Thermomix, ¿sí o no?

Desde que nos hicimos con él (sí, una vez en un evento nos contaron que se trata de EL Thermomix),  he recibido y contestado muchísimos comentarios y mails con la misma pregunta; ¿recomendarías comprar la el Thermomix? ¿la lo utilizáis mucho? ¿habéis engordado desde que la lo tenéis?  Llevaba tiempo con ganas de hacer este post y hoy ha llegado el día. Creo que a todo el que me pregunta le digo lo mismo: todo lo que puedes cocinar en Thermomix, puedes hacerlo también en tu cocina con sartenes, ollas y con la ayuda de una batidora potente. Es, en mi opinión, un capricho que aunque es, por supuesto, prescindible para cualquier “cocinero de su casa”, a nosotros nos ha aportado muchas cosas buenas. Ahí va mi lista de 7 motivos por los que doy un Sí a Thermomix. ¡Contadme! ¿La lo tenéis? ¿la lo utilizáis? ¿la queréis? ¿la vendéis?

  1. Como siempre que compras algo nuevo destinado a una actividad concreta, la ilusión crece. Cuando llega Thermomix a tu cocina, te apetece cocinar más que sin ella. Supongo que con el tiempo, como en todo, la ilusión se desvanecerá pero a nosotros aún nos dura. La utilizamos prácticamente cada día.
  2. Si no tienes ni idea de cocinar, se convertirá en tu mejor amigao. Además,  será un amigo de esos que te ayudan a ser mejor. Es tan fácil de utilizar que hasta los negados conseguirán hacer recetas deliciosas.
  3. Nunca antes habrás tomado cremas de verduras tan deliciosas en casa. Emulsionadas, cremosas, saludables, perfectas. Ni Smoothies tan bien batidos, gazpachos, salmorejos, ajoblancos…
  4. La mayoría de l@s que me escribís, lo hacéis con la preocupación de que tenerlo, os incitará a cocinar recetas poco saludables y muy calóricas pero yo os aseguro que no es así. Bueno, claro, dependerá de vosotros pero prácticamente todas las recetas pueden adaptarse a otras más sanas, con menos grasa y menos sal, con ingredientes mejor elegidos. Si sigues algunas recetas paso a paso, medida a medida, te aseguras de que el plato saldrá perfecto pero siempre puedes jugar con las proporciones y los ingredientes para conseguir tu propia versión.
  5. ¿Nutella? ¿masa de pizza? ¿mermelada? ¿crema de cacahuete? Todo eso en versión home made y hecho con tus propios ingredientes es pan comido.
  6. La comodidad hecha máquina. Vale, puede que para cocinillas más expertos hacer un pisto, salsa de tomate, crema de verduras, potajes, pollo al Chilindrón en una olla también sea algo fácil, cómodo y “rápido” de hacer pero para mi, hacerlo ahí es la requetepera limonera.
  7. También si te gusta hacer el arroz en una cazuela, si prefieres las legumbres al fuego o hacer el alioli como se ha hecho toda la vida, te servirá de apoyo. Podrás sacarle partido hagas lo que hagas, desde unos huevos cocidos con verduras al vapor hasta el guiso más elaborado.

Si os la lo podéis permitir y os apetece, os animo a que os hagáis con ella él. Si lo cuidáis bien y termináis por no utilizarlo, siempre quedará Wallapop 🙂

4 comentarios en “Thermomix, ¿sí o no?

  1. Thermomix sii, a mi me encanta, puedes hacer infinidad de cosas y saludables, como dices depende de cada uno. A mi aún me queda mucho por hacer y probar con ella.

  2. YO SOY UN SI!!!

    La tengo (si, articulo femenino) desde hace 10 años, y es un imprescindible, las cremas quedan con una suavidad increíble, las salsas, el pisto es para mi el más rico de todos, el gazpacho más de lo mismo, las albóndigas con salsa española….para amasar…en fin….y no digamos ya el accesorio del vapor, que para mi se ha convertido en un imprescindible.

    No entiendo muy bien que tiene que ver la relación thermomix a comer peor, cocinar comida menos saludable…no entiendo la relación….

  3. Yo no la tengo… no lo veo necesario pero como decis es de mucha ayuda y probablemente si lo probara me encantaría pero… aparte de su gasto, el espacio en la encimera ( la mia es pequeña..) aún no me decido a comprarla

    *A sonreir

  4. Para mí es un SÍ!!!
    Es cierto que como dices es un capricho, y es cierto que se puede vivir sin tenerl@.
    Pero a mí me hace la vida un poquito más fácil, creo que me permite comer un poco mejor en el día a día en cuanto a que lleva menos tiempo y puedes hacer otras cosas mientras cocina.
    Y también hay cosas tipo masas (por ejemplo) que probablemente nunca hubiera hecho si no l@ tuviera.
    No creo que nos haga comer peor, al fin y al cabo somos nosotros quienes decidimos qué cocinar.
    Tuve muchas dudas por la inversión de dinero que supone sin saber si le sacaría partido, pero ahora desde luego no me arrepiento en absoluto! 🙂

    Pdta: mil gracias por la recomendación de hace tiempo del restaurante Óleo en Malaga, he tenido que viajar por temas de trabajo y creo que voy a tener q volver aunque solo sea por poder comer allí de nuevo!! 😂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *