste, lilas…
En la cocina podemos decorar con plantas verdes que además nos sirvan para cocinar, de hecho, no hay mejor manera que especiar nuestros platos que con hojas recién cortadas de menta, albahaca o hierbabuena. El tomillo y los ramos de margaritas son otras alternativas ideales si nuestra cocina es de inspiración rústica.

El tulipán para mi lo tiene todo. Es una de las plantas más resistentes que existen, posee una de las flores más bellas, son coloridas y todo esto las hace ideales para decorar el hogar. Y lo mejor es que no es nada complicado mantenerlas siempre perfectas.

Una idea creativa y diferente que cada vez está más de moda es reutilizar nuestros juegos de café como maceteros, ¿qué os parece?
No tengamos miedo a colocar plantas en el dormitorio, es cierto que como seres vivos también respiran durante las 24 horas y consumen oxígeno, pero si optamos por una o dos plantas de hoja estrecha (éstas absorben menos oxígeno) no hay ningún problema.
Las flores son un elemento decorativo, así que, ¿por qué no combinarlas con el resto de elementos? Presta atención al color de los textiles como los cojines o las alfombras y juega combinando flores en las mismas tonalidades.
Aporta frescor y luminosidad a los espacios más urbanos, nórdicos o minimalistas con flores de tonalidad suave: blancas, amarillo pastel o plantas de hoja verde.

Y por si aún os queda alguna duda, a continuación os cuento cómo las flores pueden ayudarnos en nuestro hogar:

  • Elevan los niveles de humedad impidiendo que se resequen las vías respiratorias, en la nariz, garganta, etc.
  • Hidratan nuestra piel.
  • Algunas de ellas ahuyentan los insectos.
  • Perfuman el hogar de una manera natural.
  • Capturan los elementos tóxicos y los transforman neutralizando sus efectos.
  • Eliminan el polvo y el humo.
  • Purifican el aire.
  • Neutralizan los ruidos excesivos.
  • Reducen la fatiga y aumentan el bienestar y la concentración.
  • Nos hacen compañía y nos alegran la mirada y el espíritu.
  • Reducen el estrés y proporcionan beneficios en el estado emocional y físico.

Vía1, Via2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *