La Pedriza con niños

Soy de las que necesitan una dosis de naturaleza cada poco tiempo. Me encanta vivir en una gran ciudad por todas las posibilidades que tiene pero los fines de semana me refugio en zonas verdes. Y uno de mis planes preferidos ahora en otoño es La Pedriza, uno de los entornos que nos permiten hacer senderismo fácil con los niños rodeados de un paisaje precioso.

Desde el pueblo de Manzanares el Real podemos emprender la Ruta del Alcornoque del Bandolero, un recorrido sencillo de cuatro kilómetros y poco desnivel.

PIEDRAS CON FORMAS. La Pedriza es una de las reservas naturales más bellas de España donde podemos encontrar multitud de construcciones naturales de piedras.Sus formas son tan distintas que según las mires podrás reconocer formas de animales o cosa, algo que le encantará a tus hijos… la imaginación de cada uno es libre y eso es lo maravilloso para los pequeños, desafiar su ingenio y ver más allá de las piedras. Su entorno cobra vida.

Los niños estaban emocionados. Salir de la rutina de la ciudad, disfrutar de descubrir cosas, escalar rocas, ver y oir el río… fue un precioso día en familia.La ruta tiene un desnivel bastante fuerte pero es corta, poco más de 7 kilómetros. Y lo bueno es que el suelo es bueno, resulta muy sencillo andar y no tiene pérdida.

Para aquellos que visiten por primera vez La Pedriza lo mejor es acudir al Centro de Información. Se encuentra en el Camino de La Pedriza, en la carretera que accede al Parque en dirección al aparcamiento de Canto Cochino. En el interior del centro se puede encontrar información sobre senderos, folletos explicativos y datos útiles para hacer más agradable la visita y así decidir la ruta en función de las edades de nuestros hijos y las ganas de andar que tengamos.

Una pequeña caseta permite conocer el sonido de los animales. En el mismo centro, en la parte exterior se puede visitar la denominada Pequeña Pedriza. Un recorrido donde se exponen pequeñas reproducciones de los riscos más emblemáticos y curiosos, junto con paneles que explican sus formas y el origen de sus nombres. El acuario o el jardín de rocas, son otras de las posibilidades que ofrece el recinto.

Para ir en coche, hay que tener en cuenta que existe un límite en el parking para 375 coches cada día. Por eso te recomiendo dos cosas: o bien que madruges y llegues muy prontito o que comas en la zona y subas por la tarde, aprovechando que que ya hay gente que se ha ido y vuelven a permitir subir coches de nuevo.

Un gran plan para estos dias de otoño, te animas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *