SERENO Y OTOÑAL. EL APARTAMENTO IDEAL EN GOTEMBURGO

Hoy os quiero enseñar un mini apartamento de lo más otoñal. Un espacio que ya nos provoca ganas de invierno, de acurrucarnos en el sofá durante toda una tarde de domingo con nuestra manta y película favorita.

Y además, es un ejemplo más de que de una vivienda pequeña podemos conseguir un hogar precioso y de lo más acogedor. Esta casa brilla por su belleza escandinava, techos altos, grandes ventanales, tarima de madera y tonos neutros, sutilmente combinados con materiales como la madera, el ratán y tejidos vaporosos que, en conjunto, crean una atmósfera serena y confortable.

Para optimizar el espacio la sala de estar convive con el dormitorio, pero son dos espacios totalmente independientes a la vista, a pesar de estar unidos.

Detalles como la lámpara de pie situada en la sala de estar y de inspiración industrial, la chimenea, tan típica de las casas nórdicas, o los complementos en ratán, como la lámpara de techo de la cocina, la butaca, los cestos… son los que marcan la diferencia y hacen de este espacio un hogar lleno de vida.

Espejo pared Pretty, cobre

Hasta la cocina, a pesar de ser casi diminuta, se ha distribuido de tal manera que parece todo un comedor privado y selecto, con esa terraza abierta al fondo que deja entrar la luz del sol.

Vía.

Un comentario en “SERENO Y OTOÑAL. EL APARTAMENTO IDEAL EN GOTEMBURGO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *