Ranking Novias con historia

Recordando novias de antaño, hemos decidido recopilar los vestidos de algunas novias del pasado, que marcaron época o simplemente sorprendieron por su originalidad o elegancia. Empecemos con nuestro ranking particular de vestidos emblemáticos…

Top 1: Grace Kelly
Empezaremos en el top 1 con nuestra favorita de todos los tiempos. El vestido que lució podría ser perfectamente ponible hoy en dia, e innegablemente elegante. Nosotras le llamamos: «El vestido incuestionable».

Helen Rose (una diseñadora especializada en cine) fue la responsable del traje que enmarcó a Grace con la elegancia y sobriedad que la caracterizaba.

Grace pidió que le incorporara una cola al vestido. La parte superior fue hecha con un delicado encaje francés y la amplia falda unida por un fajín. Tan pronto aprobó el diseño definitivo, 35 artesanos (modistas, bordadoras, especialistas en color) dedicaron 6 semanas a elaborarlo con esmero, ya que la novia era muy querida por todos.

Para entregárselo, construyeron una caja de aluminio de 2,10 x 1,2 metros. En el interior estaba el traje (relleno de almohadillas y papel de seda), el velo, el devocionario y el traje para la ceremonia civil junto a un negligé (bata de raso) e incontables motas de algodón empapadas con perfume francés para ‘que cuando lo abriera recibiera el aroma de miles de flores’.

Top 2: Jackie Kennedy
Para su boda eligió un traje de seda de tafetán color marfil y escote barco, creación de la diseñadora afroamericana Ann Lowe. El velo y las perlas pertenecían a su familia y la pulsera de diamantes que también lució, era un regalo de boda de su esposo. La elegancia que envolvía su persona fue confirmada el día de su boda gracias a la sencillez y encanto que desbordaba. Un detalle monísimo: los guantes cortos con los que completó el look y el collar de perlas que dulcificaba su rostro.

Top 3: Audrey Hepburn
Audrey Hepburn se casó con el director, productor y también actor de cine Mel Ferrer para el que eligió un vestido de organza blanco con mangas abullonadas, diseñado, como era de esperar, por Hubert de Givenchy, su modisto fetiche. Para el peinado se decantó por un moñito con una corona de flores blancas.
La bella Audrey no perdió el tiempo. Un año después de divorciarse de Ferrer, contrajo matrimonio con el psicoanalista italiano Andrea Dotti, del que se divorció también al cabo de siete años. Seguramente el hombre de su vida fue, definitivamente Hubert de Givenchy, que también firmó el famoso y original traje rosa de su segunda boda, acompañado con un pañuelo en la cabeza a modo de “velo”.

Audrey, organizó su tercera boda con James Hanson y mientras rodaba Vacaciones en Roma , las hermanas Zoe, Micol y Giovanna diseñaron y confeccionaron el sencillo pero elegante vestido de satén color marfil. Ella se hizo varias pruebas e incluso llegó a fotografiarse, pero finalmente la boda se canceló.
Ella regaló el vestido a las diseñadoras con la condición que se lo regalaran a alguna chica italiana que no pudiera pagarse su vestido de novia.

Top 4: Carolina de Mónaco
Su boda con Philippe Junot se celebró en el 1978. La novia llevaba un discreto traje de Dior y un peinado de su amigo Alexandre, formado por dos detalles de flores uno a cada lado, parecido al mítico peinado de otra princesa famosa pero de ciencia ficción: Leia.
Él acudió a la capilla del palacio Grimaldi con frac, y una gardenia en el ojal. Philippe -con 37 años- y un rostro de años ya vividos y Carolina -con 21- y un aire de extraviada y de dulce inocencia…
Dicen que Rainiero dijo ese día a Tessa de Baviera (una de las invitadas a la boda) «No me felicites, mejor dame el pésame». Estaba claro la opinión del rey, aunque poco pudo hacer…

Top 5: Carmina Ordóñez
Para su mítica boda con Paquirri eligió un recatado traje de seda con bordados de pailletes sin escote y manda larga, y una corona-diadema blanca que enmarcaba su bello rostro. Ella perteneciente a una familia con solera y el, torero de pura cepa contrajeron matrimonio pese la negativa de ambas familias.
El cuento no tubo final feliz, pero dicen que fueron el amor de la vida de ambos, aunque el matrimonio no funcionara por motivos de diferencias de clases y necesidades.

Top 6: Marisol (Pepa Flores)
Lució en su enlace con el bailarín Antonio Gades, un diseño francés con un velo también a modo pañuelo con flores bordadas. El vestido casi no sale de la boda de una pieza, ya que los fans estaban tan enloquecidos que hacían lo que podían por tocarla o acercarse.

Top 7: Carmen Martínez-Bordíu
La nieta de Franco se casó por primera vez con Alfonso de Borbón.
La petición de mano tuvo lugar en El Pardo dónde Carmen le regaló un retrato suyo pintado por Dalí y él una sortija, que había pertenecido a su abuela, la reina Victoria Eugenia y una pulsera de brillantes.
El vestido está considerado como una joya de la costura, incluso estuvo algún tiempo expuesto en un museo, fue creado por Balenciaga.
No olvidemos que era una boda de Estado, fue una maniobra de Franco para emparentar con el que se pensaba que podía ser Rey algún día, así que el vestido tenía que ser acorde con la ocasión: discreto, elegante y femenino. El detalle que más nos gusta es la cola que sale de la parte trasera.



Top 8: Diana de Gales
Ella había repetido en varias ocasiones que la confección de su vestido de bodas estaba a cargo de los diseñadores David y Elizabeth Emanuel.
El famoso vestido tenía un escote de pico y unas grandes mangas estilo farol con enormes volantes y además una cola que tenia más de de 8 metros de largo, por ello y todo lo que rodeó en el enlace, se le categorizó como la “boda del siglo”, titulo que hasta hoy nadie más ha podido reclamar.

Todos estos metros se usaron para confeccionar el vestido:
25 metros de tela de seda y tafetán
91 metros de tela de tul
137 metros de malla (para el velo)
10, 000 lentejuelas de nácar y perlas

Utilizó como accesorio para su cabello una bellísima tiara de diamantes, y un ramo tipo maceta de geranios enorme.
Ahora vemos este vestido desfasadísimo, pero en aquel momento creemos que todas las mujeres alucinaron y quisieron casarse con uno similar. Era un cuento de hadas con la princesa de los cuentos hecha realidad.

Acabamos con dos grandes de España:

Top 9: Reina Sofía
Se casó con Juan Carlos I en una ceremonia histórica en 1962. Para evitar un conflicto con la Santa Sede hubo dos ceremonias, una católica y otra ortodoxa. La iglesia ortodoxa estaba decorada con 30.000 rosas blancas.

Su traje de novia fue diseñado por Jean Dessés, una creación en lamé con el brocado antiguo. La novia lució el mismo velo de encaje que llevó su madre el día de su boda, que  medía más de cinco metros. Lo sujetó con una diadema también de la Reina Federica: estilo imperio y de brillantes (que llevaría después Letizia Ortíz en su boda con el Príncipe). También lució una gargantilla, a juego con unos pendientes, un brazalete y un anillo de diamantes.

Top 10: Cayetana de Alba
La duquesa de Alba, Cayetana Fitz-James Stuart, lució en la boda con su primer marido, Luis Martínez de Irujo, una creación de la modista Flora Villareal, en raso natural y con encajes antiguos, que la duquesa acompañó con un velo de tul ilusión y una corona de la familia que años después luciría su hija Eugenia en su boda con Francisco Rivera Ordónez.

¿Qué vestido histórico os gusta más? ¿Añadiríais Alguno más que recordéis y creáis que fue mítico?

Bisous!

8 comentarios en “Ranking Novias con historia

  1. Me parece fatal que os hayáis olvidado de la boda del siglo….la de farruquito!! qué estilazo!desde luego, un modelo a seguir…yo quiero ser farruquita por un día!!<br />Ese velo kilométrico, esos guantes de encaje hasta el codo, ese moreno solmanía…un total look!

  2. El vestido de cuento de ada es de Diana de Gales la que fue y sera por siempre la princesa de los pobres la mas hermosa y radiante de las novias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *