ASÍ ES LA CASA NÓRDICA DE UNA MARCHANTE DE ARTE

A veces es inevitable que nos traigamos el trabajo a casa, pero cuando se trata de traernos piezas de arte tan maravillosas como las que se encuentran en ‘The Print Atelier, una galería de fotografías artísticas que recoge grandes obras  de diseño nórdico, el esfuerzo no es ninguno…
Maude Arsenault es la fundadora de esta galería de arte y su casa, totalmente restaurada, de inspiración escandinava, decorada de manera pulcra y limpia, cuenta con algunas obras de su galería, ya que su profesión es su pasión y como amante del diseño nórdico, en su hogar no podían faltar algunas fotografías que hacen de esta casa una auténtico museo.
Su casa se encuentra en Montreal y poder hacer un recorrido por ella, aunque sea a través de este post, es todo un privilegio. Un una vivienda llena de luz, de techos altos y en donde los protagonistas son los tonos naturales. A pesar de haber sido restaurada, la casa mantiene su encanto histórico y transmite mucha paz.
No sé si os habrá pasado lo mismo que a mi, pero yo en ocasiones he visitado casas de gente aficionada a coleccionar obras de arte y lo que han conseguido con ello es convertir un hogar en un almacén de cuadros y piezas artísticas sin encanto ni coherencia alguna. Sin duda, la casa de Maude Arsenault es un ejemplo de cómo podemos incluir grandes obras de arte en nuestro hogar sin por ello restar calidez y confort a las estancias, de hecho, con su selección de fotografías y su cuidada distribución, sin recargar ninguna habitación, ha logrado otorgar personalidad y encanto a cada estancia.
Una maravilla de casa nórdica que transmite estilo, buen gusto y mucha vida, ya que vive sola, comparte este precioso hogar con su marido y sus tres hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *