Reflexionando. Yo no tenía ni idea

Seguro que os acordáis. El post se llamaba: “La parte mala de estar embarazada” y allí, publiqué mi opinión sobre esa costumbre que hay ahora de escribir y hablar y transmitir “La parte mala de la maternidad”.

¿Quién puede escribir algo malo de este momento tan lleno de magia? pensaba yo…

Os animasteis muchísimo a comentar. Muchas entendisteis mi enfoque y otras muchas me dijisteis: “¡Espera y verás! Espeeeera y verás.”

Yo y mi barriguita perfecta y mi positividad y mi embarazo feliz, y mi dormir del tirón. Yo, mí, me, conmigo… ¡No tenía ni la más remota idea de lo que decía!

Pensaba que sí sabía pero no. La maternidad es un regalo, una experiencia tan intensa y única. Lo más gratificante y de lo que más estoy aprendiendo pero a la vez; uf, a la vez es extenuante, agotadora, frustrante. Es lo más sacrificado que he hecho jamás. Hace que se multipliquen la culpa, el miedo, la incertidumbre. Es nostálgica tan pronto empieza…

Y, ¿sabéis qué? En días en los que, como por ejemplo hoy, no he dormido más de 1 hora y media seguida y llevamos así varios… No consigo sacar adelante ni la mitad, de la mitad, de la mitad de mis propósitos, me frustro por ello y no veo cerca el momento de que eso vaya a cambiar… En días como por ejemplo hoy, en los que muero de amor al ver la sonrisa de mi cachorrito al despertarse por la mañana y me siento tan privilegiada de poder estar viviendo todo esto; una de las cosas que más tranquiliza mi espíritu y mi cabeza y me da paz y calma las revoluciones que se activan con el cansancio extremo; es hablar con mujeres que saben de qué va esto. Es saber que estos mismos sentimientos de todo tipo los habéis sentido todas y que es normal, y pasará y forma parte del proceso.

En fin que, menos mal que se ha puesto de moda lo de dar visibilidad a lo durísimo que es a veces esto de maternar. Que conciliar es una auténtica utopía, que los hijos son, casi siempre, cosa de mujeres al menos durante la primera etapa y que es igual de maravilloso que agotador.

Sabéis que me hacéis pensar y con vuestros comentarios en aquel post me hicisteis reflexionar mucho.

PD. Estamos en plena crisis de 8 meses, o lo que es lo mismo: noches de SOLO TETA y despertares con llantos y muchísimas ganas de estar con mamá.

😰

Pero: ¡Ay! Qué magia. Cuando me mira con esos ojos a rebosar de amor, es capaz de hipnotizarme y enamorarme una vez y otra vez más y que nada importe.

¡Feliz semana!

Artículos relacionados

7 comentarios en “Reflexionando. Yo no tenía ni idea

  1. Olguita hace 40 años atrás las madres daban pecho hasta los 2 y 3 años algunas,hace 30 (yo) dabamos hasta el año, al último hijo que amamanté hasta 8 meses por indicación de su pediatra, fué suficiente mi hijo es sano y fuerte…y su lazo afectivo conmigo fuerte,lo suficiente para que sea un ser independiente.
    Hasta cuándo Aquilino tendrá tu “teta”?? Y libre demánda?
    Dónde está Micky?? Todo esto pregunto porque también es parte de la crianza, cuidados y apegos del niño…el entorno de apoyo y contención para ti y para que al menos unas horas descanses …es su papi.
    Hoy las leyes pueden dar custodia tanto a un padre cómo a una madre porque se supone que ellos participan activamente en su crianza y desarrollo y por tanto el apego es hacia ambos.
    En un matrimonio unido esto es compartido…aunque aún hay madres que “monopolizan estos cuidados” pero ya no es la norma.
    Quizás sea estoica tú crianza …pero…tú cabeza, tú mente y cuerpo necesita horas de descanso…si puedes pedir ayuda hazlo! Y duerme por favor!! También Aquilino se beneficiará porque los niños te perciben, una madre cansada cría hijos llorones e irritables!!
    Puedes tener una mejor calidad de vida junto a tú familia si son un equipo en la crianza.
    Un gran abrazo bella!!

  2. Ainnnns, pues sí, cuánta razón… He de decir q a mi la moda de decir” lo malo” de la maternidad me cansa un poco pq algunas veces parece q pesa más esa parte, pero es verdad q pesa jajajja minivic tiene 21 meses, está en plena explosión andar hablar repetir todo cual lorito, no para, nooooo para!! Y cansa, agota… En nuestro caso, tuvimos suerte con el dormir, de 20h a 8h desde los 4 meses prácticamente, genial. Pero aún así, el peso lo llevamos nosotras, eso ya lo tengo más q claro, a pesar del apoyo, no creo que sea igual para unas y otros. Y llevo año y medio con las nismas rutinas y horarios, sean días normales, findes o vacaciones. Yo empecé a trabajar cuando cumplió 11 meses, guardería desde los 9,gran alivio y buena decisión, en mi caso al menos.
    Es agotador, frustra bastante en muchos momentos, da miedo otras. .. y mi paciencia, inexistente antes, empieza a crecer, pero me queda muuucho. Aún así, me tiene loca, no me imagino sin él, de hecho cuando salgo sola, me falta algo, al principio no sabía ni andar sin llevar un carrito delante. .. Y vamos a por la segunda!!! Está siendo un embarazo muy distinto, 2 añitos casi justos se llevarán … También me hablan de lo q será esa etapa de 2 bebés…prefiero descubrirla yo misma pq si no, no hubiese empezado jajajjaja en fin, bonita y dura maternidad, qué gran experiencia. Mucho ánimo Olga!!besazosss
    PD:hay un par de series en Netflix sobre esta etapa maternal😅😉

  3. No se sabe lo duro que es esto de la maternidad hasta que se es madre. Pero tampoco se sabe lo maravilloso que es hasta que se es.

  4. Tu post me hace pensar en una frase q pienso a menudo para mí o Sobre mí: y es que yo era muchísimo mejor madre (ideal, infatigable, ni Mary poppins oiga) antes de parir… Y a más hijos, menos certezas… salvo una… Me abstengo cada vez mas de juzgar. De entrada cualquier madre tiene mi solidaridad😉 Lo estará haciendo, seguramente con El mayor amor, esmero y documentación del mundo… Intenta dormir, intenta agarrarte a lo mejor y piensa q, de verdad, con Los hijos hay dias infinitos, q no acaban nunca (Sobre todo Los guantánamos de insomnio forzoso… Esos Son un espanto) però Los agnos vuelan. Vuelan de verdad.

  5. No se sabe, no.. No se sabe lo duro y maravillosa que es la maternidad, que raro, verdad?? Dos cosas opuestas que definen a ña perfección esto de ser mamá.. Mi bebé y el tuyo tienen el mismo tiempo, y cuandl te leo o te veo contando cositas de este tema me siento identificada, y sobre todo entendida.. Que difícil es que te entiendan.. Mi bebé también ha pasado por todas las crisis, pero no cambio ni uno solo de los momentos que la lactancia me da.. He leído por ahí que te aconsejan pedir ayuda, para descansar sobre todo.. Que buen consejo.. Y que mal hacemos no pidiéndola, como puede costar tanto?? No es que nos creamos superheroínas, es que no queremos dar lata.. A mi por lo menos es lo que me pasa.. Como me gusta leerte lo que pasa por mi cabeza también, que difícil es exteriorizarlo todo.. Pero eso, no cambio mis momentos actuales con mi bebé por nada en el mundo.. Cuando somos él y yo solos, cuando me mira como si no existiera nadie más en el universo, como si yo fuera todo lo que el necesita.. Que importante nos hacen estos pequeños..

  6. Me siento tan identificada… Tienes razón con eso de que está de moda hablar de “la parte mala” de la maternidad pero también estoy de acuerdo con el primer comentario de alias Esther, ¿dónde está Micky? Y con esto no me refiero a que el tenga que criarlo en porcentajes (al 50% o al 30…) me refiero a que no se habla de los papas. Hagan o no hagan. Es todavía un tabú tener un papa que después de los 2 meses de baja vea a su hijo 2 horas al día, que no se levante porque al día siguiente el tiene que trabajar, que no tenga suficiente empatía o diga comentarios como: pues mi abuela tuvo 8 y no se quejaba… Me da rabia que el otro dia me tuve que desahogar con otra mamá porque estaba cansada de toda esta situación, de la incomprensión, la poca presencia y la poca empatía y cuando terminé de soltar todo lo que pensaba con “miedo” a ver su cara de asombro su respuesta fue: gracias porque me siento igual pero no lo cuento por vergüenza, porque si se lo cuento a mi familia pensarán mal de él y le cogerán manía… Y yo me quedé pensando: Vale, no soy la única. Ya no es que me viera mucho más madre perfecta embarazada, es que veía una familia perfecta a la vuelta de la esquina y ahora estamos en la crisis de pareja – familia más grande que hemos tenido en 13 años. Espero que algún día salga la real life de las familias. Papa, mamá e hijos. Gracias por tus post.

  7. Hola chicas…yo creo que no es la parte mala de la maternidad, es la vida…la Vida y las personas …y creo que ni mejora ni empeora simplemente cambia…y nos toca adaptarnos al cambio sea cual sea por encima de todo porque son nuestros cachorrillos, los que nos hacen lo que somos, MADRES, además de mujeres claro está, que una vez decidimos que queríamos vivir la vida de esta manera…Asi que sobre todo GRACIAS a ellos siempre por lo que nos enseñan de nosotras mismas y de ellos y porque nos dejan ser lo que queremos…con nuestros claroscuros…
    Me uno al yo no tenía ni idea y menos mal…es lo más divertido de la aventura!!y gracias a eso nos leemos, nos conocemos, aprendemos y a veces hasta escribimos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *