UN APARTAMENTO NÓRDICO LLENO DE CONTRASTES Y ENCANTO

Hoy os quiero compartir un apartamento de estilo nórdico que, gracias a la combinación de tonos neutros, a los contrastes y los tejidos ligeros y cálidos que se han escogido para cada estancia, lo hacen digno de ser un lugar de ensueño y es que, gracias al buen gusto y a la delicadeza con la que se han escogido hasta los más mínimos detalles, se respira paz y tranquilidad en todos sus rincones.

Al mismo tiempo, su decoración es relajada y funcional, está pensada para que en esta casa se pueda vivir, se pueda descansar y disfrutar sin por ello descuidar el buen gusto en la decoración.

La gama de grises, blancos y negros predomina y contrasta con materiales naturales como la madera del suelo y la doble puerta, tan especial, que separa el salón de la cocina y que otorga a la vivienda un aspecto rústico de lo más acogedor. La cocina es sencilla, amplia y llena de luz, al igual que el salón, pero sin duda la habitación más especial de esta vivienda es el dormitorio, no os perdáis la combinación de colores y tejidos que se han usado para crear un ambiente de descanso que, sobre todo, no deja indiferente…

Una vivienda de ensueño que te transporta a las nubes

En contraste al resto de la casa, aquí las paredes son casi negras y unas telas vaporosas, algo tan simple, pero perfectamente colocado sobre la cama, hacen que este sea un dormitorio elegante, relajado y sobre todo envolvente, un lugar para soñar despiertos.

Vía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *