Los mejores consejos para colocar (bien) la TV en el salón

Elegir el rincón y el mueble en donde colocar la televisión no es tarea fácil. Tenemos en cuenta miles de detalles a la hora de elegir la decoración del hogar, el salón es una de las principales estancias y en donde más nos volcamos para que sea una habitación bonita, cuidada, confortable y funcional, ¡vamos un todo en uno! Pero cuando tenemos que colocar la televisión, si no hemos estudiado bien la distribución de todos los elementos y si pasamos por alto el estilo predominante de nuestra vivienda, corremos el peligro de llegar a arruinar la decoración de nuestro salón.

¿Qué factores tener en cuenta para integrar nuestra televisión en el salón?

Uno de los principales factores es las fuentes de luz como las ventanas, que durante el día crean reflejos en la pantalla. Por esa razón es aconsejable no colocarla enfrentada a una ventana ni en su misma pared ya que se llenará de incómodos reflejos. Si esto no fuera posible, hazte con unas buenas cortinas o estores para poder echarlas cuando vayas a ver la televisión y así evitar estos efectos incómodos.

Otro factor importante es la distancia justa de la colocación del televisor. Para cuidar la saludo de los ojos os aconsejo que guardaréis una distancia mínima de 1,5 a 2 metros.

La altura idea es aquella que nos queda el centro de la pantalla a la altura de los ojos estando sentados en el sofá – para tener una idea general de una persona con una altura estándar será de entre 85cm y 1 metro –

Otra vez, para seguir cuidando los ojos , no os olvidéis de que debe añadirse una luz suave en la estancia del televisor. La pantalla no debe ser la única luz en la estancia.

¿Y que pasa con las pulgadas del televisor? E tamaño importa, y no siempre más grande es mejor. las dimensiones de la pantalla se deben de adecuar a la distancia entre la imagen y el lugar desde el cual se observa.

 Y en función de esto también dependerá el mueble que escojamos para colocarla o decidir, incluso, colgarla de la propia pared.

Frente al sofá, junto a la ventana o a la chimenea, en un aparador, sobre un mueble voladizo… Como os digo, no es trabajo fácil integrar la televisión en la sala de estar, de hecho, es algo contradictorio, porque se trata de uno de los elementos principales de todo salón, pero parece que hasta el final no somos conscientes de ello y si no tenemos cuidado, puede que todo el trabajo de distribución y de decoración se vaya al garete por no haber valorado la situación de algo tan útil y que tantos momento de entretenimiento nos ofrece como ocurre con el televisor.
Por suerte las televisiones cada vez son menos aparatosas y cada vez tienen diseños más estéticos, algo que nos facilita mucho las cosas para poder integrarlas en donde queramos, pero aún así, tendremos que estudiar bien los metros cuadrados de nuestro salón, el estilo decorativo, las personas que habitamos y que, por tanto, vemos la televisión a diario… Con estos puntos definidos podremos entonces elegir el rincón adecuado y el mueble en donde la situaremos.

Soluciones para colocar la televisión

Integrada
Los salones de grandes dimensiones a veces disponen de librerías que ocupan una pared al completo, en estos casos podemos utilizar un hueco de la librería para integrar nuestra televisión y que ésta quede más integrada en el conjunto de la decoración. Además, es una buena idea para tener todos los cables y enchufes ocultos.
Colgada en la pared
Es una opción muy estética y propia de los hogares más modernos. Una forma ideal para que no nos ocupe espacio. La clave es escoger un punto central del salón, así la televisión tendrá aspecto de cuadro, sobre todo si creamos un ‘collage’ junto con otras pinturas y fotografías y además será fácil de visualizar desde todos los ángulos del salón. Y no olvidemos estar seguros de que nuestra pared y el anclaje que usamos soportan el peso de la misma…
Sobre un mueble o aparador
Una forma muy convencional, aquí el secreto está en escoger un mueble bonito, acorde al estilo de nuestro salón, de inspiración nórdica o industrial, con pinceladas rústicas… Existen muebles con ruedas que nos facilitarán poder llevarla de un lugar a otro, si nuestro salón es pequeño, esta es una buena solución para que cuando queramos verla la tengamos frente al sofá, pero cuando no, poder situarla en un rincón en donde no nos estorbe.
Muebles voladizos, sobre los que colocar la televisión y algún otro accesorio decorativo, para que creemos una atmósfera más agradable y familiar y el espacio de la televisión no se convierta en un rincón totalmente fuera de lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *