¿Cómo invitamos a nuestra boda?

Las invitaciones son la confirmación oficial a familiares y amigos, del enlace matrimonial. Definimos, fecha y lugar, es decir contextualizamos el evento y hacemos partícipes a quienes más queremos del paso tan importante que queremos dar. Por lo que no se puede tomar a la ligera…es el primer elemento de comunicación de nuestra boda y, por tanto, la primera impresión, la primera opinión, la primera emoción.

Aunque existen mil modelos vamos a dar unos requisitos que pensamos son básicos para una invitación elegante.

Premisas básicas:

-Deberán ir escritas en tercera persona.
-El nombre del novio va antes del nombre de la novia. Esto según el protocolo, pero últimamente muchas parejas la ponen a ella delante como gesto de gentileza y modernidad.
-Los nombres de los novios figurarán solo con el nombre de pila, sin los apellidos.
-La información principal nombres, fecha y lugar deben que ir en líneas separadas.
-Antes del lugar de celebración se debe de poner la fecha y la hora de la boda.
-Si no vas a invitar niños deberás incluir una nota que lo avise.
-Es muy importante que les informes a tus invitados qué tipo de vestimenta es requerida para tu boda (etiqueta rigurosa, coctel, traje oscuro, etc.).

-Si se quiere ser fiel al protocolo, los nombres de los padres deberán encabezar la invitación.
-Deberemos poner teléfono o forma de contacto para confirmar asistencia, y nunca está de más rogar confirmación.

Material: Se deben encargar en cartulina de calidad, preferiblemente doble (aunque puede ser simple) con el sobre a juego del mismo material. El color preferiblemente blanco aunque puede ser de color marfil o crudo. La sencillez debe prevalecer en toda la invitación evitando «ilustrarla» con demasiados detalles. Puede añadirse un lazo, un logo con las iniciales de los novios, pero siempre con medida.
Hay novios que prefieren hacer una invitación diferente y original, con un diseño moderno o incluso jugando con caricaturas. Siempre decimos que para gustos los colores, pero hoy nos centraremos en los diseños de invitación clásica y su contenido.

Cantidad: Normalmente se envía una invitación por familia, y en el remitente se pone Familia XXX. Normalmente cuando van chicos y chicas jóvenes, la invitación va junto a sus padres. Pero si estos superan los 20 años, y o llevan pareja, deberían tener una invitación propia. Así como las invitaciones personales en las que se escribirá el nombre del invitado con la posibilidad de poner “XXX y acompañante”.

Datos: En las invitaciones deben figurar una serie de datos básicos que informan al receptor de la misma. Deberían figurar: los nombres de los contrayentes, los de sus padres, el lugar, la fecha y la hora de la ceremonia de enlace, las direcciones y/o los teléfonos de ambas familias y opcionalmente la petición de confirmación de asistencia, mediante las siglas que se ponen al pié de la invitación S.R.C. (Se ruega confirmación) o R.S.V.P. (Repondez Sil Vous Plaît).

Otros datos: Si hay una celebración posterior, el lugar del banquete y la hora puede ir en una tarjeta aparte o puede ir en la misma invitación de boda. Si el lugar es complicado de localizar o hay muchos invitados de fuera, se suele adjuntar un pequeño plano indicando como llegar y la situación del sitio de celebración, ¡es muy útil!

Variantes: Las variantes que podemos encontrar en cualquier invitación de boda, suelen ser la colocación de los datos, el tipo de letra a utilizar y el tamaño de la invitación. Una colocación clásica de los datos en una invitación es: los nombres de los padres de la novia en la parte superior izquierda; los de los padres del novio en la parte superior derecha; centrado el lugar, la fecha y la hora de la ceremonia. La dirección de la novia en la parte inferior izquierda; la del novio en la parte inferior derecha.

Familiares fallecidos: Si la madre de alguno de ellos es viuda, debería figurar la expresión «Vda. de …» seguido del nombre y apellido del difunto (aunque es mejor poner el nombre completo de la señora o el señor sin hacer referencia a su estado civil). Si es divorciada, y no quiere aparecer con el padre (aunque sea su ex-marido es el padre de su hijo) deberá figurar el nombre de soltera. Por regla general, independientemente del estado actual de las parejas de los padres, deberían figurar siempre el nombre de los padres biológicos.
La opción de Vda, es solo para mujeres, en el caso de que su marido esté fallecido. En el caso que sea la madre la que ha fallecido se debe de poner un bloque central con los nombre de los padres que estén vivos (tanto del novio como de la novia). Nunca se debe dejar el nombre del padre de la novia solo a la izquierda. Si es el padre la persona fallecida si que se puede poner “Viuda de…” pero nunca el caso contrario “Viudo de…”.
Si preferís no poner a la persona viuda sola, existen dos opciones más genéricas en las que no se hace mención específica de los nombres de ninguno de los padres.
1- Podéis poner los nombre de los novios, seguidos de la formula “juntos con sus padres”…tienen el placer de invitarles…
2- Nombres de Novios_____y_____tienen el gusto de invitarles, junto con sus padres, a su boda que se celebrará….
3- O se puede poner en la zona destinada a los nombres de los padres, “La Familia”: La Familia_________ y la Familia_____ se complacen en participarles el Matrimonio de novio y novia.
Si alguno de los contrayentes es huérfano, puede figurar el nombre de sus padrinos de bautismo (sustitutos «oficiales» de sus padres) o se puede optar por la fórmula de invitar directamente los novios sin hacer referencia a los padres (no es una fórmula muy aconsejada ni demasiado elegante).
Las combinaciones para «colocar» a los padres o los sustitutos de los mismos son muy variadas en función de las situaciones personales de los mismos, aunque estas situaciones no deberían trascender a las invitaciones de boda.

Invitados y entrega: las invitaciones se deben enviar mínimo con dos/tres meses de anticipación, sobretodo si es una boda a la que viene gente de otras ciudades y si contáis con una lista de bodas para los regalos o una cuenta corriente se suele incluir una tarjeta del establecimiento donde está colocada la lista o una tarjeta del banco con el número de la cuenta y los nombres de los novios. Lo del nº de cuenta no está muy extendido, en algunos lugares incluso no está bien visto, pero en algunas regiones (como Cataluña) es habitual, por lo que si queréis poner una cuenta por un lado, pero teneis invitados que se sienten menos cómodos con esta idea, preveer una pequeña lista de novios fácilmente accesible (vía online…para facilitar).

La entrega se suele hacer en mano a los familiares más cercanos, y que residen en la misma ciudad que los contrayentes. Lo mismo ocurre con los amigos. En el resto de lo casos, se envían por correo con la suficiente antelación, para evitar «extravíos» y que lleguen demasiado tarde.

Los sobres en los que van las invitaciones, deben estar preferiblemente manuscritos por los propios novios con los nombres del invitado, esto lo hace más personal. Se indica siempre el nombre del cabeza de familia seguido del de su señora/pareja o de «… y familia» cuando se invita a todos los que viven bajo «el mismo techo». Para solteros, solteras y viudos su nombre completo (así como en divorciados y separados sin pareja actual, su nombre de soltero o soltera).

Si los novios son de distintas nacionalidades, el texto de la tarjeta debe repetirse en ambos idiomas: en el anverso, en el idioma del novio, y en el reverso, en el de la novia.

A pesar de contar con tantas normas o recomendaciones, esto no implica una uniformidad o falta de originalidad en nuestra invitación. Por suerte, podemos hallar en el mercado una variedad extensa de diseños, colores, materiales, motivos (mejor discretos como hemos anticipado)…Todo un mundo para decirle a tus seres queridos que deseas os acompañen en vuestra boda.

Invitaciones relacionadas con el tema o lugar de la boda, por ejemplo la playa.
Invitación moderna tipo puzzle
Invitación manuscrita con letra infantil para las parejas que se casan y ya tienen hijos, si quieren hacer que el niño «invite» a la boda.
No podemos terminar el post sin antes advertir, ¡¡cuidado con los atentados a la estética que corren por algunas imprentas/casas de invitaciones!! ¡¡Confiamos en vuestro buen criterio!!
¿Cómo fueron vuestras invitaciones?, clásicas? o hicisteis algo moderno o de diseño? ¿Alguna original que recordéis?

Bisous!

5 comentarios en “¿Cómo invitamos a nuestra boda?

  1. La mia fue la clásica porque era la que más le gustaba a mi chico. Tarjetón doble en color crudo con el sobre a juego forrado de azul y la impresión también en azul.<br />Como mi suegra es viuda pusimos lo de Familia tal y Familia cual porque no me gustaba eso de Viuda de tal y como tampoco me gustaba de parezca que los padres invitan a la boda de sus hijos, debajo del nombre de los novios

  2. Si, nosotras opinamos que mejor poner los nombres de las familias, que viuda de… Es más bonito, y así también dejas caer que no son los padres los que pagan íntegramente la boda!<br />Las clásicas son las que más nos gustan, pero siempre se puede hacer también algunas invitaciones alternativas para los amigos, o los testigos, que sean más divertidas o curiosas. <br /><br />María, hemos visto

  3. Dime como se hace cuando la boda es 2da nupcias de ambos novios??? supongo que la invitación es conjuntamente con los hijos. Chicas derrepente podrian hacer un Post referente a ideas para aquellas bodas… gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *