7 hábitos para tu piel que te recomiendo

Me hace gracia cuando me decís algo sobre lo bonita que es mi piel. Nunca he tenido una piel especialmente bonita. Tuve muchísimo acné de adolescente en la zona de la frente que por suerte frené a tiempo gracias al Roacután y después, también ese tratamiento unido a mi adición absoluta por probar todo lo que llegaba a mis manos, la convirtió en reactiva. Se enrojecía con mucha facilidad, era muy grasa en algunas zonas y muy seca en otras, no conseguía que el maquillaje quedara bonito porque siempre estaba ligeramente descamada… También tuve una racha en la que el acné (leve) volvió en la zona de la barbilla, no cicatrizo muy bien así que, granito que aparece, marca que se queda… en fin que, no soy de esas personas que tiene la piel divina de nacimiento y que poco hace por ella…

Desde que conocí a Eva Villar y empecé a trabajar más enfocada en el mundo de la belleza y a conocer a muchos profesionales de este sector, he aprendido muchísimo acerca de  cómo cuidarse (bien) la piel y sobre todo, he aprendido qué es lo que la mía necesita para que esté lo más bonita posible. Jugosa, con luminosidad, elástica, tersa, fina, unificada…

Está claro que cada piel es un mundo pero creo que en este post, he conseguido reunir 7 hábitos que yo llevo a rajatabla, me funcionan y que creo que a la gran mayoría les funcionaría. Allá voy.

  1. Debes saber que tu forma de alimentarte influye de una forma increíble en el aspecto de tu piel. Te garantizo que una buena alimentación ayudará a que esté más luminosa, saludable y bonita. Empecemos por ahí. Cuando veo a chicas de mi edad con brotes de acné, por ejemplo, pienso en esa alteración hormonal que lo está causando y también pienso en esa mala alimentación, malos hábitos, estrés… que no ayuda nada al desequilibrio hormonal que existe… (claro, salvando esos casos en los que los desequilibrios hormonales son por causas médicas más específicas…)
  2. El sol en la cara, lo mínimo e indispensable y las cremas de protección solar, también las mínimas e indispensables. Quiero decir que, si puedes conseguir que el sol no te de directamente en el rostro, es mejor que utilizar cremas con protección solar cada día que taponan tus poros, ensucian tu piel y la llenan de químicos. Si necesariamente estarás bajo el sol, utilízalas, of course pero si sales de casa por la mañana, te encierras en la oficina y vuelves a salir al sol a las 18h, no necesitas productos con SPF incorporado que solo hacen que sean más pesados e incómodos para tu piel. Si quieres broncearte, hazlo de forma muy, muy, muy progresiva.
  3. Exfolia, exfolia, exfolia. El único momento o la única zona que puede librarse de la exofliación, es si tienes acné, rosácea o cualquier alteración que necesite, calma. En ese caso, deja esa zona lo más tranquila posible, intenta no alterarla con productos agresivos y espera a que pase. Para el resto, la exfoliación es, en mi opinión, el tratamiento que puedes hacer en casa que, con productos adecuados para ti, mejor sentará a tu piel. Yo en verano, la hago 2 ó 3 veces por semana. En invierno 1 vez cada 7 ó 10 días me devuelve la luz y la tersura que tanto me gustan.
  4. Cualquier tipo de piel; seca, grasa, madura, mixta… puede volverse reactiva en algún momento o por momentos. Basta algún cambio en tu organismo, contacto con contaminación, estrés, alergias… para que la piel diga: STOP! y cambie por completo. Por ese motivo siempre digo que: menos es más. Si tu piel está en plena forma y aguanta “todo lo que le echen” no abuses de ella y trata de utilizar productos de calidad que no consigan alterarla. No pasa nada por utilizar productos con fragancias artificiales o parabenos pero, si puedes conseguir algunos libres de ellos para tu día a día y utilizar los otros de forma esporádica, mucho mejor.
  5. Con la edad, los cuidados cambian. Antes de los 3o jamás me lo planteé pero ahora, el ácido hialurónico, el colágeno o la vitamina C son algunos de los nombres que protagonizan mi neceser. Cuida de tu piel conforme a tu edad y esos cuidados darán sus frutos.
  6. Dale una nueva oportunidad a los aceites. Si sois de mi quinta, vivisteis una auténtica lucha encarnizada contra los aceites en nuestra adolescencia. El oilfree era el rey de la pista y eso, hizo mella en nosotras. Dar con formulaciones en aceites que funcionen en vuestra piel es un plus porque, tratan la piel de una forma increíble. Solo tienes que tener la paciencia de saber que encontrarás el tuyo.
  7. Dale tiempo al tiempo mientras te cuidas. Si tienes la piel hecha un desastre, no pienses que en dos semanas de nuevos hábitos va a cambiar. Por suerte la piel es muy agradecida y pronto se ilumina si le das lo que necesita pero, no seas impaciente y dale tiempo. Al final la verás más bonita que nunca.

¡Contadme! ¿Hábitos que queráis compartir conmigo? ¿en qué momento está ahora vuestra piel? ¡Feliz fin de semana!

11 comentarios en “7 hábitos para tu piel que te recomiendo

  1. Buen post para acabar la semana; mis cuidados se basan sobretodo en hidratar y nutrir ya que mi piel es seca (y con la edad va a más..). Mis cuidados son limpiar, exfoliar una por semana, alterno cremas con vitamina C o bien con hialurónico, serún… procuro usar productos con ingredientes naturales y sin parabenos…
    De acuerdo con tus recomendaciones; ademas de que las fotos son bonitísimas

    >Buen finde

  2. gracias Olga!
    El tema del acné es complicado, sobre todo el adulto, que normalmente se debe a cambios hormonales. La alimentación y los buenos hábitos ayudarán a mejorar el aspecto, pero si hay un factor hormonal no es fácil mantenerlo a raya. Yo ahora lo tengo bastante controlado, pero hubo un tiempo que nada, ni alimentación, ni cambiar cada 2 días la funda de la almohada, ni hidratarme a tope, ni tratar mi piel de la forma más respetuosa, ni el deporte… nada ayudaba. Me causa mucho respeto esto del acné adulto!
    Besos y buen finde!

  3. Muy buenos consejos! Yo tengo una piel que sin tener ningún problema significativo también ha hecho que investigue, busque y pruebe mil cosas… Grasa pero con tendencia a la descamación, propensa a la hiperpigmentacion, reactiva a muchos ingredientes químicos… A mi lo que más me ha funcionado es “escucharla”, sentirla. Me fijo en si mi piel se siente cómoda con lo que le hago, y me lo agradece mucho. Lo que mejor me funciona es limpiar muy bien y muy a menudo pero con suavidad y no olvidarme de la hidratacion que en mi caso debe ser mínima pues si no la piel se me engrasa una barbaridad. Me ha costado horrores encontrar ese equilibrio entre limpieza e hidratacion y creo que el mayor aliado ha sido la doble limpieza y el uso de aceites. Ha habido un antes y un después en mi piel creando una barrera protectora en la cara cuando me ducho (me aplico una capa generosa de algún bálsamo o aceite cuando voy a ducharme y lo retiro cuando salgo de la ducha). También a partir de los 30 he incorporado a mi rutina algunos ingredientes activos potentes, como tú, y creo que se nota mucho. Yo uso acido hialuronico, alfa Arbutina, escualeno vegetal y ácido azelaico. El menos es más también es importante para mi, usar los productos justos y con los ingredientes justos, no hay producto que compre sin mirar muy bien la lista de ingredientes. En fin, creo que todo se resume en mimo, constancia y paciencia 🙂

    1. Por qué creas esa capa protectora en la ducha? Me ha resultado curioso.

      1. Porque el agua caliente de la ducha no es muy buena para la piel, y así la protejo un poco y además si me cae champú, por ejemplo, no entra en contacto con la piel de la cara. Yo como hago la doble limpieza pues el paso de limpiarla con aceite lo hago en el momento de la ducha. Me aplico el aceite con la piel seca y cuando salgo de la ducha lo retiro con una toalla. Con el vapor de la ducha hace un poco como el efecto de una mascarilla hidratante y además la piel me queda muy limpia y como tranquila, diría yo. Lo leí en varios sitios y quise probarlo, y ya me he enganchado y lo hago siempre!

        1. Gracias! Voy a probar 😊
          Qué tipo de aceite se recomienda usar para piel mixta con algo de acne?

  4. Acabas de describir mi piel!! Hay días que mejor y días que cuando uso el “un cover up” de rms de repente es como si mi piel no lo integrara y saliera a relucir una especie de descamación. Es cierto que yo no la exfolio (más allá de lo que pueda exfoliar la muselina al quitar el bálsamo limpiador) pero nunca he encontrado ningún exfoliante “suave” que no haga que la piel se quede enrojecida e irritada, alguna recomendación??
    Y otra duda, cuando usas aceite usas también crema hidratante o la sustituyes? Gracias!!!

  5. Hola, pues yo tengo la piel sensible y mixta, he descubierto hace poco el guante glov para limpiar y exfoliar, menuda joya. La piel sensible da trabajo pero luce muy bonita si la cuidas. Muchas gracias por compartir

  6. Ay OLga… la piel es mi caballo de batalla, he tenido y tengo muchos problemas, me he echado de todo y ahora la tengo reactiva y con acné hormonal, es muy dificíl lidiar con esto, aunque ahora la tengo mejor. He conseguido equilibrar la grasa y no se me enrojece tanto, llevo casi un año usando aceites esenciales, y la verdad que estoy muy contenta, uso poco producto, natural y sin químicos. Yo que era fan de los productos de perfumería y de gastarme una pasta en cremas que solapaba una con otra, en esto de lo natural no creía nada, pero mira por donde aquí lo recomiendo.
    Si que noto que si descanso bien, como bien, hago deporte y sobretodo no me estreso la tengo mejor, pero cumplir esto me resulta complicado.

    Un saludo y gracias por contestar siempre por ig¡¡¡

  7. Muy bueno el post! La realidad es esa. No son solo las cremas. Hay que cumplir una serie de hábitos y tener mucha paciencia y si la genética ayuda pues mejor.
    Un saludo y gracias!

  8. Hola Olga,

    Gracias por tus posts. A mi me encantaría alguno sobre acné en adultos. Yo tengo esos granitos en la barbilla, que intuyo son hormonales, porque como saludable y me cuido, pero no hay manera de que desaparezcan. ¿Algún consejo?

    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *