Hotel Playacalida Spa Hotel

Descubrir hoteles maravillosos para viajar en familia no es fácil. Y recomendarlos, una responsabilidad. Sé que todos los que me leéis confiáis en mi y seguís mis consejos para algo que para mi es sagrado: las soñadas vacaciones con los niños. Y por eso me encanta descubrir hoteles como este: Playacálida Spa Hotel, de Playa Hoteles. Un lugar en el que pasar tiempo de calidad juntos. Una inyección de energía.

Viajé al hotel sin imaginar que me iba a gustar tanto, lo confieso. Había leído opiniones buenísimas de él pero creo que su web no le hace justicia . Sin embargo lo que encontré allí fue un auténtico paraíso para familias. Diversión para los niños a todas horas. Y descanso para los padres, el soñado momento de tumbarte en una hamaca en una «infinity pool» con vistas panorámicas y tu copita de vino al lado.

No suele ser fácil que un mismo hotel combine lo que tiene Playacálida Spa Hotel: toboganes para niños, jacuzzis exteriores, un río rápido… es decir, un planazo para los pequeños de casa… con una zona para los padres en las que disfrutar del lujo de descansar. Es un hotel diseñados para que no tengas que preocuparte por nada, donde los niños tendrán todo lo necesario para ser felices… pero tú también.

PISCINAS CON TOBOGANES. Las piscinas exteriores son uno de sus puntos fuertes. Los hoteles de la cadena Playa Hoteles tienen toboganes o acuapark, y este es uno de sus puntos fuertes. Los niños no quieren salir del hotel, y esto es literal. Mis hijos me dijeron que me olvidara de visitar «pueblitos» que ellos querían lanzarse una y otra vez sin parar. No salían del agua y a mi se me caía la baba oyendo sus carcajadas y su oyendo: «me lanzo otra vez mama» .

Me encantó la vegetación, lo bonito y cuidado que está todo. Las zonas exteriores son increíbles. Y lo bueno es que junto a estas, tiene otra: una piscina infinita con vistas al mar que es increíble.

Ese era nuestro lugar preferido cuando los niños se quedaban en el miniclub. La paz que da este lugar es algo objetivo.

MINICLUB CON ACTIVIDADES. En el miniclub hay actividades diarias y disfrutan muchísimo. Tiro con arco, baloncesto, juegos… incluso salen a bañarse a las piscinas y toboganes todos juntos con los monitores. Los fines de semana además por la noche ponen película con palomitas…  los niños quieren ir por supuesto… y tú quiere que vayan ja,ja…  ese rato de poder tomarte una copita después de cenar es una maravilla.

COMPLETO SPA. El spa de Playacálida también me sorprendió. Creo que tiene dos ventajas: su tamaño y distribución hace que puedas ver a los niños perfectamente de un lado a otro y lo completo que es. Es de estilo arabesco, como el resto del hotel y tiene de todo. En principio no está permitida la entrada de menores de 15 años pero tiene horario familiar. Todos los días de 12 a 13.30 pueden entrar los niños. Nosotros aprovechamos ese rato y disfrutamos tanto. Tiene piscinas tematizadas y climatizadas con cuellos de cisne, jets a distintas alturas y camas de agua, gruta de hielo, piscina de frutas, jacuzzis…

BUFFET CON CENAS TEMÁTICAS. Y la comida fue otra de mis grandes sorpresas. Os confieso que soy un poco especial en este tema. Me gusta la variedad y no soporto los buffets que te ponen pasta, carne, cosas rebozadas, ensaladas y poco más. Me sorprendió la variedad de la comida.

Paella, gambas, gazpacho, Ajoblanco, comida asiática, varios tipos de pescados y carnes a la plancha… el servicio de cocina en vivo te hace un montón de cosas: pasta, verdura, huevos… y de postre crepes o pancakes. Tiene un rincón de panes con harinas especiales (mi perdición) y otra zona para bebés con purés caseros distintos cada día y comida para niños además de fruta y yogures.

HABITACIONES COMUNICADAS

Las habitaciones son otra de las grandes preocupaciones cuando vas a un hotel y eres familia numerosa. En este hotel hay dos opciones. Alojarte en una suite en la que entran 5 personas o reservar dos habitaciones comunicadas. Nosotros nos alojamos en dos comunicadas y es muy cómodo porque cada uno tiene su espacio y su baño pero estamos todos juntos.

Nos recibieron con un pack especial de bienvenida que ofrece el hotel para los niños. Toda la cama llena de globos con peluches y chuches. No sabéis como saltaron al entrar y verlo.

Han sido poco más de dos días muy bien aprovechados. Exprimidos. No hemos salido del hotel. Los niños se han negado ja,ja… y la verdad es que cuando te sientes feliz y en  un sitio en el que todo es fácil y divertido no hace falta nada más. No olvidaré nunca el que para mi era el mejor momento del día allí. El atardecer en la Infinity Pool. Los colores del cielo reflejados en el agua, el silencio… un espectáculo.

Si estáis buscando ideas de hoteles para ir con los niños apuntaros este. No os va a decepcionar. Allí nos contaron que un 40% de sus clientes son recurrentes. Y es que el que lo prueba, repite.

Tenéis toda la información sobre precios y reservas en su web:

www.playasenator.com/hoteles/playacalida-spa-hotel/

2 comentarios en “Hotel Playacalida Spa Hotel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *