Más tiempo y más cariño

Nuestros hijos tienen todo lo malo que les decimos, pero también tienen todo lo bueno que nos callamos

Victor Kuppers y sus mensajes. Victor y sus frases que te hacen parar… y sentarte y pensar. Su mensaje siempre: Lo más importante es que lo más importante sea lo más importante. Y si para nosotros lo más importante es la familia… por qué no dedicarles lo mejor de nosotros?

Dos palabras mágicas: “tiempo y cariño”. Le oigo y me doy cuenta de la razón que tiene y de lo poco que nos aplicamos sus mensajes, de lo rápido que se olvidan las intenciones: “Necesitamos reivindicar el cariño, la ternura en un mundo que se ha vuelto más hostil, más rápido”

“Una de las necesidades más básicas que tenemos los humanos es la de sentirnos queridos. Los que tenemos hijos tenemos la obligación moral de decirles varias veces al día que son brutales

La frase me taladra el alma. Me paro a pensar en la de veces que les repito a mis hijos lo que tienen que hacer, en qué tienen que mejorar. Les digo más veces eso que todo lo que les quiero, que son seres maravillosos, buenos, simpáticos y generosos.

La segunda cosa importante es el tiempo. Olvida lo de “poco tiempo, pero de calidad”. Una excusa para tener la conciencia tranquila. La educación de un niño es eso: cariño y tiempo. No hay muchos más secretos y consejos. Qué buen resumen ¿no? Qué bien sienta escucharlo y pensar.

“Somos tan raros los humanos que si contamos las cosas buenas y las menos buenas que nos decimos, ganan las menos buenas, somos así de raros. Nos damos cuenta de qué era lo  importante cuando es tarde”

No es que no tengamos tiempo, es que perdemos mucho.Pero al final, como dice el gran Victor, lo que queda en el alma es eso: Cariño y tiempo.

Lo que recordarás dentro de unos años serán los atardeceres con tus hijos. Esa mañana de otoño de Aranjuez corriendo entre fuentes y árboles. Su cumpleaños y el brillo de sus ojos al oir el cumpleaños feliz. Las canciones, los cuentos, los baños, las risas… Dentro de unos años no recordarás la prisa ni las lavadoras ni los problemas pequeños. Todos vivimos con prisa, con la larga lista de cosas pendientes, con mil marrones que nos quitan el sueño, con trabajo acumulado, exigencias propias y ajenas…supone un esfuerzo, es cierto.

Pero lo que cuenta, lo que suma son dos palabras. Cariño y tiempo. Voy a hacerme un cartel muy grande para no olvidarlo.

Os dejo con el video. Grande… como siempre Victor. Gracias.

 

4 comentarios en “Más tiempo y más cariño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *