Espacios Chill Out

En la mayor parte de las bodas hay un baile, dónde muchos de los invitados se desatan y bailan hasta las tantas de la madrugada. En cambio, algunos de esos invitados prefieren no aparecer por la pista (ya sea porqué son mayores, no les gusta bailar, prefieren charlar…) y se quedan arrinconados en una de las mesas del fondo del salón. ¿A alguna os suena esa imagen? Pues vamos a intentar solucionarlo con un espacio Chill Out.

El chill out es un término ingles que significa relajarse. Proviene de la música y se ha adaptado a la decoración entendiéndose como un espacio minimalista, intimista, relajado, donde se puede disfrutar de una copa y una buena conversación ambientada con música suave. Un estilo que se puede condensar en tres palabras: placer, comodidad y elegancia.

Lo que se pretende crear con este espacio es un clima tranquilo, donde los invitados podrán disfrutar a la par de música, dulces, cócteles y una buena conversación. Se pretende crear esta zona para la hora de los cafés y licores, justo antes del baile, y en un lugar que esté cercano al salón. La idea del Chill Out siempre es mejor para exteriores, así puedes definir mucho más las zonas. Allí la gente podrá relajarse sin perder de vista el foco del baile.
Para conseguir este clima lo primero es acertar en la decoración, para la cual necesitamos ambientes serenos donde predominen los pufs, las poltronas y los grandes sofás (incluso camas balinesas), acompañados por pequeñas mesas –bajas- auxiliares…

Moderno, marroquí, árabe, hindú, japonés, tropical, mediterráneo, etc., el estilo puede variar indistintamente, pero siempre apelando a la comodidad y simplicidad (no hay que abusar de espacios y decoraciones recargadas).

Los colores deben ser suaves, con predominio del blanco y de tonos neutros, y dar pequeños toques de color ya sea con los elementos textiles complementarios (cojines, alfombras, caminos de mesas), con la iluminación o bien con los elementos extra de la decoración: flores, jarrones, figuras, etc.

La iluminación tiene un papel primordial para lograr el clima ideal. El ambiente debe tener una luz suave (ni oscura ni en penumbras), predominando las velas y los farolillos con luces cálidas (las luces blancas resultan más duras).

Como el chill out empezaría después de la cena, puedes hacer que los camareros sirvan algún pica-pica a media noche, dependiendo del estilo que hayamos elegido. Pastitas dulces sencillas, bombones, frutas exóticas o canapés, serían buenas opciones.

Para dar más calidez puedes acompañar el ambiente de olores, que puedes aportarlos a través de quemadores de inciensos, flores y velas aromáticas.

La decoración floral no tiene valor primordial sino complementario, por lo cual se prescinde de los ramos elaborados y decoraremos la zona con pequeños detalles florales o con elementos de la naturaleza (piedras, hojas, agua) en las mesas.

La música es la cuna del ambiente de esa zona. Lo suyo es una buena sesión de DJ, con un volumen que permita a tus invitados hablar e interrelacionarse.
Este género incluye el ambient (música relajada y atmosférica), el ambient dub (ambient con ecos y dub de la música jamaiquina), lounge (ritmos tranquilos y pegadizos) y el beach house (estilo sensual, sobre todo latino), entre otros.

Para conseguir todo esto puedes contar con la ayuda de una empresa de organización de bodas, que se encargará del alquiler del mobiliario, decoración del espacio y de los detalles florales y decorativos.

¿Vosotras optaríais por un espacio Chil Out o preferís algo más clásico?

Bisous!

3 comentarios en “Espacios Chill Out

  1. me caso en julio, por la tarde y en un jardín…las circunstancias perfectas para un chill out!!! <br />muchas gracias…me quedo con algunas de las decoraciones a modo de inspiración!

  2. Hola chicas,<br /><br />Patricia, la verdad es que la ambientación chill out es muy atractiva y sin duda acaba siendo un éxito en todas las bodas…sobre todo a partir de altas horas de la madrugada! <br /><br />Es un concepto a aplicar en tu enlace Lali, y a partir de la idea la puedes desarollar más o menos en función de los recursos que quieras destinarle a esta parte. Puedes desde contratar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *