The Caribbean Female Gaze / La Mirada Femenina del Caribe

10649856_10152413619243867_6970462450395002843_n

Vanessa Rosales

En la historia, las mujeres hemos sido usualmente un objeto especular, objeto creado y representado por la mirada masculina. El recorrido del arte occidental, las expresiones visuales de la modernidad, los lemas de la fotografía y el cine están todos llenos de representaciones donde la mujer es objeto de la mirada masculina. En esa tradición visual, las mujeres aprendimos a percibirnos como objetos, internalizamos esa forma de vernos a nosotras mismas.

Las imágenes de mujeres fueron, entonces, producidas mayoritariamente por la mirada masculina. Las tecnologías digitales han permitido subvertir de cierta forma ese orden. Por primera vez en la historia, las mujeres han tenido la capacidad de controlar su imagen, de representarse a sí mismas visualmente. Este control sobre la imagen significa que las mujeres logran impregnarlas con su propia naturaleza visual – una que se fija en la belleza y el detallismo. Lo espinoso de este tema es que las mujeres largamente han definido su identidad con base a su apariencia. El espejo se convierte en la fuente donde una mujer se mira, se evalúa y confirma su identidad.

La era digital ha traído control femenino sobre la imagen, pero ha hecho de las pantallas digitales el nuevo espejo. Esto refleja las ambivalencias de la feminidad actual: poder inédito de controlar y representar nuestras propias imágenes, perpetuación de una tradición en que nos definimos según apariencia e imagen, y hoy, particularmente un mundo que nos satura con un flujo vertiginoso, abrumador, magnífico, de imágenes

2 comentarios en “The Caribbean Female Gaze / La Mirada Femenina del Caribe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *