Tu invitación habla (MAL) de ti

Intentar encontrar la invitación ideal es también una ardua tarea. Piensas que resultará fácil, puesto que queréis algo sencillo y elegante, pero pronto te das cuenta que esos dos requisitos básicos escasean en los muestrarios standard de inviaciones bodiles.

No debemos olvidar que con tantas parejas y cada una con su particular gusto y sentido de la elegancia y distinción, debe haber mucha oferta y diseños para todos los gustos. Pero ese es el límite… ¡¡no hacen falta diseños sin gusto!!
Los ejemplos que veremos a continuación responden a ese criterio…pero, parece ser a juzgar por los nombres que se imprimen en ellos, que alguna vez han sido elegidos. Pero tranquilas las novias que nos leáis, no va a ser la vuestra…¡¡eso seguro!! Muchas proceden de nuestra querida Inglaterra, tan trendy y cosmopolita en su capital y tan pastelosa en tantos otros lugares de su geografía.
Hay otras maneras de agasajar a los invitados con lo mejor en tu boda…¿qué tal guardar estos esfuerzos en piedras semiprecio-chinosas para esmerarse con el champán o el jamón de bellota?
¡Esto horririzaría hasta a la más Pink Lady que se conozca! Pero reparad en los brillantes de la segunda…¿la venderán en el top manta junto a los bolsos???
Seguro que con esta invitación no te olvidas de asistir a la boda…por ese lado cumplen su objetivo como invitación. Ahora bien, ese día dejarás tu sentido de la estética en casa y no te horrorizarás ni con los tapetes que hallarás bajo los centros de mesa, ni con las cortinas fruncidas en las ventanas color salmonete, ni la vajilla con escudo familiar!!!
También existen los modelos de invitación polivalente… te sirve igual para invitar al bautizo o comunión de tu sobrino, que a tu boda. ¡¡Muy socorrida!!
Algunos novios confunden las invitaciones de boda con las navideñas….
Invitación muy práctica para los que invitas por compromiso y no quieres que vengan a la boda: cuando acaban de montar el puzzle y descubren la invitación… ¡ya ha pasado la fecha del enlace!
Pero para despedir este post no hemos podido resistir comentar la joya de las invitaciones.Vamooos, que si en Tiffany’s no la venden es por casualidad porque tiene hasta sus colores corporativos…
Digamos que ni Sarah ni John (novios Tiffany’s) conocian la máxima de «menos es más«…
Pero cada uno elige como presentar su matrimonio…Nos resulta difícil imaginar como será la de sus bodas de oro.
¿Encontrastéis ejemplos tan magníficos en vestro periplo en busca de la invitación ideal? ¿Os han invitado alguna vez con una tarjeta tan singular?
Bisous!

2 comentarios en “Tu invitación habla (MAL) de ti

  1. jajajaja! la verdad es que la invitación es un mundo fascinante y horroroso a partes iguales!! yo creo, que todas hemos visto invitaciones que hemos pensado al instante: así no va a ser la mía…<br />yo estoy en ello…<br />bess!!!

  2. Bueno, la del plato es surrealista…pero no nos vamos a cebar criticando que todos tenemos un pasado…y sino a ver cómo eran nuestras invitaciones de comunión…a cuál más hortera!! y las estampitas que se regalaban?? Deben de ser los mismos que hacen estas invitaciones de boda los encargados de nuestro pasado horteril…<br />Chicas, os pido un nuevo post para el apartado &quot;blog-a-la-carte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *