Review: Babyzen YOYO +

Creo que además de sobre lactancia, las preguntas acercas del carrito que hemos elegido para Aquilino han sido las más repetidas durante estos meses. Ahora que estamos a punto de cambiar el capazo por la sillita me lanzo con este post a modo de review en el que quiero compartir con vosotras mis experiencia con el Babyzen YOYO +, con sus pros y sus contras.

Os dejo su web para que leáis más info sobre él si os interesa.

¡Empezamos!

Lo único que adquirimos para la llegada de Aquilino además de algo de ropa y pañales, fue el carrito. El resto de cosas nos las prestarían pero nosotros viviendo en un 4º sin ascensor, necesitábamos que el carrito fuera cómodo así que, nos lanzamos con el análisis de mercado antes de decantarnos por alguna opción. Y no había muchas. Nuestro requerimiento principal era: que se plegara muy fácilmente y que, a ser posible, el capazo se plegara junto al chasis sin necesidad de retirarlo. Solo necesitamos una visita a una tienda-de-esas-llenas-de-cosas-para-bebés para decidirnos por él. El resumen es que: ¡ACERTAMOS!

Aún no hemos utilizado el pack 6 + pero allá van sus puntos fuertes y no tanto para nosotros hasta el momento del Babyzen YOYO 0+

PROS: 

  • Es (ultra) ligero, solo pesa al rededor de 6 kilos.
  • Se pliega y despliega en un santiamén. En Stories os lo enseñé, menos de 15 segundos son necesarios para cada tarea. (Puede llevarse en la mayoría de cabinas si viajas en avión y tiene una bolsa comodísima para transportarlo).
  • Se conduce con una sola mano.
  • Es super pequeñito, el manillar se esconde y es perfecto para poner en cualquier rinconcito sin que resulte nada aparatoso. Lo más para llevarlo a restaurantes o ponerlo en cualquier lugar en casa sin que moleste.
  • El pack 0+ puede utilizarse desde que el bebé nace hasta los 6 meses y aunque puede parecer muy pequeño para bebés de 5/6 meses, al menos en nuestro caso, nuestro baby va de lo más cómodo en él.
  • El capazo viene con un saquito muy calentito, cariñoso y cómodo.
  • Todos los textiles son muy fáciles de poner y quitar y 100% lavables.
  • Sus accesorios son lo más y eso que por ahora solo hemos probado la sombrilla (que tiene UPF 50+ y opacidad reforzada). También tiene posavasos, reposapiernas, una bolsa que rueda, una plataforma para hermanit@s mayores, silla para el coche, protector de mosquitos y plásticos anti lluvia.
  • La calidad de sus materiales es #top. 
  • Es PRECIOSO y hay muchas opciones a la hora de combinar chasis y textiles y dar con la opción que más te guste.

    ¡No hay día que alguien me diga por la calle algo de él! ¡Qué pequeñito! ¡Qué cómodo! ¡Qué maravilla! 

    CONTRAS:

  • El mayor contra que le veo, aún no sé si será o no un contra. Ahora que llega el momento de ponerle en la sillita, obligatoriamente irá en dirección a la marcha, es decir, mirando al mundo. En principio me apetecería que fuéramos face to face un tiempo más pero no sé si él irá feliz con las nuevas vistas. Ya os contaré.
  • No tiene mucha amortiguación. Un contra en terrenos excesivamente desiguales y por otro lado, un arma infalible para que se duerman.
  • Es bajito. No es en absoluto un contra importante. Ni una sola vez hemos pensado: Uy, ¡qué bajo es! pero es más bajito que otros.
  • La cesta no es muy grande. Si quieres un carrito pequeño, es lo que tiene. Es suficientemente grande para transportar algunas cosas.

¿Qué más os podría contar? Que o utilizamos a todas horas y todos los días. Lo llevamos a todas partes, hace de cuna, de carrito, de hamaca… Lo elegiríamos una y mil veces más aún ahora con ascensor.

Se acerca el momento y tenemos dudas acerca de si cambiar ya a la versión 6 + será una buena idea porque la mayoría de los días se queda dormido por la noche en su Babyzen YOYO 0+. Qué penita me da dejar de verlo.

Contadme. ¿Qué carritos habéis usado o usaréis con vuestros bebés? ¿experiencias con Babyzen? ¿con qué edad cambiasteis a vuestros pequeños a la versión sillita? ¿mirando al mundo o a vosotras?

¡Un millón de gracias por estar ahí y feliz, feliz fin de semana! ¡Nos volvemos a leer el lunes!

Artículos relacionados

11 comentarios en “Review: Babyzen YOYO +

  1. Hola Olgui

    Yo soy de bugaboo, también es cierto que hace 8 años creo que era el único carrito que me gustaba, que era ligero, fácil de manejar (es una pasada) y me gustaba el diseño. Cogimos la versión Cameleon ( aunque ahora me gusta más el Bee), a mi me gusta mucho, de hecho ahí está guardado para cuando tengamos que utilizarlo de nuevo, se desarma entero fácilmente y es muy fácil de lavar ( error al escoger la capota ya que la cogimos en tono claro y es muy sucia).
    Mi hijo el capazo no lo utilizó para nada, no lo quería ni en pintura, vamos, que está nuevo, así que utilizamos el maxi cosi y luego la silla; a mi también me daba cosilla no ir viéndole la carita,( aunque en el bugaboo puedes ponerlo en la dirección que prefieras) pero luego ellos se distraen mucho más.
    Una contra a este carro: precio y que cada accesorio te cuesta un riñón

    Tengo una duda con tu carrito, al plegarse todo junto, no se ensucia mucho el capazo al estar en contacto con las ruedas? Por lo demás me parece muy chulo, y súper rápido de plegar, además, os pega ; )

    Besitos 😚

    1. El Bugaboo Bee fue otro que tuvimos en mente pero el capazo y el chasis debían separarse para plegarse y eso, cuando vivíamos en Chueca era una auténtica locura…

      Al plegarlo no se ensucia nada porque el capazo se pliega entre sí y el chasis y ruedas queda por el otro lado. Para mí es una obra maestra de diseño industrial xDDD Estoy super contenta con haberlo elegido 😀 Ahora que ya no tenemos el handicap del no ascensor y lo plegamos mucho menos, no sería tan imprescindible ese punto pero es que, es pequeñísimo y comodísimo para llevarlo a restaurantes, para usarlo en casa y llevarlo de aquí para allá… Yo voy viendo por la calle cada armatoste que vivo feliz con el nuestro jijiji

      Te mando un beso gigante, Cris!!!!! Un millón de gracias por pasar por aquí!

  2. Hola Olga,

    Mi experiencia me demuestra que este carro es EL MEJOR para mamás que viven en la ciudad y que buscan algo ligero y compacto con una calidad top.
    Nosotros empezamos con un carro mucho más grande (MaxiCosi Andorra) con el capazo y aunque nuestro bebé lo disfrutó mucho, viajar con él era un infierno. También era un jaleo ver dónde cabíamos a la hora de salir a tomar un café, comer por ahí etc.
    Decidimos cambiar a éste cuando nuestra nena cumplió 5 meses y qué diferencia! Cómodo es decir poco y viajar con él una maravilla.
    En cuanto a los contras que mencionas, en nuestro caso la bebé adora mirar el mundo y aunque a mí me costó más acostumbrarme en un par de días lo hice ;). En cuanto a lo de cargar con bultos que más recomiendo (encarecidamente!) es comprar el saco que venden por separado. Al ir con rueda no descompensa nada el peso en el bebé y lo mejor, es es que tiene muchísima capacidad!! Me caben infinidad de cosas, así que hacer la compra también es tarea fácil.
    Un abrazo,
    Carolina

    1. ¡Hola Carolina!

      jajaj no sabes cuántas mamis me escriben felices con su YOYO y cuántas preguntándome por él. Es una gozada, sí!

      Estuve a punto de hacerme con la bolsa pero ya di a luz y empezó a complicarse todo xD Creo que me haré con ella ahora porque sí echo de menos algo así. Ya os contaré!

      Un millón de gracias por tu comentario yf eliz semana!

  3. Hola Olga!! Tenemos el mismo carrito y estamos encantados!! Es una pasada!! Muchos besos

  4. Nosotros teníamos otro cochecito mucho más pesado y con ruedas grandes y cuando Giulia cumplió 6 meses nos regalaron la versión con sillita del Babyzen Yoyo. Viajamos mucho y nos pareció muy útil tener uno para la cuidad y otro para los viajes. Te digo solo que desde que probamos el Babyzen el otro no lo hemos vuelto a tocar. Es súper cómodo y resistente. A pesar de usarlo todos los días y haber recorrido mundo (ha rodado hasta por las calles de Marrakech) sigue como nuevo. Lo de ponerlo mirando hacia adelante al principio yo también era un poco reacia pero la verdad que ella está más distraída y como se puede reclinar también se queda dormida sin problema. Estamos muy contentos, si hay una próxima sin duda compraremos también el capazo.

    1. ¡Hola Cris! Ya ves, es que es maravilloso. Yo lo conocí gracias a mi prima. A ella le pasó algo parecido. Se lo compró con la intención de usarlo en viajes y al final desterró el otro y lo utilizó siempre (desde que mi sobri tenía menos de 4 meses!

      Si llegas a probar el capazo verás qué chulo. ¡A mí me da muchísima pena quitarlo!

      Un beso y muchísimas gracias por escribir!

  5. ¡Hola Olga y Aquilino!

    Pues yo no lo conocía, con mi anterior hija usamos Bugaboo Camaleon y ahora estoy embarazada y estoy planteándome el yoyo por lo que dicen de él aunque yo al verlo me parece de juguete.

    Gracias por la info! te contaré si me decido.

    1. Es super resistente, la calidad es espectacular. ¡Ya me contarás!

      Un beso y enhorabuena!!!

  6. Yo no tuve que hacer ningún estudio de mercado, ya que heredé un bugaboo que usaron mis hermanas con sus bebés. ¡El mío es el 5° niño que usa ese carrito! En nuestro caso, el precio está más que amortizado. El capazo lo usamos hasta los 3 meses y pico, ya que mi niño quiso ver mundo pronto. Por mi experiencia, lo de que sólo pueda ponerse mirando hacia delante es un contra, ya que le gustaba vernos cuando paseábamos. Nos regalaron también una silla de paseo McLaren quest, más ligera y que es la que usamos cuando vamos de viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *