Portugal con niños: Cascais y Sintra

Elegí la zona de Cascais como destino de las vacaciones sin darle demasiadas vueltas. Buscaba algo cercano, con playa pero también con pueblos bonitos y planes para hacer turismo. Necesitaba encajar las necesidades de dos niños de 4 y 5 años a los que les fascina la playa con las de un bebé: evitarla. Leer varios post de Paula Táboas, sweet ale, me hizo verlo claro. Portugal con niños: Cascais y Sintra era nuestro destino. Unas horas más tarde ya había elegido alojamiento.

IMG_2839

Cascais es bonito. Muy bonito. Una antigua localidad marinera reconvertida en villa turística gracias a que la nobleza portuguesa la eligió como su sede vacacional. Sus palacios y paseos al borde del mar le dan ese carácter veraniego y perfecto. Sus terrazas, sus callejuelas… no hay mucho que hacer vale, pero eso mola cuando estás de vacaciones no? Pasear por un sitio bonito es también un plan. Todo el mundo dice que Cascais se ve en un día. Es verdad, pero se disfruta en muchos. Cuando le coges el pulso a la ciudad y la disfrutas sin prisa, sintiéndote como en casa. Ahí es cuando disfrutas de verdad de estar «de vacaciones».

cascais.diptic.2No voy a descubriros nada nuevo porque Paula Tabóas en este post sobre qué hacer y ver en Cascais ya nos contó casi todo.  Solo quiero añadir algunos apuntes. El primero que Portugal mola mucho. Es un país con un encanto increíble: Las playas portuguesas  infinitas y enormes, de arena blanca, con ese toque salvaje y poco explotada… son un destino top para ir con niños. Este viaje me ha creado una necesidad: volver a Portugal. Seguramente a otra zona, pero volver. Portugal mola, sí, eso está claro. Esos son algunos apuntes que yo añado al completo post de Paula. Más planes…

IMG_3112

1. VER ATARDECER EN EL CAFÉ FORTALEZA. Es uno de mis planes preferidos en las vacaciones: sentarme con los niños a ver atardecer en un sitio bonito. Así que desde el momento mismo en el que elijo destino ya estoy buscando «el sitio». En este viaje hemos tenido tres: la playa de Comporta, el Café Fortaleza en la playa de Gincho y el Cabo da Roca, punto más occidental de la península. Los tres preciosos e impresionantes. Reserva una tarde para darte el lujo de no hacer nada mientras se pone el sol.

diptic.cascais.5

2. COMER EN EL RESTAURANTE DOM PEDRO. Cero lujos y sin posibilidad de reservar mesa. Dom Pedro es una de esos bares típicos portugueses donde hay que ir para coger sitio y cruzar los dedos para tener suerte. Apenas hay 10-12 mesas… pero el servicio es maravilloso, sus dueños encantadores y la comida, ay, la comida. Pescado fresquísimo a la parrilla con precios muy económicos (por 10 euros comes). El bacalao es sublime y la lubina también. Fuimos y repetimos. Y volvería mañana. Gracias a todas las lectoras que me lo recomendasteis!!!

3. RESTAURANTES JUNTO AL MAR. Otro de los placeres de estar en la costa portuguesa es comer un rico pescado en un acantilado mirando como la olas rompen. En la carretera que va desde Playa Do Gincho a Cascais tienes varios. Es verdad que no son baratos así que tenlo en cuenta solo si te apetece darte un capricho. Los más recomendables: Montemar, Fornas Do Gincho y Porto de Santa María.

Otro que tiene mucha fama y que sí está bien de precio es Mar Do Inferno, situado junto a los acantilados Boca Do Inferno. Reserva mesa junto al acantilado y disfruta de su pescado fresco.

IMG_3086

4. PLAYA DE GINCHO. Salvaje y auténtica… única con sus dunas, esta playa es una joya. No es la playa más indicada para ir con los niños porque suele tener muchisimo viento pero nosotros fuimos un par de días porque el ambiente y el paisaje es muy especial. Es un paraíso para los amantes del surf y del kitesurf.

cascais.gincho

5. CONOCER SINTRA Y SUS PALACIOS. Sintra es otro mundo. Un mundo mágico de callejuelas, flores, vegetación y mucha luz.  Palacios en los que parece que en cualquier momento aparece una duquesa y sus lacayos… Sintra es color, es decadencia y clase. A pocos kilómetros de Cascais y Lisboa es un sitio que «no te puedes perder» si vas con los niños. A mis hijos les encantó. Solo el hecho de pasear y perderse en sus calles es ya un plan pero sin duda hay varios lugares que son imprescindibles: El Palacio De la Pena, la Quinta de la Regaleira y el Castillo Dos Muros. Si a eso le sumas tomarte un café en el Palacio Seteais (que me recomendó una lectora, impresionante, gracias…) ya el plan es infalible. Otro día ampliaré más sobre Sintra porque lo merece…

IMG_2961

IMG_2874

6. TERMINAR LA TARDE EN EL HOTEL FARO DESIGN DE CASCAIS. Un sitio de esos de moda con camas blancas, luces bajas y mucho diseño. Tomarse algo allí para terminar el día mirando el mar puede ser un buen broche de oro no crees?

cascais.hotel

Portugal. Un país bonito, económico y cercano. Es fácil organizar un viaje (e incluso improvisarlo a última hora como en mi caso) y sin duda es muy fácil divertirse allí con los niños. Si quieres ayuda para organizar un viaje parecido aquí tienes todo preparado para que tú solo tengas que disfrutar…

3 comentarios en “Portugal con niños: Cascais y Sintra

  1. Hola! Enhorabuena por la web y por esa familia tan bonita! Me gustaría saber cómo os apañáis con el alojamiento en vuestros viajes, en este de Portugal por ejemplo, es algo que echo de menos en el blog, sugerís muchos destinos pero tal vez sería buena información más ‘práctica’.
    Muchísimas gracias!!!

    1. Gracias Natalia! En Portugal nos alojamos en una villa que alquilamos por nuestra cuenta, esta vez no fuimos a hotel. Pensaba publicar un post sobre el alojamiento la semana que viene! Tengo en cuenta lo que me cuentas para próximas veces. Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *