El icono de la decoración nórdica: Silla Eames

La archiconocida silla Eames es fruto de la labor que desarrolló el arquitecto, diseñador y director de cine estadounidense Charles Eames.

De hecho, la propia silla es identificada con su nombre. Junto a su esposa Ray, es responsable de numerosos diseños convertidos ya en clásicos del siglo XX.

Sus creaciones han dado la vuelta al mundo y son un icono en sí mismas, una tendencia que nunca pasa de moda y ya no solo un elemento funcional (porque sirve para sentarnos), en muchas ocasiones las incluimos en la decoración simplemente para vestir un rincón de la casa.

Un poco de historia

El secreto del éxito de esta pareja de diseñadores residió en crear mobiliario de calidad y diseño a precios razonables. La historia de la silla Eames comenzó en el año 1947, por aquel entonces Nelson A. Rockefeller, presidente del Museo de Arte Moderno de Nueva York, anunció un concurso internacional de diseño de muebles low-cost. Mientras el gobierno americano se centraba en el problema de proveer casas a precios asumibles para la población, Rockefeller pensaba que tan importante era poder ofrecer muebles atractivos a precios asequibles. Después de recibir casi 3.000 proyectos, en 1949 Rockefeller anunció a los ganadores de la competición y Charles Eames fue galardonado con el segundo premio en la categoría de asientos. La silla Eames fue galardonada por la innovación en la base que permitía ser utilizada en varios entornos (hogar, oficina, etc…) adaptándose perfectamente a las necesidades de los consumidores y con una variedad de aplicaciones que ninguna otra silla en concurso había podido igualar.
Este es el comienzo de una carrera dedicada a mejorar las condiciones de vida del pueblo americano. Charles, junto con su inseparable mujer Ray Kaise Eames, diseñaron varios de los modelos de más éxito en el mundo del diseño moderno. Sus creaciones llegan hasta nuestros días y su filosofía de trabajo, todavía inspira a muchos de los mejores diseñadores del mundo.

Réplica Eames

De hecho, actualmente encontramos las denominadas ‘réplicas Eames’. (Una réplica es un mueble diseñado para parecer y proporcionar la misma comodidad que los modelos originales, pero a un coste sensiblemente inferior. Estos productos pueden parecer y aportar los mismos beneficios que los originales, si han sido desarrollados con la misma materia, medidas y propiedades que estos).
Eames diseñó diferentes modelos versátiles y adaptables a todas las estancias de los hogares de hoy en día. Podemos encontrar carcasas de asiento convencional y sin brazos, formato sillón y también diferentes estructuras de patas, pudiendo elegir o combinar en un mismo espacio sillas con patas de madera, o de acero pulido y la versión más atrevida, en forma de mecedora. También las podemos conseguir en múltiples colores, la más popularizada es en blanco, pero existen réplicas en negro, amarillo, toda una gama cromática de tonos pastel…
La silla Eames, como muchos sabréis, es mucho más que una silla, es un icono de la decoración y un referente para el estilo escandinavo. Lo que más me gusta de ella es la capacidad que tiene una pieza tan sencilla a primera vista, de crear un efecto cálido y acogedor en el hogar y su versatilidad a la hora de integrarla en absolutamente todas las estancias de nuestra casa y los espacios tan divertidos y juveniles que podemos lograr en el salón, combinándola con otros formatos de silla en torno a una mesa de comedor.
A continuación os dejo una extensa galería para que os inspiréis y pongáis una Eames en vuestras vidas, si es que aún lo habéis hecho. 🙂

2 comentarios en “El icono de la decoración nórdica: Silla Eames

  1. Me encanta vuestro blog!
    Me podría ayudar por favor? Quisiera saber donde puedo comprar la silla eames o la réplica, con patas metálicas en colores pastel, Rosa suave, verde menta, amarillo…

    Felicidades por esa decoración tan relajante y estupenda!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *