Nos sobran los motivos

Cada vez, contamos con más opciones decorativas para nuestra boda y hay que aprovechar las nuevas propuestas que nos brinda el mercado para sorprender a los asistentes y hacer del nuestro un día único y memorable.

Siempre hemos tenido las flores como aliado y no es de extrañar porque aportan color y vida a espacios en ocasiones fríos (templos religiosos) o grandes salones para el banquete.

Por estos motivos, mantenemos las flores en nuestros proyectos decorativos (muy socorridas en las iglesias) pero ahora se ven relegadas a compartir papel protagonista con velas, candelabros, espejos, aromas y objetos de ambientación que nos ayudan a recrear ese espacio soñado o a transmitir la personalidad de los novios a través de la decoración.

¡No os conforméis con tener una decoración convencional! Poneros manos a la obra para encontrar algún motivo que pueda guiar vuestro enlace. La respuesta puede venir dada al formularos preguntas como: ¿Como os conocisteis?, ¿Dónde os prometisteis?,¿Tenéis algún hobbie?,¿Algo especial por lo que se os conozca?,¿Donde os casáis?

No es lo mismo casarse en un lujoso palacete con reminiscencias románticas, que celebrar una boda en una finca alejada en el campo con los festejos previstos al aire libre, en cuyo caso esto
condicionaría totalmente la decoración.

En el primer caso una decoración repleta de detalles muy elaborados. Muy indicados los candelabros, las velas y los dorados . Deberemos cuidar que todos los elementos inspiren un lujo romántico sin caer en el rococó ni recargar en exceso.

En el caso de una boda campestre podremos inclinarnos por una decoración que ensalce los elementos y valores del paisaje, la artesanalidad, el verde como fuente de vida, el sol, la calma… Así podremos jugar con mobiliario en madera envejecida, aromas dulces, flores silvestres, decoraciones confeccionadas con frutos de la tierra…

Una boda colorida al aire libre también es una opción muy original. Si puedes realizar tu boda en tu casa de campo o en la casa de la familia es súper especial ya que allí has vivido muchas cosas y puedes decorar y montar la ambientación a tu antojo. Contratar a una empresa de decoración y ambientación para que se encargue de todo es una de las mejores opciones, así todo el look del evento es mucho más homogéneo.


Si tienes jardín aprovéchalo, así como los porches, para tener sobra. También puedes poner carpas en el césped y montar una plataforma para que el momento del baile sea más cómodo.


Si sois amantes de la cultura oriental no hay mejor forma de hacer partícipes a todos los invitados de vuestra gran pasión. Una puesta en escena irrepetible para una pareja única.


Para los novios de estilo más romántico, hay que buscar un espacio neutro que puedas decorar un poco a gusto, jugando con muchas velas de distintos tamaños, flores y colores suaves que hagan que el ambiente respire naturalidad y elegancia.

Hay muchísimas opciones, otra por ejemplo es casarte en la playa y hacer una boda más alternativa en cuanto atuendo y espacio. Sombrillas, antorchas, pufs, flores y chill outs son los elementos perfectos para una boda playera.

También puedes recurrir a ese motivo que os describa como pareja para vehicular la ambientación y hacer de ello el concepto de vuestro enlace, siempre que sea suficientemente significativo, será suficientemente potente para convertirlo en vuestro leit motif y os resultará muy fácil coordinar toda la decoración entorno a eso.
¡Seguro que no asistís a ninguna boda igual!

Y a vosotras ¿Que estilo de ambientación os gustaría para vuestra boda?

Bisous!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *