Cosmética emocional

Prometo que este puente, responderé cada uno de vuestros comentarios. Aunque lleve semanas sin responder os leo siempre y me encanta hacerlo.

Hace ya un tiempo que Eva Villar está hablando en su blog y en sus redes de la Cosmética Emocional y a mi me está pareciendo muy interesante. En uno de sus últimos posts, hablaba sobre cómo ella trata de utilizar rituales de belleza para “escapar” de esos momentos no tan buenos que la vida nos pone en nuestro día a día. Lo enfocaba a sus hijas y decía que, su generación, fue la que aprendió a sosegar la angustia y los malos sentimientos con comida (basura) y quería tratar de inculcar a sus hijas otras formas más saludables de conseguir darle la vuelta a la tortilla. Creo que en mi caso, me identifico más con una generación que se ha escondido en el Shopping a diestro y siniestro para aliviar esos malos días.

Seguro que tenéis  amigas u os identificáis con este comportamiento vosotras mismas: Día duro en el trabajo, en casa, con uno mismo… me merezco este par de zapatos. 

Me encanta pensar que está en mi mano mejorar un mal día por malo que sea y a veces os he contado que salir a hacer deporte, cocinar algo rico o regalarme algún ritual de belleza en solitario o en compañía son mis tácticas infalibles para que mi día malo pase a ser… no tan malo. Como el post se titula Cosmética Emocional, me gustaría recopilar en este post, algunos que he compartido con vosotras por aquí con algunos planes muy beauty, placenteros y perfectos para poner en práctica de una forma consciente y bonita y lograr así sentirnos mejor ¡casi al instante!  Se avecinan algunos días de descanso ¿alguien se anima con alguno de estos?

1. Yo es al que más acudo cuando mi día ha sido de los intensos. Saco a la palestra a mis aliados y me dedico 30 minutos de confort absoluto con una rutina de noche fácil y muy, muy reconfortante. Os la conté paso a paso en este post y con este vídeo. ¿La visteis?

2. Otro de los planes perfectos a la hora de elegir regalarse unos minutos de desconexión sin salir de casa es hacerse algún tipo de tratamiento más específico. Conmigo e(n esta época del año en la que necesito darle algo de vidilla al pelo), no falla este: Un tratamiento capilar anticaída. La semana que viene cae fijo.

3. Con la compañía de tus sobrinos, tus hijos, algunas amigas o amigos o solita. Si estás cerca del mar y tienes la opción de clonar mi propuesta, ¡no te la pierdas! A mi pocas cosas me dan más paz total que hacer cualquier cosa olas de fondo: Exfoliación playera con mi chinita. 

4. Si lo que te apetece es revitalizar tu cuerpo, también a veces elijo este ritual corporal maravilloso del que sales nueva. Lo puedes hacer antes de ir a dormir y te relajará, y también antes de empezar el día y te ayudará a hacerlo cargada de energía. Os lo conté todo en este post. 

5. Y si no quieres complicarte demasiado y lo que te apetece estar tumbada un rato tratando de poner la mente en blanco, ¿por qué no pruebas a hacerlo con una mascarilla de arcilla blanca y algún aceite esencial que hará que ese momento sea aún más top? Os di una idea en este post. 

¡Contadme! Contadme si os interesa este tema de la cosmética emocional, cuáles son vuestros escapes frente a un día malo y qué planes tenéis para los días que se avecinan. ¡Feliz puente!

 

4 comentarios en “Cosmética emocional

  1. Me identifico totalmente con el momento “compra compulsiva para compensar un disgusto en el día”. No sólo tiembla mi cuenta corriente, sino que luego en casa el momento de la compra también me pasa factura cuando lo comprado no me termina de convencer, o apenas lo uso, etc.

    Así que también me he pasado a la cosmética emocional (aunque a veces la compulsión compradora aflora). Como casi no tengo tiempo, me conformo con una ducha un poco más larga de lo habitual con alguno de los geles y/ o jabones que tengo que tienen un aroma más especial.

  2. Me encanta la idea. Dedicarse unos minutos agradables a una misma, en vez entrar en la locura de la comida o las compras.
    Me encantan tus posts sobre belleza y rituales. Me encanta esta dirección del blog de healthy life ( te sigo desde hace años…)
    Un saludo

  3. A mí me vale con una buena ducha completita; exfoliación e hidratación; y si ademas la limpieza de la cara la hago pausadamente… con mimo, pues me resulta muy agradable y me quito el cansancio ya!
    Tras un mal dia tb me ayuda mucho disfrutar de una buena peli y así desconectar para luego dormir

    * Buen finde

  4. Me siento muy identificada con lo de comprar compulsivamente, además luego a veces me siento culpable porque no lo necesito o directamente pienso que pingo me compré. Esto me va pasando menos, sobretodo con la ropa. Qué ya no me llama tanto, ni sigo modas, o eso creo…

    A mí me relaja por las noches desmaquillarme con unos productos naturales que he descubierto, darme una ducha con un gel de weleda o de lush, que son mis favoritos y ponerme un pijama limpio (también me sube un poco el ánimo ponerme mona para estar en casa, que aunque no nos vea nadie, estar cómoda, limpia y con un pijama chulo es otro nivel).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *