La mascarilla definitiva para combatir el maskné vale menos de 5€

Es de Mercadona y cuando la pruebes no vas a querer vivir sin ella

En estos últimos tiempos, debido al uso de la mascarilla higiénica, hemos tenido que hacer frente a un nuevo problema facial, el maskné. Como bien sabrás, se trata del acné producido por la utilización continuada del cubrebocas. Granitos, puntos negros, rojeces… Cubrir durante tanto tiempo nuestra piel sin dejarla respirar tiene un efecto negativo en esta que debemos solucionar. ¿Cómo? Apostando por una buena mascarilla para el maskné, un tratamiento que la oxigene y que le aporte toda la salud que ahora necesita.

Mascarillas higiénicas

Productos para esta afección hay muchos, pero pocos son los que cumplen de verdad su función y, menos, los que lo hacen a un precio asequible. Pero que sean pocos no significa que sean difíciles de conseguir. De hecho, ahora lo tienes muy fácil porque en Mercadona han sacado la mascarilla para el maskné más perfecta por menos de 5€. Hablamos de Bubble Mask & Scrub, un tratamiento limpiador y exfoliante que se utiliza una o dos veces por semana para vencer esta dolencia de una vez por todas. Y es que, gracias a los microorganismos oxigenantes que contiene, limpia y repara la piel dejándola lisa e iluminada.

Mascarilla para el maskné Bubble Mask & Scrub de de MercadonaEntre sus ingredientes se encuentra el extracto de Dragon’s Blood, un componente 20 veces más potente que la vitamina C, que gracias a sus moléculas de alto poder antioxidante ayudan a regenerar la piel. Además, está elaborada con perlita, un mineral natural que retira suciedad, células muertas e impurezas gracias a su gran poder exfoliante.

Mascarilla para el maskné de Deliplus

Es de la línea Deliplus y la puedes encontrar en Mercadona por tan sólo 4,50€. Además, aunque está especialmente indicada para las pieles más fatigadas y apagadas ya que las recupera aportando luminosidad, es ideal también para todas las tipologías. Sin duda, Bubble Mask & Scrub es la mejor oportunidad para limpiar nuestro cutis en profundidad y, por fin, decirle adiós al maskné sin necesidad de gastarse una fortuna para ello.