Puerto Viejo de Algorta

Si tienes previsto visitar Bizkaia hoy quiero recomendarte uno de los rincones con más encanto del Gran Bilbao: el Puerto Viejo de Algorta. Pasear por esta zona es sentirse en una pequeña villa de pescadores, en la que se combinan las antiguas casas de los pescadores con los animados bares de pintxos frente al mar. Un enclave muy especial que los fines de semana tiene muchísimo ambiente y encanto.

 

Piérdete por sus calles. Sube y baja sus empinadas escaleras sin rumbo disfrutando de los buzones de colores, de las fachadas con balcones pintados y llenos de flores.  Y esas ventanas que dan al mar, ese que antes era el motor de la zona.

Aunque la actividad pesquera está casi desaparecida en el puerto viejo, el barrio es un lugar en el que se respira la importancia que tuvo antaño. Los nombres de algunas casas lo recuerdan “Itsas” se lee en la puerta que en euskera significa “mar”.

Ahora la vida de la zona es otra. Los fines de semana (y también en verano) el plan es disfrutar de los bares y tabernas con maravillosas barras de pintxos en las que sentarse a tomar el aperitivo es un lujo cotidiano. Cuesta elegir entre tanta pequeña joya gastronómica. Las barras son una auténtica tentación.

Mediante unas empinadas escaleras se puede llegar hasta la playa de Ereaga o seguir el recorrido hacia arriba hasta el Mirador Usategi y disfrutar de una bonita panorámica sobre el Abra.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *