UN SIMPLE ESTANTE COMO ALTERNATIVA AL CABECERO DE CAMA

Para los amantes de los espacios relajados, minimalistas y funcionales existen alternativas con las cuales aprovecharlos sin recargarnos de muebles y accesorios, a veces, innecesarios, que lo único que hacen es ocupar espacio y en ocasiones pueden dar sensación de desorden o de espacios más pequeños de lo que realmente son.

El dormitorio es el lugar de descanso de nuestro hogar, aquí, necesitamos elementos que nos aporten funcionalidad como almacenamientos y armarios y un buen lugar para descansar, una cama confortable rodeada de los muebles y accesorios necesarios para aportarnos servicio sin enturbiar nuestro feliz descanso. 

Para conseguir ese espacio deseado, tranquilo, ligero y con estilo, una gran idea es colocar un estante sobre nuestra cama, a modo de cabecero, así podremos prescindir de cabeceros convencionales, que salvo algunos diseños más actuales y frescos, la gran mayoría se están eliminando porque recargan la habitación y le dan un aire algo desactualizado,. Estos estantes son de lo más prácticos, a penas ocupan espacio y en ellos podemos colocar libros, cuadros, apliques o guirnaldas para conseguir un punto extra de luz, el despertador… Si la balda tiene un fondo aceptable podremos colocar incluso el móvil o un vaso de agua.

Como veréis en las fotos, con un simple estante conseguimos un cabecero, conseguimos cubrir el servicio que nos da una mesita auxiliar y además conseguimos crear un espacio decorativo adicional en el dormitorio.

Baldas superpuestas, una encima de otra, en el lateral de la cama, baldas largas o más cortas, acabadas en madera natural, en color blanco, en colores que vayan a juego con el resto de la decoración… Tenemos una gran libertad a la hora de escogerlas. Y si nuestra cama está bajo una ventana con alféizar, entonces podemos colocar el estante sobre éste para aprovechar ese lugar.

Vía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *