Cepillado corporal

Llevaba muchísimo tiempo queriendo compartir con vosotras esto. Hoy, aprovecho a que en mi cuenta de Instagram os lanzo un nuevo concurso cariñoso especialmente pensado para que os cuidéis y os cuento más sobre qué beneficios obtendréis de utilizar el premio, así seguro que os animáis a participar 😀

Las que me seguís desde hace tiempo, sabréis que hace años que utilizo la exfoliación en seco + aceites varios para eliminar las células muertas, reactivar la circulación, iluminar la piel del cuerpo, aportarle más tersura y suavidad… Siempre os digo que para mí, eso unido a una buena alimentación y algo de actividad física es la clave para mantener la piel del cuerpo lo más bonita posible, con menos celulitis, piel de naranja, flacidez, opacidad. ¿Os suena ese aspecto tan apagado que tiene la piel del cuerpo durante los meses de invierno? Esta es una buena táctica para devolverle la luz perdida…

Pues bien, al igual que existen muchos tipos de aceites corporales con los que podéis hacer este ritual, también hay varias técnicas que podéis elegir para exfoliar la piel del cuerpo y hoy os voy a hablar del cepillado.  

Hace unas semanas, la tienda online de cosmética natural Made in Tribe, puso en marcha un reto que me pareció muy chulo: 1 mes de cepillado corporal. Me pilló en pleno viaje y no pude ponerlo en práctica pero hoy mismo lo empiezo porque os garantizo que es lo mejor, lo mejor, lo mejor que podéis hacer para preparar vuestra piel para el destape que ya, increíblemente, se acerca…

(Como adelanto del concurso que subiré a lo largo del día, os cuento que de todos los cepillos corporales que proponen desde Made in Tribe, yo he elegido este que veis en la imagen y que os recomiendo mucho y de todos sus aceites, elegí el Aceite Detox y Reafirmante que es el que voy a utilizar yo durante estas semanas, corred a mi Instagram y allí encontraréis toda la info del concurso)

*En el texto encontráis los links directos a los productos por si os interesan. 

El cepillado corporal es, además de un rato bonito que te regalas a ti misma cada día (puedes dedicarle el tiempo que quieras/puedas), algo que va a hacer algunas cosas buenas por ti, os cuento algunas:

1. Exfolia tu piel eliminando las células muertas.
2. Permite a los ingredientes activos de tu aceite penetrar en la piel de manera más eficaz.
3. Previene los pelitos enquistados.
4. Prepara la piel para los tratamientos, el bronceado y prolonga el
tono morenito de tu piel.
5. Ayuda a reducir las pequeñas arrugas.
6. Limpia y desbloquea los poros.
7. Libera endorfinas que reducen el estrés.
8. Aumenta la energía y también ayuda a liberarla y dormir mejor.
9. Tonifica los músculos y tensa la piel.
10. Estimula el sistema linfático eliminando toxinas y ayudando a reducir la celulitis y la inflamación.
11. Un sistema linfático eficiente protege nuestro sistema inmune, mejora la digestión y reduce la hinchazón.
12. Estimula la circulación sanguínea mejorando la oxigenación celular.

Mis trucos para convertirlo en un hábito y cómo hacerlo de la mejor forma:

  1. Elige el momento. No tiene que ser siempre a la misma hora pero si repites el ritual será más fácil que lo incorpores a tu rutina. A mi me gusta hacerlo antes de la ducha y en seco pero puedes hacerlo en mojado si lo prefieres.
  2. Empieza por los pies y cepilla con movimientos largos y enérgicos subiendo por las piernas. Al llegar a las nalgas deténte un poco y cepilla con movimientos circulares. Después, cepilla también el abdomen haciendo movimientos circulares, continúa con movimientos largos desde las manos hasta los hombros, termina por el pecho desde un hombro hasta el otro y si tienes la suerte de que alguien te ayude, cepilla también la espalda desde la cintura hacia los hombros.
  3. No cepilles la piel del rostro ni tampoco zonas sensibles de tu cuerpo o que tengan alguna herida.
  4. Como yo lo hago antes de entrar a la ducha, es justo después de ella cuando aplico el aceite con la piel aún mojada. Si tu vas a cepillar la piel, por ejemplo antes de ir a dormir, puedes aplicar el aceite directamente en el cepillo para masajearlo o después del cepillado dando un masaje con tus manos.
  5. ¿Un truco? Ten tu cepillo y aceite a la vista para que no se te olvide, disfruta del proceso, del olor, de las sensaciones, de ese ratito contigo misma…

¡Contadme! ¿Habéis utilizado alguna vez cepillos de este modo? ¿Os animáis con el concurso? ¡Feliz lunes!

 ♥

6 comentarios en “Cepillado corporal

  1. Hola!!!! Yo estoy haciendo el reto desde los primeros días y estoy encantada.
    Ya voy notando la piel mucho más suave.
    Al principio rasca un poquito hasta que se acostumbra la piel, pero luego es una maravilla!!!!! y hay que invertir sólo unos minutos!!!!
    Así que animo a todas a que lo probéis porque engancha….
    Saludos!!!!

  2. Me encanta exfoliarme la piel! Intento hacerlo siempre que puedo y odio cuando no tengo tiempo para ello! Tengo exfoliantes de todo tipo, guante de crin, cepillo… pero sin duda mi ritual favorito es el del guante kessa con jabón negro! Que bien sienta!

  3. Aquí otra adicta a las exfoliaciones!
    Los efectos se notan al momento y solo necesitas unos minutos.
    Qué más se puede pedir?
    De los aceites ya sabes que soy muuuuy fan, me dan una paz…
    Un beso Olga.

  4. Me encantaaa la exfoliación! Tu tienes mucha culpa!!

    Depende del tiempo que tenga lo hago dos cosas:
    Poco tiempo: en seco con guante de crin, y luego despúes de la ducha me echo el aceite…
    Y si tengo más tiempo hago mi mezcla de aceites (base de aceite de almendras, azúcar, sal, gotitas de aceite esencial de lavanda, eucalipto, romero) y me froto también en seco antes de la ducha, solo aclaro y mmmm a disfrutar de piel suave e hidratada

  5. Yo no he podido hacerlo, pero estoy cruzando los dedos a ver si tengo suerte y me toca uno de los del sorteo para poder hacerlo aunque llegue tarde al reto, porque realmente al leeros, veo que da resultados. Aunque simplemente sea para dedicarme 5 minutos al día para mi.

  6. Muchas gracias por tu post! Acabo de dar con él. Lo cierto es que ahora estoy entrando en el mundo de la cosmética natural y me gustan muchos los productos con aceite de semilla de fresa de Lanuba.

    Gracias por los trucos para el cepillado. La cosa es sacar tiempo, como siempre 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *