Una casa sueca llena de hallazgos Vintage

El Vintage más acogedor se reúne en este cálido dúplex sueco. Una vivienda que llama especialmente la atención por el contraste de tonalidades, la madera oscura de algunos de los muebles más representativos de la casa frente a suelos, paredes y otros accesorios decorativos en colores blancos.
Dos son las grandes pasiones que tienen en común la pareja que vive en esta acogedora casa, por un lado su amor por el vintage, son adictos a una tienda de Estocolmo en donde consiguen piezas industriales y muebles de mediados de siglo y, por otro lado, son apasionados de la fotografía, de hecho, ahora que lo sabemos apreciamos algunos detalles al respecto, como las cámaras fotográficas de época que tienen en la vitrina blanca de la sala de estar, sobre uno de los aparadores y sobre el escritorio. Por supuesto las paredes están decoradas con fotografías clásicas, una muestra más de su pasión que además es su profesión.
Una cocina atrapadora que invita a cocinar durante horas, en la que se respira un aire muy retro y en donde nos damos cuenta de lo vivida que está la casa, por la cantidad de vajillas y botes que hay a la vista. Un comedor con una impresionante mesa de madera oscura rodeada de sillas negras, para remarcar este espacio han colocado debajo una alfombra de inspiración étnica, nos encontramos algunos textiles  étnicos más en la planta superior, en el dormitorio.
La verdad es que son dos plantas dignas de admirar, paredes con obras de arte, un escritorio con una gran librería llena de tesoros escondidos, piezas de segunda mano, elementos decorativos de bronce… Y una atmósfera bohemia de la que sacamos algo en claro, no cabe duda de que en esta casa habitan dos auténticos artistas con muy buen gusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *