Sobre sentimientos y emociones. 20 semanas de embarazo

Os escribo desde mi camita de verano mientras entra un fresquito muy gustoso por la ventana y notando los bailes matutinos y maravillosos de mi niño dentro de mi barriga con los que me despierto hace ya unas semanas…

Me sorprende muchísimo cómo el tema del embarazo os une de alguna forma más a mí. Estar embarazada pero sobre todo, adentrarse en el mundo de la maternidad es algo emocionante que muchas tenemos en común y que a la vez se ha convertido en una experiencia tan importante y significativa para la vida de la mayoría de las personas que ahora hay un nuevo lazo en común entre vosotras y yo. Es como que os gusten el mismo tipo de cosméticos o de recetas que a mí, pero a lo bestia.

La cosa es que a través de Stories, siempre que he compartido con vosotras algún comentario algo más íntimo sobre esta fase que estoy viviendo, muchas me habéis devuelto respuestas muy emocionantes con vuestras experiencias y también he recibido sugerencias en las que me proponíais hacer un post sobre las emociones que me inundan últimamente y lo sentimientos que se han despertado en mí desde que estoy embarazada. Hoy estoy exactamente de 21 semanas y 3 días de embarazo. Allá voy.

En estos 4,8 meses de puras emociones y nuevos sentimientos, lo primero que se me viene a la cabeza es sentirme agradecida. Primero porque me haya tocado vivirlo aquí y de esta manera. Con las comodidades propias de nuestro mundo y siguiendo un camino por ahora sencillo, orgánico, bonito, sin muchos líos mentales y de una forma muy natural.

A la vez me siento agradecida por estar viviendo todo esto rodeada de gente que vive con ilusión este momento. Compartir las ilusiones las hace aún más intensas y en eso estaréis conmigo que pocas cosas superan a la noticia de un embarazo.

También se me viene a la mente la palabra gracias si pienso en la forma en la que me estoy encontrando. Muy yo, sin malos momentos y muy feliz.

Y por último gracias y un millón de gracias a la vida por haber hecho que viviera todo esto al ladito de il mio inamorato porque si antes me sentía enamorada de él ahora exploto de amor cada vez que le miro y nada me puede apetecer más que vivir cada día de su mano…

Después de todo eso que es, de verdad, lo primero que se me pasa por la cabeza al buscar sentimientos en mí en este momento… Os diría que en mi caso, hubo un antes y un después en el momento en el que empecé a notar sus movimientos de una forma más…”real”. El día que vi cómo se movía mi barriga desde fuera fue cuando empecé a creerme todo esto y empecé a vivirlo de una forma más romanticona.

Antes: felicidad sí, pero también incredulidad absoluta, incertidumbre, sensación de vulnerabilidad  y creo que la estrategia de no incitar a mi mente a creerse demasiado lo que estaba pasando por algún que otro miedo de que algo no fuera a salir bien… Nunca antes había pensado en la opción de que algo no saliera bien en embarazos ajenos pero es cierto que nosotros sí que, aunque siempre positivos, hemos tenido presente esa opción que nos ha hecho vivirlo todo de una forma más… ¿ligera?

Aunque sigue existiendo la posibilidad de que algo se tuerza 🙏🏻 ahora mi mente no navega entre esos pensamientos ni un poquito… Está entretenida  en cómo será su carita, cómo seremos nosotros cuando le conozcamos por primera vez, cómo cambiaran nuestras vidas y algunas que otras películas de amor más…

El tiempo se me está pasando indescriptiblemente leeeeeento y lo que menos me gustó antes pero a lo que me estoy empezando a acostumbrar es a esa sensación de -tener que tener- precaución a nivel físico. Creo que el embarazo es un buen momento para aprender a cuidarse  de verdad porque lo único que debes hacer es cuidarte de una forma muy lógica. Lo que tendríamos que hacer siempre por nosotras mismas y que ahora tenemos más presente no por nosotras pero sí por esa nueva vidilla para la que queremos lo mejor. Curioso, ¿no?

Físicamente me siento de distintas formas. No os diré que estoy en mi mejor momento frente al espejo porque venía de una etapa en la que me sentía tipo Lara Croft y me encantaba mi yo más fuerte pero sí que mi reflejo me transmite una belleza especial y diferente. También me noto tranquila, con muchísima paz interior y deseando descubrir si hay algún alimento mágico que pueda darme, cuando todo esto pase, al menos la mitad de luminosidad a mi piel y sobre todo productividad loca para mi mente… ¿sabéis dónde se vende? 🙈 #quéeficienciamásmaravillosa

No sé qué tal estará quedando este post pero espero que la conclusión que saquéis sea la que quería transmitir. Es una etapa especial, se hace algo muy grande dentro de nosotras y lo alucinante es que no tenemos que hacer nada extraordinario para que eso ocurra y eso me parece magia.

Qué suerte poder vivir todo esto así y poderlo compartir.

¡Me encantará leer vuestras experiencias! ¿Os animáis? ¡Feliz lunes! Para mí mañana empiezan las vacaciones pero, ya os contaré…

 

 

3 comentarios en “Sobre sentimientos y emociones. 20 semanas de embarazo

  1. Estamos muy bien hechas Olga! Lo que sentimos las mujeres cuando somos madres es magia.
    Palabra de comadrona.
    A vivirlo y a disfrutarlo.

  2. Hola Olga! Muchísimas enhorabuenas por tu embarazo!te sigo desde hace mucho mucho tiempo y es muy bonito ir viviendo tus disntintas etapas, Berlín, madrid y ahora el embarazo.
    Yo tengo dos niños uno de 2 años y el otro de 5 meses! La maternidad para mí es maravillosa, dura, intensa, difícil, emocionante, sacrificada, preciosa…una montaña rusa!
    Una de las cosas que más me gusta y más me ha sorprendido es que es una gran oportunidad para conocerte a ti misma y crecer, aprender aún más de ti misma y de tus emulaciones…la crianza pone en juego muchos aspectos y para entender y ayudar a los niños a veces primero toca mirar para adentro.
    Disfruta de cada momento y como pequeño consejo, no te frustres o te sientas mal porque no sea “solo maravilloso” porque no lo es y por eso a la ver no deja de serlo…
    Un beso enorme y gracias por lo que transmites con tu blog!
    Laura

  3. Debe ser mágico, yo también quiero ser mamá pronto a ver si tengo suerte. Me alegra verte tan feliz y que nos expliques esa mezcla de sentimientos que estás viviendo, gracias por compartir. Un besito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *