Encantadora casa holandesa llena de luz y color

No creo que haya una sola persona en el mundo a la que no le pueda gustar la casa que hoy os traigo. Este hogar es sinónimo de vida, alegría y buen gusto. Y es que en él encontramos colores vitaminados, luz y flores, tres elementos que son pura inyección de energía y vitalidad.

Sea cual sea tu estilo (más mínimal, retro, sofisticado, clásico, rústico…) yo te recomendaría incluir en tu hogar siempre colores vibrantes, puntos de luz y elementos naturales que proporcionen frescura y vitalidad a cada estancia; es básico para que las personas que habitan dentro se sientan bien. Y como buen ejemplo de ello esta casa localizada en las afueras de Amsterdam.
Su sencilla y bonita decoración te atrapa hasta tal punto que no eres consciente de si fuera llueve, está nublado o hace frío polar, dentro siempre es Primavera. 🙂
Blanco por todas partes (tarima, paredes y muebles), tonos pastel y simplicidad escandinava, estos son los ingredientes para crear un hogar confortable y vivo como este.
Nos encontramos muchas de las tendencias nórdicas del momento: las sillas Charles Eames, la gran lámpara esférica de cobre, los cestos de papel reciclado para guardar todo tipo de cosas…
Pero sin duda siento devoción por el piano del comedor, el papel estampado para las habitaciones de los peques y su parcela exterior que se deja entrever a través de las puertas acristaladas del salón, en donde estoy segura de que esta familia disfruta de lo lindo de los días más soleados del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *