Querido lunes…

Querido lunes de la que parece va a ser la semana más intensa de la historia de las semanas: Apiádate de mí.
Se avecina una semana literalmente llena de momentazos y muchísimo trabajo y,  me organizo o me organizo bien para salir entera y disfrutarla al máximo. Supongo que para muchas de vosotras también pero para mí, es clave sentarme, agenda en mano, y organizar la semana bien organizadita para liberar mi mente de los agobios típicos de cuando se presenta una racha intensa. No hay nada como ver por escrito que hay tiempo para todo para que directamente la mente se libere, ¿os pasa? Hoy y junto a estas fotos en las que estaba de lo más relajada, os quiero contar algunos de mis trucos para que la eficiencia sea mi compañera y pueda sacar adelante todo lo que quiero hacer de la forma más armoniosa posible, durmiendo lo que es necesario dormir y sin dejar atrás esos buenos hábitos que tan rápido olvidamos cuando se nos presentan días con mayor estrés. Allá voy. ¡Espero vuestras recomendaciones!

  1. Adelántate. Si la “marabunta” empieza el lunes, no esperes a el lunes para organizar la semana. Para mí ya es un hábito dedicar una horita (o dos o tres) el domingo por la noche para organizar la semana. Claro que después surgirán imprevistos, no podrás cumplir con tu calendario previsto y tus previsiones cambiarán pero, empezar el lunes sentándote con un guión ya planificado, hará, al menos conmigo lo consigue, que la mañana y la semana empiece con mejor pie y de una forma más efectiva.
  2. No dejes atrás tus buenos hábitos. Sí, ya sé que crees que tienes tantas cosas que hacer que no hay tiempo de gimnasio, ni de desayunar bien, ni de dormir lo necesario pero estás equivocada. Sí que puedes adaptar tus planes y por ejemplo, si en ir al gym sueles tardar una hora, esta semana puedes hacer una tabla más sencilla de 15 minutos sin salir de tu salón. ¿No tienes 15 minutos? #notecreo. 
    Tampoco te entregues a comer de la peor forma posible con la excusa de la falta de tiempo esos días de más lío. Se tarda menos en hacer una ensalada de garbanzos que una pizza precocinada y una manzana y un puñado de nueces es igual de fácil de encontrar y transportar que un paquete de patatas #sorrynotsorry. Cuidarte también en días de más jaleo te ayudará a ser más efectiva, concentrarte mejor y llegar al final del día sintiéndote genial.
  3. Planifica por escrito. No logro entender cómo hay gente que se enfrenta a muchas cosas sin organizar su tiempo y quehaceres por escrito. Bueno sí lo entiendo, esa gente se agobia mucho más que yo 🙂
    Hacer listas más generales y otras más concretas de lo que tienes que hacer y planificar el tiempo que necesitas para dedicarle a cada tarea, te ayudará a ver de forma esquemática cómo se organizará tu semana y a liberarte. Ahí está todo lo que tienes que hacer, se trata de hacerlo e ir tachando cosa por cosa.
  4. Concéntrate y ponte manos a la obra. No sirve absolutamente de nada tener un esquema por colores de tus tareas si no las haces. Ir sacando cosas adelante y tachándolas de la lista da un subidón indescriptible e irte a dormir con los “to do” hechos es tan reconfortante que te motivará a que el día siguiente vaya igual de bien.
  5. Relax. Es muy probable que tu plan no se cumpla (sobre todo si eres demasiado optimista como yo), por eso debes intentar planear tus días de una forma objetiva y, si no te da tiempo a cerrar todos los capítulos pendientes, siempre podrás dedicarle un rato más después de la cena ;P

¡Espero que os guste y sobre todo que os sirva! ¡Espero vuestros comentarios!
¡Feliz lunes y a por todas!

¡Por cierto! Tanto el mono como las alpargatas son de la nueva temporada de Zara ❤

4 comentarios en “Querido lunes…

  1. Buena manera para empezar la semana.. yo la tengo tranquilita pero la pasada sí que fué movida. Para “llevarlo” de la mejor manera me armé de paciencia y “aguante” y me decía “puedo superarlo bien” y llegar al finde sin mucho stress. No soy de escribir lista alguna… no sé, no me sale… y no me va mal… jejejjj..

    Te envio mucha fuerza!

  2. Comparto contigo la costumbre de organizarme agenda en mano. Al margen de lo que cumpla o no, consigue tranquilizarme y tener todo bajo control sin hacer esfuerzos continuos para asegurarme que no me olvido de nada, para mi es es una sensación angustiosa. Además recicló las listas, por ejemplo la de las vacaciones de verano me sirve al 90% de un año para otro, lo cual agradezco infinitamente

  3. Buenos días.
    Mi semana es también de agenda en mano para no olvidarme nada y organizar la jornada de la mejor manera posible.

    Mi agenda es pequeña y roja así puedo llevarla en el bolso. Cuanto más grande más anoto y la imaginación vuela por las hojas… la satisfacción de marcar lo que está hecho, es como bien dices el mejor aliciente para continuar.

    Os mando millones de besos para continuar la semana con energía.

    Muaaaaak.

    Nora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *