Peniche y Óbidos con niños

Peniche y Óbidos con niños. La zona costera de Peniche a Óbidos ha sido uno de mis grandes descubrimientos de Portugal. Elegir en Portugal una zona para hacer una escapada de playa no es nada fácil. Pero sin duda esta zona es un tesoro que da hasta miedo compartir.  Si tuviera que definirla con dos palabras serían: Playa y surf. Eso sí, playas espectaculares y olas gigantes. Hace no muchos años, Peniche era un pueblo de pescadores poco conocido en Portugal.
Pero el turismo internacional ha comenzado a descubrir este paraíso de playas paradisíacas y mar salvaje, de atardeceres anaranjados y actualmente se ha convertido en un destino turístico buscado por miles de turistas, no sólo portugueses. El desconocido centro de Portugal cada día es más conocido ja,ja.
Las playas de esa zona son un paraíso. Infinitas. Kilómetros de arena rodeadas de acantilados y de vegetación. El paisaje es maravilloso.  Como en otras zonas de Portugal cada playa que visitas es más espectacular que la anterior. De verdad la zona tiene un encanto especial. El de los lugares un poco salvajes que mantienen la esencia de lo que son. Un lugar muy recomendable si lo que buscas es desconexión y paz. Justo lo que necesitábamos nosotros.
QUE VER EN PENICHE CON NIÑOS.  Peniche es  un pequeño pueblo costero de Portugal famoso por sus olas. El pueblo está en una pequeña península de apenas 10 kilómetros de perímetro, por lo que en los alrededores podrás hacer algunas visitas interesantes. Una de ellas es el cabo Carvoeiro, el cabo situado en el punto más occidental la Península de Peniche.

El faro del Cabo Carvoerio y su mirador es una de las postales más típicas de Peniche.  Las vistas desde los acantilados son impresionantes y la roca se ha formado con formas muy curiosas por la fuerza de la erosión.

FORTALEZA DE PENICHE. 

La fortaleza de Peniche es una visita que merece la pena realizar por su historia y  sus vistas al océano Atlántico y los acantilados. Durante la visita se puede conocer la historia de la fortaleza que se explica en varios idiomas.

ISLA BALEAL Y PLAYA. 

Baleal es una isla situada muy cerquita de Peniche unida a la península por una lengua de arena. Es un lugar perfecto para aprender a hacer surf, las dos playas de la península son ideales para tus primeras olas. A nosotros nos encantó visitarla un día y ver a decenas de surfistas aprendiendo a dominar el mar. Hay mucho ambientazo surfero y a los niños les gustó mucho conocerlo: escuelas de surf, cafeterías con ambiente surfero y vistas al mar…

Las playas de arena fina de Baleal están siempre muy concurridas y a ellas acuden  personas de todo el mundo que quieren aprender a hacer surf con alguna de las escuelas de surf de Baleal.

ISLAS BERLENGAS. Pero además de playas, una de las atracciones turísticas más famosas es el Fuerte de San Juan Bautista, en las Islas Berlengas. Nosotros no hicimos esta excursión pero me la han recomendado mucho y me la apunto para próximos viajes a la zona. Hay que coger un barco para llegar y  las visitas están limitadas a 350 personas al día. 

Berlenga Grande es una isla preciosa en la Reserva Natural de Berlengas, clasificadas como Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

PLAYAS. Para mí las playas de la zona de Óbidos son mejores que las de Peniche pero como suele ocurrir para gustos los colores.

Me enamoré de la playa de Bom Sucesso y de Praia Rey Cortiço. Además me gustó mucho también Praia D’El Rei en Costa Caparica. Está situada en la Sierra d´El Rei, rodeada de un campo de golf, junto a la Laguna de Óbidos, y es una playa tranquila y amplia, con aguas cristalinas  frecuentadas por surfistas debido al oleaje y excelentes para la pesca.

Los niños disfrutaron muchísimo en toda la zona aunque quizá su playa preferida fue Bom Sucesso, justo en la zona que se une a la Laguna de Óbidos.

LAGUNA DE ÓBIDOS.

Esta maravilla de la naturaleza, con un área total aproximada de 6,9 Km2 y una profundidad media de 2 metros, es el sistema lagunar costero más extenso de la costa portuguesa. Un lugar maravilloso si te apetece cambiar un día de ambiente en vez de ir a la playa. Es perfecta para practicar Paddel Surf, nosotros nos llevamos nuestra propia tabla y disfrutamos muchísimo allí.

Esta laguna hace frontera con dos municipios, al norte con Caldas da Rainha  y al sur con el municipio de Óbidos. 

OBIDOS.A unos 70 kilómetros de Lisboa se esconde una de las joyas arquitectónicas de Portugal, la villa de Óbidos. Se trata de una ciudadela fortificada, con apenas 3.000 habitantes que ha sido declarado Patrimonio Nacional, por su atractivo medieval, sus calles adoquinadas, las casas encaladas de blanco, y los robustos muros que le protegen, además de la impronta de todas las civilizaciones que han pasado por aquí, árabes, romanos, celtas, etc.

 

Es un lugar delicioso para pasear, mirar tiendas y disfrutar del ambiente medieval y sus calles peculiares. La Porta da Vila de Óbidos te recibe cuando llegas y ya deja claro lo bonita que va a ser la visita.

Esta puerta de doble acceso, fue colocada aquí en el año 1.640, con un balcón revestido posteriormente de azulejos blancos y azules, y en el interior, el Santuario de Nuestra Señora de la Piedad, patrona de la villa.

Los niños disfrutaron muchísimo recorriendo Óbidos y visitando su castillo. Su estética te hace revivir otra época y todo es tan armonioso… creo que merece una entrada propia que escribiré otro día.

MURALLAS DE ÓBIDOS

Desde allí mismo, hay unas escaleras con las que puedes subir a la muralla del siglo XIV, que ofrece unas preciosas vistas panorámicas y rodear la ciudad al completo en un recorrido de 1,5 km. aproximadamente, con una duración de al menos 2 horas.

 

RESTAURANTES. Gracias a vuestros consejos tengo una completa lista de restaurantes de la zona.

Restaurante Muralhas. Rua D. Joao de Ornelas. Ideal con niños, pizzas, pastas… tiene un jardín precioso.
Restaurante A Sardinha. Uno de esos restaurantes en los que comer pescado a un precio super interesante. El arroz con pulpo está buenísimo. Fuimos a cenar pescado a la brasa y nos encantó. Calidad precio buenísima.
Restaurante Profresco. Lonja de pescado fresco donde te lo venden pero también puedes elegir alguno y te la cocinan en el restauarante. El local es bonito, está decorado de una forma sencilla pero muy agradable.Si te gusta el marisco en este restaurante te puedes dar un capricho a un precio interesante. Merece la pena probar la tarta de queso o el casero helado.
Restaurante Pretensioso. Un sitio en el que comer bien alejado del bullicio de Óbidos. Tiene terraza.
Restaurante Río Cortico. Buenos pescados y buenos precios. Además tiene unas vistas preciosas a la Laguna de Óbidos lo que le añade mucho encanto.
Bar Troca Tantos, en Obidos. Para tomar tapas y vinos. Los lunes por la noche cantan fados.
Si os apetece comprar cerámica no dudéis en acercaros a Caldas da Rainha, donde además de un maravilloso complejo termal hay muchas tiendas de cerámicas y la fábrica de Bordallo Pinheiro. Un lugar en el que volverse loca eligiendo y comprando cerámica portuguesa.
Sin duda esta zona del centro de Portugal ha sido una sorpresa constante y os confieso que me ha enamorado. Tiene la mezcla perfecta de los lugares turísticos que aún guardan su esencia.

 

6 comentarios en “Peniche y Óbidos con niños

  1. Hola!! Me encanta el post, estoy deseando ir ya! Nosotros este verano hemos optado por Málaga y estoy siguiendo muchos de los consejos de tus posts. También vamos a Noja y te vi en mi playa preferida: Trengandín, pero me dio corte acercarme a molestarte☺️. Me sorprende que nunca hagas posts sobre Las Landas, es por algo en especial? Mi marido está deseando ir y no nos vendrían mal tus consejos, jeje.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *