Entrevista a De La Purissima: “Es un momento de transición músical, los que mejor se adapten sobrevivirán”

Ha dejado atrás la peineta pero la esencia de De La Puríssima permanece inmutable.

En 2015 la música española experimentó un soplo de aire fresco con el primer disco de De La Puríssima, un dúo que mezclaba el cuplé con el jazz y con unas letras subversivas y directas que hablaban de temas que a veces nos cuesta comentar. Dos años después, con multitud de conciertos dentro y fuera de España y giras y entrevistas de por medio De La Puríssima se ha hecho un hueco dentro del universo musical patrio. Esta noche actúan a las 23 horas en el madrileño Café Berlín, un lugar de referencia para los amantes de la música en directo y una oportunidad para comprobar de primera mano que De La Puríssima hipnotiza musical y visualmente.

Hablamos con la voz del del grupo, Julia de Castro (Salamanca, 1984) sobre su nuevo trabajo, la evolución que ha sufrido el grupo desde su formación, la reivindicación que se esconde detrás de sus letras y cómo se plantea su próxima gira.

Vas a estrenar nuevo disco, Sonora, puedes contarnos ¿cómo ha sido el proceso detrás de este último trabajo y qué le diferencia de vuestros anteriores discos?

Por primera vez contamos con productores que además son mexicanos: Camilo Lara y Sergio Mendoza han dado un cambio radical a nuestro sonido. Poner los temas bajo su prisma ha sido enriquecedor, es cierto que ya la manera de componer también es distinta, yo noto que he madurado, pero principalmente destacaría el sonido fronterizo. También es crucial que se haya grabado por entero en Tucsón (Arizona) con músicos autóctonos. Es la ciudad con más músicos por metro cuadrado que conozco… Arizona y México se huelen en el disco…

¿Cómo se presenta la gira de este disco? ¿Habrá ciudades extranjeras en vuestro itinerario?

Empezamos en esa gran plaza que es el Teatro de la Zarzuela, Daniel Bianco [director del teatro] está llevando a cabo una labor admirable. Quiere acercar el folclore a un público más joven y lo está consiguiendo con mucho tacto, programarnos es asumir un riesgo con el público abonado.

Después viajamos al Festival de jazz de Sibiu y al de Atenas con el Instituto Cervantes, es una institución que nos ha apoyado mucho para difundir la música española más allá del flamenco que es lo que normalmente se espera fuera de España.

Luego tenemos un par de conciertos en España y en noviembre nos vamos a México. La realidad es que no hemos enseñado los temas aún, son frescos, son muy veraniegos, ojalá estemos a tiempo de mostrarlo en festivales este verano.

¿En qué crees que ha cambiado De La Puríssima desde sus inicios?

Para empezar estoy dejando de hablar tanto en los conciertos, esto era un sello de la casa. Ahora confío plenamente en la música. También estéticamente he dejado la peineta, eso me ayuda a la evolución de la propia música. Y por supuesto destaco la electrónica que es un factor absolutamente novedoso para nuestro trío de jazz. Moombai Moon ha entrado en nuestra vida y con ello la posibilidad de salir de los clubes de jazz y abarcar espacios más grandes.

¿Cómo se originó De La Puríssima?

En mi último día en la RESAD (Real Escuela Superior de Arte Dramático), la última función de fin de grado conocí a Miguel Rodrigáñez. Yo viajaba al poco a Nueva York, pero esa misma noche le propuse crear un grupo de jazz. Él me miró incrédulo y educadamente me dijo “Cuando vuelvas quedamos y tocamos un par de temas…vamos a respirarnos primero un poco”.

Cuando volví yo había cerrado un bolo sin consultarle. Fui a su casa, tocamos un par de standars y me dijo: “Lo que quieras”, por lo pronto tenemos un bolo en una semana respondí.

entrevista de la purissima
©Foto: Siempre Mela

 

El cuplé está muy presente en tu música, ¿por qué crees que este género, que tuvo una edad de oro en España hace años, ahora está relegado a un plano tan secundario?

Tiene una explicación histórica, una mujer en escena con semejante aceptación sexual no comulgaba con los valores del régimen franquista. Se vetó por completo y se instó a que se creara un género más afín: la copla. La gente relaciona el cuplé con la dictadura, es un fallo de percepción, sienten rechazo por este género. Yo misma no me hubiera interesado de no haberlo estudiado por casualidad. Solo hay que desempolvarlo y desarrollarlo, el género ínfimo conquista por sí mismo.

¿Qué músicos, artistas o personajes influyen en las letras y música que creáis?

Todo lo que nos interesa nos influye, Lady Gaga me interesa, Lana del Rey también, la música Sefardí me apasiona, desde Scott Laffaro o Billie Holiday a Frank Ocean o Nicolas Jaar.

Tu música es reivindicativa, ¿qué reivindicación crees que es la más necesaria llevar a cabo a día de hoy?

La que le perturbe a uno mismo, si no, no va a funcionar. Si estás incómodo en algo lo cantas… En mi caso es la sexualidad, claramente está subrayado en todas mis letras. Curiosamente luego me doy cuenta que esa reivindicación está más extendida de lo que parece. Cuando acabo un concierto, lo que más se acercan son mujeres, me agradecen que hable de temas concretos, supongo que incómodos para ellas. Ahora mismo mi batalla es con el deseo.

entrevista de la purissima
© Foto: Borja Suárez Lázaro-Galdiano

 

Una de tus señas de identidad es tu estilo a la hora de vestir, ¿cuál es la prenda más especial para ti que guardas en tu armario?

Unos zapatos Dior de pitón. Apenas puedo andar con ellos, pero subida encima soy otra persona.

¿Una canción que no falte en tu reproductor de música y que siempre te apetezca escuchar?

Super Rich Kids de Frank Ocean.

¿Cómo crees que es la situación actual de la industria musical en España?

Sinceramente yo te puedo hablar de la música en directo, nuestro primer disco, VIRGEN, lo hemos autoproducido y no tengo experiencia en la industria más allá de los conciertos. Creo que a nivel creativo estamos en un momento muy dulce, me interesan artistas de diferentes estilos, los festivales se llenan, los directos también, la relación músicos – oyentes es muy fiel. Quizá falla un apoyo más firme desde los medios. Me gustaría que la música en directo estuviera presente en la televisión, no en forma de concursos de talento, sino con un enfoque más profesional.

¿Crees que las nuevas generaciones, acostumbradas a una diferente forma de consumir música, permitirán que la situación cambie definitivamente y mejore?

La industria está cambiando en sí misma, ha favorecido a unos, y ha perjudicado a otros, ni siquiera desde dentro se sabe cuál va a ser el camino. Ahora el público tiene más poder que las discográficas, un grupo se escucha y se consume sin necesidad de que un directivo crea en él. Por ahora monetizar a través de las plataformas digitales empieza a dar resultados, y los directos se han convertido en una fuente de ingresos incuestionable. Es un momento de transición, los que mejor se adapten sobrevivirán.

entrevista de la purissima
©Foto: Borja Suárez Lázaro-Galdiano
Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *