Colores pastel para alegrar nuestra cocina

Una cocina con estilo, alegre y luminosa ni es cuestión de espacio ni mucho menos de economía. Yo, seguro que sabéis ya que afirmo aquello de que ‘menos es más, prefiero la decoración mínimal, acogedora pero sin recargar, me gustan los espacios abiertos, la luz, el blanco… Y en la cocina no iba a ser de otra manera, en un lugar en el que pasamos tanto tiempo necesitamos sentirnos a gusto, necesitamos espacio, luz y confort.
Para no equivocarnos y escoger tendencias en la cocina que puedan llegar a cansarnos al cabo de los años, mi consejo es que nos decantemos siempre por el blanco, después podemos jugar con la encimera, electrodomésticos y con el resto de accesorios y detalles, estos serán los que marquen la diferencia. Aquí, sin duda, podemos arriesgar y elegir gamas cromáticas menos convencionales, como los tonos pastel, que vuelven cada temporada para llenar de vitalidad las cocinas y el resto de estancias del hogar.
Puede que si no estamos habituados, el rosa pastel, celeste, mint… Los relacionemos con la decoración infantil, pero para nada.

Los colores pastel aportan mucha luz y combinan a la perfección con madera natural, con negros, grises y por supuesto sobre blanco.

Una idea muy divertida es introducir vajillas en colores pastel o elegir en estos tonos algunos electrodomésticos como la nevera, la cafetera, el tostador… También podemos optar por cuberterías, tazas y por mobiliario como alacenas, sillas y taburetes, bancos de madera… Son colores alegres y vivos y esto, aunque no lo creáis, afecta a nuestro estado de ánimo, así que si la cocina es tu vía de escape o tu terapia contra el estrés, mucho mejor si encima tienes alrededor elementos llenos de vitalidad que te suban el ánimo.
Fotos: vía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *