Brilla como una Kardashian con los iluminadores de Lancôme click and glow & Custom glow drop

Si hiciéramos una encuesta sobre cómo es la apariencia de una piel sana la respuesta sería unánime, una piel con brillo. Las pieles jóvenes son las pieles que sin apenas cuidados, (en una gran cantidad de casos muchas no usan sueros, olvidan aplicarse crema hidratante, apenas se limpian el rostro…) siguen brillando y viéndose jugosas.iluminadores Lancôme click and glow & Custom glow drop

Si tú acumulas ya unas cuantas velas en tus tartas de cumpleaños, no desesperes porque con un poco de maquillaje correctamente aplicado y sin ser ninguna experta podrás recrear este favorecedor efecto.iluminadores Lancôme click and glow & Custom glow drop

Lancôme se ha propuesto que todas las mujeres independientemente de nuestra edad brillemos gracias a sus iluminadores. Se han vuelto algo locos, y nos han vuelto a nosotras como consumidoras, lanzando varios iluminadores con los que simular el efecto de una piel jugosa, luminosa y radiante.iluminadores Lancôme click and glow & Custom glow drop

Lancôme click and glow son unos iluminadores de venta exclusiva en El Corte inglés, tanto en sus stands como en su e-shop. Se presentan en un formato bolígrafo que personalmente me resulta muy cómodo para llevar siempre encima en el neceser del bolso o en el de viaje. El aplicador de Lancome click and glow es una esponja. Están disponibles en cuatro tonos que giran en torno a los rosados y el bronce. Los aplicadores en formato esponja nunca fueron mis favoritos porque con el paso del tiempo no los considero higiénicos si no puedo limpiarlos con agua y jabón sin arruinar el producto. Por este motivo yo los uso de forma distinta a cómo indica Lancome, yo giro el bolígrafo unas cuantas veces, me aplico el color sobre el dorso de la mano y con la Beauty Blender o con un pincel sintético tipo Setting Brush de Real Tecniques (o su increíble clon de Primark) lo extiendo por las zonas que quiero resaltar con iluminador (arco de cúpido, alto de la ceja, nariz y pómulo). El “fallo” de su aplicador en esponja se compensa con lo bonitos que quedan estos cuatro iluminadores ya que el color es uniforme, no llevan purpurina ni brillos artificiales que puedan acabar arruinando el efecto resultando terriblemente falsos.iluminadores Lancôme click and glow & Custom glow drop

La fórmula lleva glicerina que es un gran humectante y ayuda a que la piel donde apliquemos el iluminador esté hidratada y con buen aspecto evitando que el iluminador marque pequeñas líneas de expresión o arrugas.iluminadores Lancôme click and glow & Custom glow drop

Como consejo te diré que seas prudente a la hora de girar el aplicador porque como dirían los americanos, a Little goes a long way, cunde muchísimo y es mejor que vayas poco a poco girando el aplicador en función a lo que necesites que girar una gran cantidad de veces y acabar desechando exceso de producto porque ya no tienes más cara para iluminar.

Otro iluminador con el que Lancome viene a enamorarnos en Lancôme Custom glow drop (33,5€). Este iluminador se presenta en un gotero de cristal y al igual que Lancome Click and glow está disponible en cuatro tonos. Estos iluminadores podrás encontrarlos en todos los puntos de venta de la marca.

El formato gotero es mi favorito del mundo cuando se trata de sueros o texturas muy fluidas, acuosas sin embargo en esta ocasión tengo que criticar a Lancome porque creo que no han estado acertados con este formato teniendo en cuenta la textura de los iluminadores. Pese a ser una textura emulsión agua en aceite, la fórmula es muy densa, tanto que aún estando el producto nuevo cuesta obtener unas gotas con el gotero por lo que imagino que a medida que vaya quedando menos en el envase resultará complicadísimo.iluminadores Lancôme click and glow & Custom glow drop

Lancôme custom glow drops (35€) son unos iluminadores líquidos tremendamente saturados en partículas perladas de brillo. Esta saturación de pigmento hace muy sencillo obtener un resultado sublime en lo que a brillo y efecto glow se refiere. Al igual que en el formato bolígrafo no son purpurinosos ni tienen partículas grandes y poco reales sino que se integran perfectamente en la piel y son super modulables. En función a la cantidad de brillo que quieras obtener puedes aplicar más o menos cantidad de iluminador en distintas capas (siempre a toquecitos) sin que una capa arrastre a la anterior. Las posibilidades de aplicación son infinitas, puedes aplicar un par de gotas en el dorso de la mano y aplicarlo con pincel, puedes aplicarlos directamente con los dedos en los puntos de luz, mezclar unas gotas con tu hidratante o tu base de maquillaje para aportarle una luminosidad natural o incluso mezclar una pizca con tu labial y aplicarlo a toques sobre el labio.iluminadores Lancôme click and glow & Custom glow drop

Ambos iluminadores creo que son una buenísima compra si estás buscando aportar una acabado luminoso a tu maquillaje. El hecho de que sean muy pigmentados en partículas nacaradas pero a la vez muy modulables los hacen aptos para todas las mujeres, ya que si buscas un resultado natural puedes mezclarlos con tu base o hidratante mientras que si buscas brillar como si de una Kardashian se tratara también podrás conseguirlo.

 

Virginia

Un comentario en “Brilla como una Kardashian con los iluminadores de Lancôme click and glow & Custom glow drop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *