The beginning

 

Your comfort zone

 

Dicen que los comienzos son difíciles, pero… ¿De qué sirve si no lo intentas?

Siente el riesgo, la emoción, la ilusión de comenzar un proyecto nuevo, y compártelo, ya que el esfuerzo del trabajo bien hecho de nada sirve si no lo das a conocer.

Al fin te encuentras ante lo que tanto habías soñado, y al fin decidiste que merecía la pena apostar porque una parte de ti quede reflejada para siempre.

Alguien dijo en alguna ocasión, que los sueños no son sueños si no les tienes miedo, por ello, ¡allá vamos!

Dejemos atrás todo aquello que nos nubla, y decidamos de una vez dar un salto con “nosécuántas” volteretas mortales, vamos a despeinarnos, que estamos aburridos de llevar siempre la misma coleta, y sumerjámonos en esas aguas en las que no nos atrevimos nunca ni a meter un dedo.

Es un placer presentaros un blog distinto, mitad ego mitad inspiración, mitad…lo que tú quieras que sea.

Entra sin preguntar, la puerta está abierta.

Lu.

 

 

9 comentarios en “The beginning

  1. Para valientes como tú los comienzos son «pan comido»! Te va a ir genial en esta gran aventura y yo voy a estar en primera fila para verlo =)

    1. Las valientes siguen el ejemplo de personas tan auténticas como tú. Afortunada me siento por que me acompañes en esta aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *