La casa de los Tomillares

Descubrir sitios así, que contagian paz y armonía desde sus fotos. Imaginarme allí con mis hijos, en este hotel situado en Candeleda, un paraíso de la Sierra de Gredos. Un lugar de descanso privilegiado y exclusivo con una decoración muy especial para que los clientes se sientan en su propia casa de campo. He visto las fotos de La Casa de los Tomillares y ohhh, me encanta, ¿a ti?

Este hotel con tanto encanto dispone de ocho habitaciones dobles decoradas cada una de forma diferente con muebles antiguos franceses donde se ha cuidado hasta el último detalle. Tiene jardín y campo alrededor para poder moverse con libertad, y también tiene piscina.

La Casa de los Tomillares es un refugio para alejarse del bullicio y el estrés de Madrid y desconectar en familia.

ENTORNO. Candeleda es un municipio de Ávila en la cara sur de Gredos. El mayor lujo de esta zona es la privilegiada naturaleza. Allí puedes encontrar cabras hispánicas, miles de aves como la cigüeña negra y común, garzas, patos y paradas de grullas lo que hace de este un lugar excelente para los  amantes de la observación de los pájaros.

ACTIVIDADES. Son múltiples las actividades que se pueden practicar en los alrededores de la casa y que os harán pasar unos estupendos días con los niños. Por supuesto el senderismo por Gredos, eligiendo las rutas en función de su dificultad y la experiencia de los caminantes. Además paseos a caballo, piragüismo por el río Tietar, descensos y Travesias en canoa…

La casa de los Tomillares ofrece también la posibilidad de jugar al golf en el campo de 9 hoyos de Candeleda, con vistas de un lado al pantano de Rosarito y de otro a la Sierra de Gredos. O si lo que buscas es desconexión total otra opción es darte un masaje en un habitación.

Cada detalle está cuidado y pensado con mimo. Y si te enamoras de la decoración, te puedes llevar a casa lo que quieras porque cada mueble de la casa se puede comprar.

Que lujo disfrutar de un fin de semana aquí en familia. Deseando ir a conocerlo.

¿Te ocurre lo mismo que a mi?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *