Cruceros con niños, ¿sí o no?

Llevo mucho tiempo queriendo hacer un crucero con los niños. Pero no sé por qué pasan los años y nunca lo hago. Siempre surgen nuevos planes y al final lo voy dejando. Creo que los cruceros son una opción recomendable para hacer un viaje en familia: ves muchos sitios sin mover maletas y la animación dentro de los barcos es divertida para todos. Es un viaje que tengo en la cabeza pero el tema «cruceros» tiene tantos adeptos como detractores. Y tú, qué opinas, crucero,¿ sí o no?. Hoy te contamos las ventajas y los inconvenientes.

VENTAJAS

1.Viajar y ver mundo sin mover maletas. Los cruceros son una forma muy relajada de conocer varios países sin hacer kilómetros en coche, sin notar que te estás desplazando… mientras tú disfrutas y te bañas en la piscina, o tus hijos juegan con su personaje favorito, el barco se mueve y te lleva a tu destino. Llegas, bajas… y a sacar fotos. Comodidad máxima.

2.  Los niños suelen viajar gratis por lo que el precio del viaje no suele dispararse.

3. Son espacios pensados y especializados en divertir a niños y mayores… sin salir del barco tendréis todo tipo de actividades, diversiones y menús… En pocos lugares hay tanta oferta para niños.

4. Todo incluido.  Todas las actividades a bordo son gratis para los niños por lo que tus hijos podrán disfrutar de mil planes sin que vuestro presupuesto se dispare. Eso sí, hay que tener en cuenta que hay conceptos no incluidos que al final de la travesía incrementarán el precio de nuestras vacaciones: bebidas no incluídas, seguros, transporte al/del puerto, propinas, gastos en puerto, reservas y comidas no incluídas, excursiones en tierra…

5. Servicio de canguro. Una comodidad que ofrecen muchos barcos  es que si los padres quieren disfrutar de una cena romántica o de un rato de spa a solas pueden dejar a los pequeños al cargo de una niñera.

Y es que aunque cueste elegir el itinerario, los barcos temáticos pueden ser un destino en si mismos: piscinas, servicios diversos, fiestas, deportes, cine, casino, gastronomía espectacular y extensas zonas abiertas para tomar sol y disfrutar de las piscinas. Mola!

INCONVENIENTES

MASIFICADOS. Los cruceros se llenan y eso supone compartir tus vacaciones con cientos de familias, colas en el restaurante, piscinas a tope… me agobian las multitudes, no sé si me gustaría.

EL BARCO SE MUEVE Y A VECES NO ES FACIL DORMIR. Lo de estar en el mar de vacaciones tiene sus desventajas si el barco se mueve o te mareas. Los niños pueden pasar malos ratos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

COMES LO MISMO DURANTE TODO EL CRUCERO. Los que han estado en cruceros me cuentan que terminas un poco harto de la misma comida todos los días. ¿Qué opináis?

CAMAROTES PEQUEÑOS. Aunque hay camarotes familiares, al final son habitaciones pequeñas en las que tienes que pasar bastantes días. Tener un espacio privado limitado me parece un inconveniente si te apetece estar con tus hijos a solas jugando o leyendo o relajándote.

TIEMPO LIMITADO EN CADA ESCALA. Con lo que me gusta a mi viajar a mi ritmo y detenerme en cada sitio sin mirar el reloj no tengo claro si me va a gustar eso de ver una ciudad en 3 horas.

¿Qué opináis? ¿A favor o en contra?

6 comentarios en “Cruceros con niños, ¿sí o no?

  1. Hola, yo el año pasado hice un crucero por las islas griegas, concretamente en el Costa Luminosa. Nunca habíamos hecho uno y teníamos ganas. Había amigos que hablaban muy bien y otros no tanto. Mi experiencia fabulosa, repetiría sin dudarlo.

    Me gustó muchísimo, muy buen ambiente, muchos espectáculos, el barco una pasada, (una limpieza, una organización,…si te lavabas las manos tres veces , tres veces que te cambiaban las toallas, pero nunca veías a nadie,…)
    Las escalas me encantaron y hay tiempo de sobra. Nosotros por ejemplo estuvimos en Miconos un día entero, al igual que en Venecia, y la visita la hicimos por libre. En otras escalas donde el tiempo es más reducido cogimos la visita guiada porque además lo que queríamos visitar estaba más alejado como Olimpia, es cuestión de organizarte y saber a qué das prioridad en cada escala.

    Yo, como he dicho antes repetiría, pero para gustos colores

  2. El verano pasado decidimos hacer un crucero en familia junto a dos parejas más con niños. Lo disfrutamos muchísimo, porque para viajar con los pequeños es muy cómodo ir de un destino a otro viajando mientras duermes, así los niños no se matean. Los camarotes esverdad que son pequeños, pero la verdad es que solo estás allí para dormir, así que tampoco supone un problema. Con respecto a las comidas, es cierto que si eliges comer en el bufet, donde hay más opciones para los niños, está masificado en las horas punta, pero hay bastante variedad en la comida. Además puedes optar por la opción de comer en el restaurante, donde tienes tu mesa asignada, aunque en ese caso te limitan a comer a una hora en concreto. En el miniclub organizan muchas actividades para los niños, incluso tienen la opción de cenar allí mientras los padres cenan tranquilos, visitan el casino o ven algún espectáculo en el teatro. La verdad es que me encantó la experiencia y este verano repetimos crucero cambiando los destinos.

  3. Hola soy de Guatemala, nos fuimos El año pasado a un crucero saliendo de Miami a Jamaica México Haití y República Dominica. Tenemos dos hermanas has una de 4 y otra de 6. Yo iba con muchos miedos, principalmente por el mareo, tantos días en el agua, el Costa concordia etc… me prometí no enfocarme en mis miedos y solo vivir el hoy, y una semana se pasaba rápido y para pasar a la próxima que era a los parques de Disney. Oh sorpresa! Fue todo lo contrario, toda mi familia amo más la semana del crucero que ir a Disney, mis hijas principalmente! No me lo creía, pero fue así. Mis hijas no salían del jacussi de la terraza, la comida jamás terminamos de probar toda la variedad que había (cocinaban por culturas), pienso que los que se aburren de la comida del barco tiene más que ver con la calidad del crucero que agarren. La habitación es clave agarrar una con balcón, no me imagino como nos hubiera ida en un camarote solo con ventana; la habitación se sentía como un hotel de algún puerto con él techo un poco más bajo. Yo por prevención les di nauseol líquido todos los días, pero la verdad no nos mareamos los últimos días se me acabó y no pasó nada. Hay tanto que hacer dentro del barco que no lo terminamos de conocer nosotros agarramos uno que es de los más n grandes del mundo Allure lf the seas de Royal Caribean y la calidad en todo impresionante. Hay shows para la familia, yo no soy de dejar a mis hijas en day care, así que ellas con nosotros todo el tiempo. En cuanto a conocer los paises, viajando con peques no es que pueda uno recorrer tanto, agarrábamos un taxi a una playa o algo y comíamos del lugar y mis hijas ya con ganas de regresar al barco por el jacussi. Tenemos mucha ilusión de hacer otro, para mí la mejor manera y la más inteligente de viajar con niños, a todos se lésbicos llenan las expectativas, a los papás de andar conociendo lo mejor de países nuevos en una forma cómoda; los niños súper a gusto y cómodos. No hay por donde pensar que se vaya uno arrepentir, todo lo contrario. Muy desafortunado para nosotros ir a los parques de Disney en Orlando, jamás regresaríamos ahí. A ninguno nos gusto, talvez porque veníamos muy consentidos del 🚢 crucero.. 💕

  4. ¡Es nuestro plan para este verano! Hicimos un crucero en nuestro viaje de novios y siempre me ha parecido una opción perfecta para ir con niños. la masificación y las comidas será lo peor (nosotros hicimos el primero en octubre y fue más tranquilo) pero al resto de la organización sólo le veo ventajas. Los mareos, si el viaje es por el Mediterráneo, podemos tener suerte y no vivirlos. Yo me mareo en coche a 300 metros de casa y no tuve ni un malestar en 7 días de barco. ¡Ya te contaré a la vuelta!

  5. Hemos hecho varios cruceros, en pareja con un hijo y con abuelos y primos.
    Para nosotros lo mejor compañías como NCL donde cenas a la hora que quieres reservando tu mesa como en un restaurante convencional. Hay bufete donde no hay q reservar y después restaurantes de diferente tipo, algunos con coste adicional, pero hay opciones de sobra incluidas.
    Las excursiones las hacemos por nuestra cuenta contratando transporte, guia, … o simplemente a nuestro aire; todo depende de la escala. Nosotros las planteamos como visitas para ver lo que podamos, sin agobios y anotar los sitios a los que volveríamos y los que nos llego lo que visitamos y no volveremos.
    Los niños se lo pasan bomba ya que les tienen mucho en cuenta en todos los aspectos.
    Recorrimos Mediterráneo, Báltico y Adriático y nunca nos mareamos. Si necesitas en recepción te dan pastillas para el mareo.
    Los camarotes mejor con terraza te dan más cancha para tener un espacio extra. Nosotros pedíamos el desayuno al camarote(no cobran por eso), así la mañana que tocaba excursión, íbamos con más calma y los niños dormían un poquito más.
    Por supuesto que me gusta también otro tipo de viajes, pero alguno de vez en cuando me parece recomendable!!

  6. Hola
    Yo ya he hecho dos cruceros con los niños, con la compañía MSC: Mediterráneo Clásico y Capitales Bálticas. Ya estoy deseando reservar el próximo.
    Yo era negada, pero mi marido y mi hija (su primer crucero lo hizo con 8 años y el niño 5) estaban como locos con un crucero, así que cedí. No había terminado el crucero y ya estaba soñando con otro, así que lo que hacemos es un año crucero y otro año otro tipo de viaje.
    Yo no se con qué compañía ni en que categoría han viajado otros, pero yo no me cansé de la comida porque la cena cada día es menú a elegir y el almuerzo o lo haces en buffet o casi siempre fuera del barco.
    Los niños están siempre entretenidos, incluso sin piscina. En el crucero del Báltico sólo fueron a la piscina cubierta un rato un día.
    Las habitaciones no son grandes, es un barco, pero en mi caso siempre cojo balcón y la sensación nunca es de agobio. De todas maneras en la habitación poco estamos.
    Cada noche hay actuación en el teatro y a los niños les encanta. También hay fiesta cada noche, pero nosotros terminamos tan agotados de todo el día, que hemos ido a dos o así.
    La noche anterior con mis hijos hablamos del puerto que nos toca y así también van aprendiendo.
    Totalmente recomendado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *