Cambios

Sigo sin creerme que, si todo va bien (hasta ahora nunca había sido consciente de que en esto del embarazo, cada semana es un reto), dentro de unos meses vaya a ser mamá… El caso es que, aunque no lo tenga asumido, yo ya no soy la misma. Bueno, entendedme, claro que soy la misma pero mis hábitos, mis rutinas, mi vida cambió un poco incluso antes de quedarme embarazada. ¡Por cierto! Es un chico ❤️ y sigue sin nombre. Ya os imaginaréis, estamos en plena negociación 😝

Me resulta muy curioso cómo en el momento en el que surge algo que tantas mujeres tenemos en común, nos volvemos aliadas. No podía imaginarme que tantas, tantas, tantas de vosotras ibais a escribirme contándome vuestras experiencias tanto de búsqueda de embarazo como de todo lo demás. De algún modo ahora, compartimos algo más, ¿no?

No tenía previsto hacer un post de este tipo pero me habéis preguntado tanto por si hice algo antes de quedarme embarazada y sobre esos cambios significativos desde que me enteré que me ha parecido buena idea empezar con esa información en este primer post sobre maternidad (tranquilas, no todo va a ir en torno a esto).

¿En serio hiciste algo diferente antes de quedarte embarazada? Me preguntáis algunas…

Yo sí. Claro. Es obvio que muchas mujeres se quedan embarazadas sin tenerlo previsto ni hacer nada especial y todo va como la seda pero como nosotros decidimos ese momento, tuve la oportunidad de “prepararme”. Ya me conocéis, a mí me gusta estar preparada 😂

  • Lo primero que hice fue ir a mi médico de cabecera. En Navidad sufrí una gripe muy intensa y en enero nos fuimos de viaje a Chile y a Perú. A mi vuelta, sin saber bien porqué, perdía peso por días. El médico de cabecera me mandó una analítica muy completa para ver qué tal estaba todo (incluidas mis hormonas) y descartar cualquier tipo de problema.

En este momento también piden saber cuál es tu grupo sanguíneo y si has pasado o no una serie de enfermedades.

En esta primera cita, el médico me recetó ácido fólico, Yodocefol que es lo único que estoy tomando también ahora.

  • También fui a la ginecóloga. Coincidía que hacía algo más de un año que no iba y me apetecía hacer una revisión para estar segura de que todo estaba en orden.
  • Otro de los cambios que para mí fueron muy significativos fue que dejé de practicar ayuno intermitente. Uf, esto me costó. Ya sabéis lo bien que me sienta y cuánta culpa le echo a los ayunos de haber encontrado el equilibrio en cuanto a la dieta con esta técnica.

Aunque nunca tuve falta de ningún periodo, como os he contado en alguna ocasión, las mujeres debemos ser precavidas al limitar las calorías que consumimos, ya que, una prioridad para nuestro organismo es la de perpetuar la especie y al cuerpo no le gustan nada las situaciones de “alerta” a la hora de ser fértil. Ya sabéis, la naturaleza es sabia.

  • Maca. La he tomado otras veces. A mí me sienta muy bien y sabía que era un buen complemento en estos casos. Empezamos a tomarla Miki y yo estando en Perú y yo la dejé en el momento en el que intuí que podía estar embarazada porque está contraindicada en estos casos.
  • En cuanto al deporte, no estaba en un momento de máxima actividad pero continúe como de costumbre sin hacer ningún cambio hasta que el cansancio extremo se apoderó de mí.

Y, ¡nada más! Bueno, cosas son.
Por suerte, esta etapa ha llegado en un momento muy bueno para mí físicamente. Llevo años siendo muy consciente de lo importante que es cuidarse bien y creo que eso me ha ayudado mucho a llevar todos los cambios que han ido llegando estando más segura y siendo más responsable.

Ojalá todo siga yendo igual de bien y os pueda seguir contando cómo avanza todo 🙏🏻
¡Contadme vosotras! Besos y feliz comienzo de semana.

4 comentarios en “Cambios

  1. Muy buenos días Olga.

    Me alegra saber que lo estas disfrutando desde el minuto uno. Así me ocurrió a mi también. Una buena alimentación sana y equilibrada es lo que debemos hacer todos… y si estas embarazada más aún, todo lo que saboreas tú, lo saborea tu principito dentro de tu barriguita. Que buenos recuerdos vas a tener. Referente a los cambios son tan bonitos que cada uno es especial (claro a título personal cada embarazo es distinto). Yo trabajé hasta el séptimo mes , lo hacía con cuidado y consciente que mi principito estaba ahí. Que buenos momentos…. Olga siente todo lo que tu cuerpo y mente te van informando, veras que fácil y bello.

    Te mando mis mejores besos mañaneros de este lunes tan bonito.

    Cuidaros y disfrutad.

    Muaaaaak

    Nora

  2. Qué bonitas fotos Olguita! <3
    La verdad que yo recuerdo el embarazo como una de las épocas más felices de mi vida (aunque estaba hipocondríaca perdida) y tuve un embarazo muy muy bueno,
    Presumía de tripa, mi hijo nació en agosto, y al contrario de lo que pueda parecer, para mi fue muy cómodo ya que la mejor prenda para la tripa de los últimos meses y la más cómoda son los vestidos….sin medias, pantalones o cinturillas que la aprisonen, me tuve que poner una faja para soportar el peso ya que desde la semana 30 estuve de baja por lumbago…
    Todo va a ir fenomenal! Me convertiré en "tita virtual"-
    Sólo una duda con el nombre….apostáis por los tradicionales o los no tan comunes??
    Besitos

  3. Intuía que era niño!!! Enhorabuena!!! Yo no le puse el nombre a mi niño hasta el mismo día que nació! Así que tienes tiempo 🙂 Ahora estoy embarazada de 16 semanas y es una niña, y estoy buscando desesperadamente nombre!!!
    Si hubiese tenido otro niño le hubiese puesto Delfín. Qué nombres te gustan de niña, por si me puedes dar un poco de inspiración!!!

  4. Sólo puedo decirte una vez más enhorabuena. Me alegro muchísimo de todo y de corazón. Estaremos encantadas, las que aún no somos mamás, de aprender esta nueva faceta de ti. Un beso enorme y gracias por este tipo de post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *