Con bebé y sin ojeras

Intento número 345.748.394.848 de volver a un ritmo razonable por aquí, ¿será este el definitivo? Esperemos que sí. ¡Cuánto os echo de menos! Echo de menos bloggear sin parar. Os dejo con el post 1/3 de esta semana. Creo que todos os van a gustar.

Muchas veces me decís vía Instagram Stories: ¡Olga!, ¿cómo haces para no tener ojeras? Yo me río porque claro, claro que tengo… pero lo cierto es que en esto de la maternidad; el tema sueño, estar descansada y que mi cara no parezca la de una zombi, lo estoy llevando mucho, mucho, muchísimo mejor de lo que pensaba.

Hoy os voy a contar en 8 puntos, cuáles son mis claves para conseguirlo y, madres y no madres del mundo, contadme vuestros descubrimientos nocturnos, son todos más que bienvenidos.

  1. Colecho. Esta es para mí la clave número 1, sin duda alguna, que me ha permitido descansar mejor desde que soy mamá. Yo me imagino tener que levantarme de la cama, coger a mi niño, darle de comer, dormirle de nuevo, etc. cada vez que se despierta por la noche y, uf. Duerme a mi vera, hasta ahora sin cuna pero desde hoy con una muy cuqui que prolonga nuestro lecho. De esta forma hemos conseguido dormir bastante bien. A veces ni siquiera sé cuándo se despierta para comer. Él duerme cerquita de su #selfservice particular y yo feliz.
  2. Os diría que llevar una alimentación saludable es otro de mis básicos para que mi piel esté más o menos bonita en esta época de tanto lío vital pero no es así. Mi alimentación está siendo un desastre últimamente. Sin embargo, creo que nunca antes había bebido tanta agua como ahora. ¡Qué sed da la teta! Y seguro que eso ayuda en algo a que pese a notar la piel más seca que nunca,  siga estando jugosa y bonita.
  3. No haber abandonado ni un solo día, mis hábitos de belleza nocturna, estoy convencida, también me ha ayudado a levantarme con mejor piel. Por muy, muy, muy cansadita que llegue a la hora de ir a dormir, unos minutos para mí de limpieza, tónico, contorno, sérum, crema e incluso masaje facial no se perdonan y qué bien me saben ahora que tengo tan pocos momentos de intimidad conmigo misma…

4. Duerme cuando él duerma. Esa es una de las frases que más gente y más me dijeron antes y después de que mi niño naciera. Muchísimo. Yo entiendo que es algo complicado. Hay muchas cosas que hacer y mientras el bebé duerme, es fácil adelantar algunas. Yo sin embargo, me conozco tan bien que, sobre todo durante las primeras semanas, y aún ahora algunos días en los que estoy más cansada; mi prioridad cuando él duerme, es dormirme yo también.

Qué diferente lo veo y gestiono todo estando descansada.

5. Sérum Hidratante y Calmante de Jane Apothecary.   Es mi sérum favorito de todos los tiempos. Dejé de utilizarlo durante el embarazo y en cuanto volví a Madrid, volví a él. Os lo recomiendo muchíiiiisisiismo si tenéis la piel sensible, que se enrojece con facilidad, algo reactiva como la mía.

Yo pongo una gotita en mi crema hidratante también por la mañana pero por la noche, por la noche es otro cantar. Su olor a mezcla de pomelo y lavanda me parece maravilloso para disfrutar del momento de aplicarlo. Lo aplico “a toques” con las palmas de las manos por todo el rostro y el cuello y creo que es el culpable de que a la mañana siguiente; mi piel llegue a verse incluso muy luminosa, calmada, descansada. ¡Me apasiona!

6. Contorno de ojos Midnight Recovery Night de Kiehl´s. La línea Midnight Recovery de Kiehl´s también es de mis favoritas para las rutinas nocturnas. No tiene parabenos, siliconas, fragancias artificiales ni aceites minerales pero sobre todo, su formulación busca mejorar la circulación, calmar, reducir la inflamación y regenerar la piel.

No sé si será el efecto placebo pero, si no utilizo este contorno de ojos antes de ir a dormir, me despierto con peor mirada.

7. Midnight Secret de Guerlain. Me lo envió el equipo de Guerlain junto a un regalo para Aquilino cuando nació. ¡Me encantó la idea! Se llama: Recuperador de Noches Cortas #juasjuas! Regalarle a una nueva mamá un regalo bonito para su bebé y una pócima-de-la-buena-cara para las noches en vela me gusta muchísimo.

Este es el segundo que compro.

Su olor ya me recuerda a esta etapa. Huele a lavanda con un toque Guerlain espectacular. Lo mejor es que esa pequeñita cantidad que me aplico también a toques cuando el sérum se ha absorbido, me reconforta muchísimo. Dicen que a la mañana siguiente la piel está más descansada, con la sensación de haber dormido más horas de las dormidas. No sé, yo me lo creo y os lo recomiendo al 100%.

8. Roller de Jade. Sigue acompañándome allá donde voy. Antes lo utilizaba también durante el día. Ahora, os confieso que no le dedico el mismo tiempo que antes pero unos minutitos segunditos con él sobre la piel de mi rostro son como un masaje relajante de una hora en las mejores manos.

Os dejo por aquí un post en el que os conté muchas cosas sobre este bello utensilio.

¡Un millón de gracias por pasar por aquí y feliz comienzo de semana! Nos volvemos a leer el miércoles.

Artículos relacionados

4 comentarios en “Con bebé y sin ojeras

  1. ¡Muchas gracias por los consejos! Yo seguí lo del colecho y el dormir cuando mi bebé dormía. !Benditas siestas que nos pegábamos este verano los fos juntitos!

  2. Yo también coleche con los dos, sobre todo con la segunda, inviable para mi haber dado teta de otra forma y ahora después de unos cuantos años lo sigo echando de menos, ese olor a bebé cerquita de mi. Gracias al colecho pudimos descansar algo más aunque luego se vuelve en tu contra porque resulta complicado acostumbrarles a dormir fuera de tu cama, o al menos esa fue mi experiencia

  3. Lo hago exactamente como tú!! El colecjo es lo que me está salvando… mi bebé tiene 3 meses y no sé aún que es pasar una mala noche… y dentro de poco también voy a empezar con la cuna – colecho, pagadito a nuestra cama.
    Muchas gracias por l9s consejos!! Los apunto !!!

  4. Yo ya te dije que hice colecto, me salvó la vida… porque lo pasé muy mal con el sueño. Bendito colecho, no me arrepiento y lo volvería a hacer, y a pesar que mi hijo ya va camino de los ocho, la mayoría de las noches aún duerme con nosotros, y que quieres que te diga, a mi me encanta abrazarle y olerle =) sigue siendo mi bebe

    Te he hecho caso y me he comprado el Midnight Secret de Guerlain, y cuando vaya a Kiehl´s, me haré con el contorno, porque yo tengo ojera crónica, y bueno, sigo buscando aquel producto milagro, que se que no me las va a borrar, pero al menos que me las atenúe un poco.

    P.D.: Deseando ver tu casita nueva Olgui

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *