Crónica de un viaje por Francia

Francia me encanta. Es algo objetivo y subjetivo. Objetivo porque me encantan sus ciudades, su vida, su ambiente y su gastronomía. Y subjetivo porque es un país que siempre me hace feliz.  Que me trae recuerdos maravillosos de viajes con mis hijos y porque que en cuanto lo piso pienso: «volvería sin parar». Francia tiene algo que emociona y atrapa.

El viaje de este año subiendo desde las Landas hasta Bretaña ha sido una constante sorpresa. Había leído sobre la zona pero no esperaba disfrutar tanto y sobre todo tener un viaje tan completo. Francia es el segundo país más visitado del mundo y eso es por algo. Su mar turquesa, sus playas con increíbles acantilados, sus ciudades medievales de cuento, sus castillos… tanta historia y belleza para disfrutar.

Me habíais escrito decenas de mensajes por Instagram pidiéndome el recorrido. Iré contando todo con detalle pero hoy os dejo el recorrido de este viaje de 12 días para que podáis utilizarlo de guía. Espero que os sirva y os prometo que ampliaré información de cada etapa del viaje en próximos post.

Nuestro recorrido comenzó en la Duna del Pilat y fue el primer wow.  Elegimos hacer esta parada un poco por casualidad porque nos pillaba bien en el camino para descansar y os prometo que yo no esperaba que me impresionase tanto. De hecho nuestra idea era parar en Biarritz pero estaba lloviendo y cambiamos un poco sobre la marcha. Y ahora pienso: vaya suerte.

La Duna de Pilat es con diferencia la duna más alta de Europa. Pero la altura no es sólo lo que impresiona, es todo. Su impresionante panorama con el mar azul de fondo la hace única. La sensación de inmensidad aquí es evidente.

115 metros de altura de duna de arena que hay que subir como puedes (y cuesta, creerme). Pero llegas arriba y te quedas sin palabras. El mar turquesa, los kilómetros de arena blanca, tener las copas de los árboles a tu lado… es un lugar increíble, de los que te hacen sentir que la naturaleza es insuperable.

BURDEOS. Después disfrutamos de un par de días de Burdeos, una ciudad maravillosa de la que había oído hablar muy bien y que fue tal y como me habían contado. Señorial y estética es también una ciudad manejable y cómoda para disfrutar con los niños. Os conté todo lo que vimos EN ESTE POST. Lo que más le gustó a los niños de Burdeos fue el espejo del agua, una especie de «fuente o piscina enorme» donde los niños pueden mojarse y jugar. Terminaron calados y se rieron tanto.

FUTUROSCOPE. De ahí nos fuimos a Futuroscope donde nos volvimos todos niños y nos dedicamos a disfrutar de un parque de atracciones distinto con proyecciones audiovisuales sorprendentes y que además este año inauguraba una zona para niños que fue perfecta para Bárbara: Futurópolis. Os cuento todos los detalles AQUI

PUY DU FOU. Luego llegó el plato fuerte del viaje. Para mi este parque fue algo insólito por diferente y nunca visto. Llevaba mucho tiempo soñando con visitarlo y la emoción no decayó los dos días que estuvimos allí. Puy du Fou es historia hecha espectáculo y cuento todos los detalles EN ESTE POST porque merece mucho la pena.

BRETAÑA. Desde Puy Du Fou viajamos a Saint Malo y comenzó nuestra semana de recorrido por Bretaña. Es la región más occidental de Francia y la que alberga más kilómetros de litoral. En esta zona se cruzan historias del pasado celta de la región, pueblos y fortalezas medievales con un mar turquesa, villas lujosas, playas idílicas e historia de corsarios.  Los niños han disfrutado muchísimo de la zona por varias razones.

El mar, los castillos, las historias de piratas… y por supuesto porque en Bretaña los caprichos llegaron en forma de crepes y dulces, que allí son otro nivel. Bretaña es un  plan ganador con los niños. Hemos visitado pueblos medievales preciosos, hemos corrido y jugado por playas espectaculares, hemos buscado delfines en barco y sobre todo nos hemos dedicado a descansar, aprender y ser felices, que en esta zona es muy fácil. Os cuento la ruta con más detalles AQUI 

Otro viaje de verano del que vuelvo con la maleta cargada de recuerdos bonitos. Me paso meses preparando estos días y sobre el papel una nunca sabe qué va a pasar, si todo saldrá bien, si el destino será tan bonito como esperas. Maravillosa sorpresa esta zona de Francia.

 

Gracias Bretaña por tantas aventuras, por tu luz, tu mar y tu maravillosa alegría de vivir.

4 comentarios en “Crónica de un viaje por Francia

  1. Estoy contigo Francia es lo más!! Nosotros hemos estado este verano en la zona de Loyra y espectacular tambien y con ganas de volver!!! Me apuntaré tu viaje porque seguro que un año cae!! Ya pensando en el siguiente!!

  2. Oh!!! bella Francia. AMO ese país. La costa del atlantico es lo unico que no conozco: Bretaña, burdeos St Maló, Asi que revisare minuciosamente tus comentarios.
    Noemi desde Argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *