Mi cocina Ikea

La idea de este post me habría dado para escribir tres o cuatro en el pasado… ¡Os quiero contar tantas cosas! Quería haberlo publicado hace un par de semanas aprovechando la semana del medio ambiente. Y diréis, ¿un post en el que hablas de tu cocina publicado durante la semana del medio ambiente? Pues sí. Varias de las cosas que os quiero contar hoy vienen como anillo al dedo respecto a los temas que estamos tratando por aquí últimamente: minimalismo, sostenibilidad, medio ambiente…

Allá voy con una cocina. Nuestra primera cocina IKEA (y algo más).

Ya sabéis que este nuevo hogar tenía varias cosas que no nos gustaban demasiado. También tenía otras tantas que nos encantaban y una de ellas, era que la cocina estaba reformada. Si vivís en Madrid, de alquiler, sabréis que encontrar una casa con una cocina decente es todo un reto… El caso es que, los caseros decidieron montar la cocina 100% IKEA y aunque, pasadas las semanas y con el uso, hay varias cosas que habríamos cambiado en cuanto a la distribución, poco a poco estamos consiguiendo que además de ser 100% IKEA, también sea 100% nuestra y sobre todo 100% útil para nuestro día a día.

Un tip: Si queréis diseñar o reinventar vuestra cocina con IKEA, no dudéis en contar con su servicio de Asesores especialistas (se puede pedir cita a través de este link, es un servicio gratuito si lo hacéis en la tienda y muy asequible si preferís hacerlo a domicilio y… ¡ES FUNDAMENTAL! Nuestra cocina no fue diseñada por ellos y podría estar mucho (muchísimo!!!) mejor aprovechada.

El caso es que, aún así, tiene muchas cosas buenas.

– Un rincón para el reciclaje. Tenemos estos cubos FILUR de IKEA desde que nos mudamos a Madrid. Están impecables y son muy cómodos. Dos fuera y dos dentro del armario bajo el fregadero tenemos nosotros. Vidrio, papel, plástico y residuos orgánicos.

– También tenemos nuestra vajilla en color verde mint de IKEA desde que nos vinimos a vivir a Madrid. Era para 4 comensales y, necesitábamos ampliarla. Ya está descatalogada 😌 pero nos hemos hecho con esta otra FÄRGRIK del mismo color que me tiene in love.

– Sé que esos agujeritos generan un amor/odio entre vosotras y en mí también. Los odié al llegar y doy gracias a que existen ahora que, después de unas semanas, nos van a permitir adaptar una cocina que no hemos diseñado nosotros a nuestras necesidades.

Esta ha sido la primera vez que hemos decidido mudarnos a una casa que no tenía los electrodomésticos. La verdad es que la idea de estrenarlos nos apetecía muchísimo y el poder elegir los quisiéramos también. Estuvimos haciendo un research con visitas a distintas marcas incluidas pero al final, volvió a ganar IKEA y os cuento porqué.

– Eficiencia energética. La diferencia de precio con otros electrodomésticos de su misma categoría era ¡GRANDE!

– Diferentes programas. Sobre todo con el lavavajillas y la lavadora echábamos de menos tener diferentes programas en función de las necesidades.

– Que pudieran integrarse. Era una pena no aprovechar que se integraran con el resto de muebles de la cocina.

Por si os interesa:

⦿ Elegimos el lavavajillas RENOLAD (por primera vez tenemos un lavavaijllas con programas cortitos y efectivos). Nunca antes me había parado a pensar en qué requerimientos querría que tuviera un lavavajillas…

▻ Tiene luz interior (muy útil)  y sensores que detectan cómo de cargado está y qué nivel de suciedad tiene para regular la cantidad de agua.
▻ La calidad de los soportes y gomas del interior tienen una calidad muy superior a otros que habíamos visto.
▻ Me encanta que la puerta se abre automáticamente unos minutos antes de terminar para ayudar a que la carga se seque antes.
▻ Se puede programar para que comience hasta 24h más tarde que cuando lo programas.
▻ Es suuuuuuuuper silencioso.
▻ Tiene eficiencia energética A+++

⦿ y la lavadora RENLIG. Ay, la lavadora… ¡Menudo cambio! Nuestra anterior lavadora no tenía programas de menos de 2 horas y media. Con un bebé, imaginaros la fiesta.

▻ Tiene más de 20 programas diferentes. Incluídos dos que me interesaban especialmente: lavado a mano y lavado super rápido.
▻ Se puede retrasar la puesta en marcha. Ideal si necesitas salir de casa y no quieres que se quede la ropa mojada durante demasiado tiempo sin tender.
▻ Tiene sistema antiespuma, si detecta demasiada espuma, añade programas de enjuagado automáticamente.
▻ Eficiencia energética A++

– Vivan los cajones para almacenar de todo. Yo lo llenaría todo de cajones en las cocinas del mundo. Nada me parece más práctico.

Un momento, voy a prepararme un Rooibos con un chorrito de limón y unas hojitas de menta en buena compañía (un poco terremoto) y ahora seguimos… 😋

– Vaaaaaaale. No, no todos los cajones ni armarios de la cocina están tan bien organizados, ni tan, tan vacíos. Bueno sí, tenemos todo bastante vacío. ¿Cómo? Os lo conté en el post anterior. En la cocina más que en ningún sitio ponemos en práctica dos trucos “minimalistas” super efectivos:

  1. Adiós a los duplicados (salvo los imprescindibles). ¡Es donde más hay!
  2. Cumplir algo tan sencillo como: Si algo nuevo entra, algo viejo sale. Lo puedes regalar y así de paso haces feliz a alguien más. Te aseguro que tú estarás muy feliz de ver tus armarios tan ordenaditos…

– Os enseñé esta colección por Stories. Las servilletas y la jarra (D I V I N A) son de la colección de edición limitada ÖVERALLT diseñada por IKEA en colaboración con 8 diseñadores africanos y no me puede gustar más. Echadle un ojo, os va a encantar.

– ¿Qué más os cuento? Hace algunas semanas me enviaron algunos productos de limpieza de la marca YOPE. 

Contiene un 97% de ingredientes naturales y bajo nivel de procesado. Gracias a su PH neutro, no causa irritaciones ni en las pieles más sensibles. No contiene parabenos, SLE´s, PEG´s, SLS´s, EDTA´s, tintes sintéticos, materias primas petroquímicas, enzimas, fosfatos, solventes orgánicos ni materia prima modificada genéticamente. No contiene ingredientes de procedencia animal y son aptos para veganos. Son cruelty free.

– ¿Qué os parece la lámpara? Echábamos de menos tener una iluminación más suavita para los ratos nocturnos allí. Es genial, os la tengo que enseñar con luz, os va a gustar.

Y por último… no fue a propósito lo de comprar “algo usado” y seguir fieles a eso de reutilizar al máximo. Bueno, sabéis que me encanta comprar cosas usadas y darles una nueva vida. Necesitábamos una mesa muy pequeñita para este rincón. Compramos (sin medir) la mesa abatible NORDEN también de IKEA y una vez recibida y montada 😬 nos dimos cuenta de que era grande 😊

Encontramos la solución en esta mesita con dos taburetes de madera que compré a una vecina por Wallapop por 15€ más 46546776546765456 horas de mano de obra de toda la familia.

¡Contadme! Un millón de gracias por pasar por aquí. Tengo más cositas para el miércoles. ¡Os espero!

Artículos relacionados

4 comentarios en “Mi cocina Ikea

  1. Buenas familia!!!
    Os ha quedado muy linda la cocina. 😄
    Realmente los programas cortos de lavavajillas y lavadora son súper acertados. Personalmente los utilizo casi siempre. Un brazo.

  2. Qué mona , Olga! Y qué gusto estrenar cocina en una casa!! Espero que la disfrutéis mucho!

    PS: como anécdota te diré que a ese tipo de mesas les tengo una maníaaaaaaaa jajaja; no termino de saber bien porqué, pero uf! Qué manía!

  3. Qué suerte haber dado con una casa con una cocina decente ( eso y los baños ) porque la de mi casa no es que sea terrible, pero tiene sus más de 20 años, y que quieres que te diga….te imaginas no?

    Os ha quedado muy bonita, blanca, luminosa y con sus toques de color, me gusta mucho!

  4. jeje me hace gracia lo de los programas de dos horas y pico en las lavadoras porque a mí me pasa lo mismo. También tengo una niña pequeña y es una locura la cantidad de lavadoras que tengo que poner y la de tiempo que invierto en eso… la mayoria de cosas las termino lavando a mano por pereza…

    Muy mono todo, muy tú 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *