COQUETO MINI ESTUDIO CON UNA COCINA EN COLOR MINT

El color mint es el verdadero protagonista de este acogedor y reducido apartamento nórdico. 31 metros cuadrados llenos de luz, muy bien distribuidos y en donde se respira confort y buen gusto. Toques femeninos, como los tonos rosas de los cojines del sofá, o el jarrón con flores que está situado sobre el set de mesitas auxiliares.
Sería una casa ideal para una persona soltera, yo me imagino a la típica chica recién graduada en periodismo, con ilusión, con encanto, rebosante de estilo… Y con muchas ganas de pasar horas y horas en la redacción de una gran revista de moda. Este sería el piso ideal para ese tipo de mujer independiente, radiante y con muchos sueños por cumplir.
Y es que, se trata de un estudio coqueto, con muebles estilosos y con colores muy naturales, que hacen de esta vivienda un lugar fresco, con personalidad y diferente a lo que estamos acostumbrados a ver.
La cocina es pura coquetería, es una monada y además es la estancia independiente de la casa, en donde prima el color menta, dispone de un montón de almacenamientos y una encimera lo suficientemente grande como para poder disfrutar cocinando.
A pesar de que la sala de estar y el dormitorio tienen que compartir suelo, el estudio cuenta con una terraza de buen tamaño desde donde entra mucha luz y en donde también se puede aprovechar el espacio como zona de lectura, ya que está acristalada, convirtiéndose en una estancia más del hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *