Receta de galletas de avena y semillas

Tenía pensado compartir con vosotras esta receta mañana viernes para que así, os motivarais a hacerlas el fin de semana pero hace un rato, me apeteció plantear una encuesta en IG Stories y la gran mayoría preferíais verla aquí y ahora. Ya sabéis que para mi vuestros deseos son órdenes así que, allá voy con la receta de la semana.

Uno de los últimos días en Málaga hablaba con una amiga mami sobre el tema de la alimentación de los más pequeños. Yo, -no madre-,  ilusa y con la ilusión de que mis futuros hijos se alimenten de la mejor forma posible, le decía:

  • No, aunque creas que sí lo es, una rebanada de pan Bimbo con pavo no es una opción sana para una niña de tres años…
  • ¿Y entonces? ¿qué merienda? ¿galletas de esas de plátano y avena que hacen las madres con tiempo? ¡A mi no me da la vida!

Para ella y su falta de tiempo va dedicado este post. No tengo ni idea de si a los niños les parecerán que estas galletas están ricas pero yo os digo que están DELICIOSAS, son muy nutritivas y que se hacen, contando con el tiempo de horneado, en 30 minutillos.

La receta original la saqué de una de esas postales que ofrecen en los supermercados Veritas (tenéis los ingredientes y el paso a paso en la segunda foto) pero yo la he tuneado después de haber probado la que aparecía en el tarjetón y creo que mi combinación queda aún mejor. ¡Contadme! ¿Alguna receta exprés que queráis contar por aquí dedicada a las sin tiempo? ¿quién se animará a hacerlas?

Ingredientes para unas 10 galletas pequeñas:

1 taza de avena en hojuelas
1 cucharada grande de semillas de lino
1 cucharada grande de semillas de sésamo
1 cucharadas de almendra cruda laminada
1 cucharadita de canela
2 pastillas de chocolate negro a trocitos
2 claras de huevo
1 cucharada de sirope de dátil (podéis utilizar el endulzante que más os apetezca).

Paso a paso:

En la receta que llegó a mi, no decía nada de triturar las semillas (es importante triturarlas para poder digerir bien sus nutrientes pero no pasa nada por comerlas sin triturar, más allá que no las aprovechamos igual así que yo, a veces las trituro y a veces no).

El paso a paso no puede ser más sencillo: Pon todos los ingredientes, pon papel de horno en la bandeja, haz bolitas con la mezcla y aplástalas para que queden en forma de galleta (con el tamaño y la forma que veis en mis fotos, quedan crujientes por fuera y algo blanditas por dentro, si las hacéis más finitas quedarán más crujientes y al revés pues, al revés…) y hornea durante 20 min a 180º con calor arriba y abajo.

Cuando las galletas estén listas, sácalas del horno y deja que se enfríen por completo sobre la rejilla (no guardéis las galletas cuando están aún calientes o se reblandecerán), cuando estén frías, están listas para guardar en un recipiente de cristal y a disfrutar.

4 comentarios en “Receta de galletas de avena y semillas

  1. Ahora me comía un par de ellas, ummmm… (acabo de “merendar” una tostada con aguacate) para aguantar hasta la cena. Te pillo la receta 😊

    Me marcho al ingles..
    * A sonreir

  2. Yo hago mis galletas de avena desde este verano, y desde entonces no como otro dulce. Pero, a mi niña, no le gustan.
    Un abrazo!
    Yolanda M.L.

  3. Pues ayer mismo hice galletas de avena con espelta, lino, canela, coco rayado, sésamo y un poco de azúcar moreno. Quiero probar a hacer en casa sirope de dátiles y cómo tengo almendras caseras (almendros, vaya). Voy a laminar unas cuantas y cuando se acaben éstas que hice voy a probar tu receta, a ver si a mi hija le gustan más por lo del chocolate.
    Pero tengo un duda, de cuantos gramos son las tabletas de chocolate?
    Gracias Olga, un saludo.

  4. Te copio la receta, seguro que a mi hijo le gusta, pero ya te digo Olqui, que a veces es muy complicado darle de merendar (tanto para el recreo como para la tarde a los niños) yo procuro darle bocadillos y fruta, algún yogur, etc…..pan con quesitos, zanahorias….es muy muy complicado, los niños pequeños, ya con la edad de mi hijo, saben lo que les gusta y lo que no, y si le planto un bocadillo de pepino o una tostada de aguacate, me la tira a la cara… es cierto que desde pequeñito (yo no sabia que existía el baby led weaning por entonces) en vez de darle la verdura en trozos para que el las chuperreteara, se las daba en puré, por lo tanto, su paladar no se ha acomodado a lo que a mi me gustaría….
    Aún con todo creo que la dieta de mi hijo es bastante equilibrada, pero te juro que a veces te rebanas los sesos para saber que cenan, que comen etc….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *