Oporto con niños. Que ver

Todo el mundo me lo advertía: Oporto te va a encantar. Y así ha sido. A pesar de tener un tiempo terrible con frio y lluvia. A pesar del largo viaje para estar allí solo un par de días. Oporto es una ciudad maravillosa, amable, fácil de visitar. Se come muy bien, pasearla es una delicia y hay planes divertidos para toda la familia. Quizá no soy la persona más adecuada para dar recomendaciones sobre la ciudad porque la hemos visitado con unas condiciones climáticas que no son las mejores, pero aún así hemos visto muchas cosas (y otras aunque no las he visto las llevaba apuntadas gracias a vosotras) así que aquí va mi lista de imprescindibles.

CRUZAR EL PUENTE LUIS I. Uno de los iconos de la ciudad y sin duda el que ofrece una panorámica inolvidable al atardecer. Es un puente sobre el río Duero que se encarga de unir Oporto con  Vila Nova de Gaia. Se inauguró en 1886 y es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad lusa. Recorrerlo por encima es un placer porque el paisaje a ambos lados es maravilloso.

PASEO POR LA RIBEIRA.  Situada en las mismas orillas del río Duero, es un paseo que no puedes dejar de hacer. Qué ambientazo!  Puestos, músicos, terrazas y restaurantes, barcos…  Es uno de los sitios con más alma de la ciudad y punto de reunión de los que viven en Oporto. Desde aquí se puede disfrutar de las vistas del puente desde abajo y contratar el paseo en barco, que es mi siguiente propuesta.

PASEO EN BARCO. Es una turistada pero a los niños les encanta y las vistas de la ciudad desde el agua son preciosas. Creo que este paseo en barco hay que hacerlo sí o sí porque de verdad que merece la pena y no es caro. Monta en una embarcación típica, el Ravelo, y déjate llevar.

PALACIO DE CRISTAL, LA MEJOR VISTA PANORÁMICA. Vi una foto en Instagram desde este Palacio y tenía clarisimo que quería disfrutar de estos jardines. Fue posiblemente una de las cosas que más nos gustó a todos. Los jardines tienen un aire romántico precioso y los niños los recorrieron jugando felices. La entrada es gratuita y es un lugar tranquilo que contagia.

                                              

RUTA DE AZULEJOS AZULES. Oporto es conocida por sus azulejos azules y buscarlos por la ciudad es uno de los planes más divertidos para los pequeños. No podrás irte sin hacerte la famosa foto. Los que más me gustaron fueron: la estación de Tren San Bento, un magnífico edificio neoclásico con una impresionante fachada, pero que su mayor tesoro lo guarda en su vestíbulo interior (hasta 20.000 azulejos representan escenas históricas de Portugal), La Iglesia del Carmen y la Capilla de las Almas… recorre las calles del centro histórico y hazte muchas fotos en estas maravillosas paredes azules.

LIBRERÍA LELLO. En cuanto leí que en la ciudad está la Librería en la que se inspiró J.K. Rowling para describir las escaleras de Hogwarts de Harry Potter tenía claro que ese plan emocionaría a mis hijos. Y así fue. La librería es una de las más bonitas del mundo y tal es su fama que siempre hay cola para entrar. Cobran entrada, 5 euros por persona y los niños pagan, pero la entrada te la descuentan si compras algún libro. Su escalera en curva es espectacular.

MUSEO DE LOS DESCUBRIDORES. Situado en el barrio de Miragaia este puede ser un buen plan si el tiempo no acompaña fuera. Recrea la historia de los descubrimientos de los  navegantes portugueses con  mapas táctiles y globos 4D  muy entretenidas y termina con un paseo en barco de 20 minutos.

SEA LIFE. En Oporto llueve mucho. No es que nosotros hayamos tenido mala suerte (que también9 es que es una ciudad en la que la lluvia es algo común. Así que el Oceanográfico es un gran plan si la visitas con los niños. No es grande pero es muy bonito, merece la pena .

MERCADO DE BOLHAO Y GAIA. Me encanta visitar los mercados cuando estoy en otros países. Creo que allí es donde late la verdadera vida de cada ciudad. Fuimos a ambos mercados y compramos fruta y verdura deliciosa. Además en ambos se puede comer: hay mesas en el centro y varios puestos que venden comida típica. La comida no es una maravilla pero es económica.

TRANVÍA, FUNICULAR... Lo bueno de Oporto es que a pesar de las cuestas es una ciudad fácil de recorrer en varios medios de transporte y eso es por sí mismo un plan que a los niños les encanta. Montate en el tranvía y recorre sus calles o disfruta de la ciudad ascendiendo en funicular.

FUNDACIÓN SERRALVES. Además de ser el centro cultural más importante de Oporto, la Fundación Serralves se encuentra ubicada en un espacio privilegiado, con jardines que completan un parque de estilo romántico con distintas zonas de esparcimento. Hay muchas actividades culturales así que mirar su web!

DONDE COMER

COMER UN PANCAKE EN O’DIPLOMATA. Me lo recomendó una lectora y guau! No podéis imaginar como están los pancakes! Impresionantes! Es un local pequeño y normalmente hay que esperar algo de cola para entrar (nosotros esperamos 15 minutos) pero os aseguro que la recompensa lo vale.

RESTAURANTES RECOMENDADOS: Normalmente llevo una lista de restaurantes que me mandan las lectoras. Como este viaje no he podido visitarlos pero los tengo apuntados los comparto para que los tengaís: Restaurante Flow. Restaurante Chez Lapin. Comer un bocadillo en Casa Dos Pregos Venham Mais. Restaurantes medios: Don Tonho y O Veleiros.

COMPRAR DULCES EN CONFITERÍA BOLHAO. No imagináis cómo está todo de delicioso. Sueño con volver, con eso lo digo todo.

TOMAR UNA COPA DE VINO CON VISTAS AL DUERO EN ESPACO PORTO CRUZ. Una terraza preciosa con ambiente chill out y unas vistas preciosas al río. Merece la pena brindar con un rico vino de Oporto desde allí.

No me ha dado tiempo a verlo y hacerlo todo así que… tendré que volver!

 

4 comentarios en “Oporto con niños. Que ver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *