APLIQUES EN EL DORMITORIO: INSPIRACIÓN Y CONSEJOS ÚTILES

 Cada vez podemos innovar más con la iluminación del hogar, ya no se trata solo de las clásicas lámparas de techo, las de pie o las de mesita, ahora, a parte que en estas categorías encontramos casi infinitos diseños de diferentes estilos, también podemos incorporar luz extra a cualquier estancia colocando apliques.

El dormitorio es uno de los espacios de la casa en donde más útiles pueden ser los apliques, porque normalmente se necesita doble iluminación o luz extra en determinados puntos de la habitación, una luz secundaria y más cálida para encender por la noche o para utilizar cuando queremos leer un rato en la cama, así tendremos una luz directa al libro y además, si tenemos pareja y quiere dormirse antes que nosotros, no le molestaremos con una luz intensa y general.

Un aplique también es una alternativa perfecta en pequeños apartamentos, porque apenas ocupan espacio

De hecho, al ir colocados en la pared, en un cabecero o incluso en una estantería, no necesitaremos mesitas auxiliares ni espacio adicional para colocarlos.

Diferentes apliques en función del estilo decorativo y de su funcionalidad

El diseño de los apliques también varía mucho, podemos encontrarlos de flexo, extensible, de pinza, atornillados a la pared
E incluso podemos crear nuestro propio aplique manual a partir de una lámpara de suspensión, añadiendo un soporte que nosotros mismos confeccionemos o que compremos para tal fin. Como por ejemplo un poste de madera desde el cual colgar la lámpara, unos ganchos en una pared de los cuales ir enrollando el cable de la lámpara, una escalera decorativa en la que engancharla…

Cómo y dónde instalar correctamente un aplique

Si ya os habéis decidido por utilizar apliques en el dormitorio, seguramente os estéis preguntando cómo instalarlos. Pues bien, podemos colocarlos en la pared, con el cableado interno y directo al interruptor, a la pared o con un interruptor en el propio cable y enchufado a la pared.
Podemos ubicarlos en el mismo cabecero en vez de directamente sobre la pared, de esta forma quedarán más integrados, como que formarán parte del propio cabecero.
Para evitar cables a la vista, los apliques de cable escondido son los mejores. Pero si debes enchufarlos a la corriente, puedes esconderlos con tubos adhesivos de plástico. Al pintarlos del mismo color de la pared, la habitación quedará limpia y estética.

La altura adecuada para un aplique

Para colocarlos a una altura correcta, primero tenemos que considerar el propósito de las luces, saber qué servicio nos van a proporcionar, si serán simples luces de fondo, tendremos que colocarlos más arriba, si buscamos luces direccionadas, entonces irán más abajo.
Apliques como lámparas de lectura
Si esa va a ser su función te recomiendo que te sientes en la cama, mejor incluso que te eches y tomes la postura que tendrás en el momento de leer, así el instalador o la persona que te ayude a ubicarlos, podrá colocar los apliques de manera tal que la parte inferior de la pantalla quede justo debajo del nivel de tus ojos.
Apliques decorativos
En ocasiones no colocamos un aplique únicamente como elemento funcional, cada vez más los elegimos por estética y por dar un toque diferente a nuestro dormitorio. Podemos colocarlos en cualquier pared como iluminación general y como accesorio decorativo, en este sentido, podemos innovar más, buscar una ubicación diferente, o podemos optar por las soluciones anteriormente mencionadas, de usar lámparas de suspensión y colocarlas sobre apliques que diseñemos o sobre armarios y estantes.
Si mantenemos una armonía, como en el caso de la siguiente imagen, en donde esta habitación de estilo nórdico mantiene colores neutros y claros, blancos y tierra, de este modo podemos arriesgar y ser más originales, por ejemplo colocando dos apliques de diferente diseño, eso sí, de misma inspiración escandinava, uno a cada lado de la cama, y sujetos de una estantería.

Algunas recomendaciones

Para evitar un brillo molesto en la habitación no utilices bombillas de alto voltaje, no te decantes por halógenas si lo que pretendes es crear una luz tenue, cálida y acogedora.
Para sacar el máximo partido de la luz de tus apliques puedes instalar interruptores con diferentes niveles de potencia y así regular la luz en cada momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *