Post Exprés: Decálogo anti estrés

monasterio_valbuena-castilla_termal-checosa08

Lo admito. Soy una estresada de la vida. Me gusta mi rutina, mi paz, mi organización, mis planes. Cuando hay varias cosas que me sacan de mi guión, me estreso. Yo además, no soy de esas que funcionan mejor bajo presión, no. A mi me va el buen rollito, la calma, el take it easy.

Como ya llevo algunos años conociéndome, tengo mis truquillos para que ese estrés no me afecte demasiado.

Dicen que el estrés está provocado por cómo nos enfrentamos a nuestros problemas, nuestra forma de pensar, nuestra actitud y que siempre, siempre se pueden poner en práctica técnicas para disminuir esas sensaciones que tan lejos están del bienestar.

A veces, me parece sorprendente cómo puedo llegar a relajarme hasta un punto extraordinario y volver al mismo nivel de estrés anterior en un periquete pero oye, ¡que me quiten lo bailao!

Allá voy con mi decálogo anti estrés, me encantará leer el vuestro.

1. Reservarás una noche de amor en el Monasterio de Valbuena, cena para dos y spa final 🙂 ¡No! pero sí… a mi nada me relaja más que los mimos “pa mi body” y más aún si es en compañía. No me hace falta un monasterio ni un spa como este (aunque es un plus maravilloso que nunca está de más), pero en días de estrés, un baño relajante, un masaje con aceite después de la ducha, un ratito de mascarillas… me funciona.

2. Harás algo de deporte. Una caminata, una sesión de gym, unos Saludos al Sol en el salón de casa… Yo termino siendo otra.

3. Evitarás a aquellos que te estresarán más. Tú sabes de quiénes hablo 😉

4. Pero, quedarás con esa persona que te hace reír, bailar y cantar.  Es verdad que a veces, el estrés está acompañado de una lista de infinitas cosas que hacer y no tenemos mucho tiempo de nada pero, 10 minutos de conversación con ella (o con él), te harán volver a la realidad con otra perspectiva.

5. Cuando tengas tiempo, escribirás. Cuando no, pensarás. Piensa, ¿qué me provoca esta sensación? y escribe o piensa una lista de aquello que puedes hacer para aliviarla. Así te será más sencillo ponerte manos a la obra y serás más capaz de relativizar.

6. Respirarás. Yo al estrés, lo siento. Lo siento por ahí, debajo de la garganta y encima del estómago. Al respirar con consciencia y profundamente lo diluyo. Pruébalo.

7. Callarás. A esta regla he llegado después de mucho hablar. Cuando estés estresada, calla. Casi nada de lo que digas estará cerca de lo que quieres o piensas en realidad.

8. Dormirás. Mañana más.

¡Feliz relax!

monasterio_valbuena-castilla_termal-checosa05monasterio_valbuena-castilla_termal-checosa02monasterio_valbuena-castilla_termal-checosa01monasterio_valbuena-castilla_termal-checosa06monasterio_valbuena-castilla_termal-checosa03monasterio_valbuena-castilla_termal-checosa07monasterio_valbuena-castilla_termal-checosa10monasterio_valbuena-castilla_termal-checosa09monasterio_valbuena-castilla_termal-checosa04

14 comentarios en “Post Exprés: Decálogo anti estrés

  1. Jo, me ha encantado Olga. Pero mucho, mucho. Me siento muy identificada.
    Es que ahora no puedo escribir más pero te lo quería decir! Un beso!

  2. Toda la razón del mundo, es que todos esos factores nos afectan y nos relajan a la vez. Intentaré evitar a las personas que me estresan y los ruidos.
    Un besito guapa 🙂

    1. Uy, las personas estresantes cuanto más lejos mejor jajajaj
      Un beso y gracias por comentar!

  3. Buena manera de acabar el lunes; me voy relajaita a la cama, jeje
    A mi me funciona ir al gim o salir a correr al monte y sudaar para volver a casa “aliviada” ; tras una buena ducha estoy como nueva

    💋Hasta mañana

  4. Pues yo, aquí tratando de convencer a mi partenaire para que me lleve a ese magnífico balneario. Porque yo con tanto trabajo y tanto quehacer no me quito el estrés con cosas sencillas. Necesito un fin de balneario por lo menos. ))

    1. Insiste, insiste!!!!! ese balneario es puro relax!
      Te mando un beso enorme y muchísimas gracias por tu comentario!

  5. Buenísimos consejos Olga!

    Yo era tipo tú hasta que tuve a mi primer hijo y entonces casi me vuelvo loca. No podía seguir siendo como había sido hasta ese momento, tuve que cambiar el chip y aprender a relativizar. Cuando mis niños me sacan de quicio, que es TODOS los días, o me empiezo a agobiar por algún tema personal o de trabajo, respiro, respiro, me visualizo en la playa paseando y dejo que mi mente me teletransporte… A continuación intento ponerle todo el amor que puedo a cada cosa que hago y sin esperar que eso me rebote, porque es mucho pedir! Pienso que no hay nada mejor que hacer las cosas con todo el amor y el esfuerzo posibles aunque solo tú lo sepas y lo valores.

    Besazos

    1. jajajaj sí, supongo que el nivel de estrés que llega cuando llega un hijo debe ser de traca… hacer las cosas con amor también es buen truco, gracias por comentar!!!

      Te mando un beso enorme!

  6. Tengo una época de stress por excelencia….así que intentaré aplicarme esto, me faltan horas, sueño, autocuidarme, y me sobra mucha ansiedad….. =(

    1. Ayyy, Cris!
      Te recomiendo un poquito de autocuidarte. Como creo que nos parecemos y a mi eso me sienta tan bien, creo que también te sentará bien a ti 🙂 15 minutos y de automimos son suficientes. Y relativizar, eso también me funciona

      Te mando un beso enoooorme. Feliz miércoles y muchísimas gracias por tu comentario.

  7. Me encantó tu escrito… yo estoy aplicando varias de ellas porque el año pasado me di cuenta que la gente que decides mantener o alejar de tu vida es de vital importancia para ser feliz.
    Voy a poner en práctica lo de escribir, cuando era adolescente lo hacía a menudo y sí que ayuda!!

    Besos

    1. ¡Gracias Cynthia! Te mando un beso fuerte y te animo a escribir, para mi es lo mejor para organizarse y calmar los estreses que llegan cuando hay mucho por hacer.

      Mil besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *