Rascafría: Bosque de Finlandia

El Bosque de Finlandia, en Rascafría, es posiblemente uno de los bosques más bucólicos y bonitos de la Comunidad de Madrid. Está situado a una hora de la capital, lo que lo convierte en un excursión perfecta para ir a pasar el día con los niños y las posibilidades allí son infinitas. Rascafría es un pueblo con varias excursiones cercanas: Las piscinas naturales Las Presillas y el Arroyo de la Angostura. Pero sin duda mi preferida es esta: El llamado Bosque de Finlandia. Un bosque casi mágico, con un paisaje que recuerda al del país Nórdico sin moverse de Madrid.

rascafria bosque de finlandia

Este fin de semana desafíando el frio nos fuimos allí con los niños y fue un plan divertidísimo. Nos abrigamos bien con ropa térmica y disfrutamos de un lugar perfecto para que los niños jueguen. En mi casa estas Navidades han visto Harry Potter y los bosques que parecen encantados ahora son trending topic en casa. Así que este lugar les pareció increíble: árboles gigantes, troncos con formas, ríos con piedras para cruzar…

 

La naturaleza da infinitas posibilidades de diversión. Y a mi disfrutarlas viendo a los niños jugar e imaginar me parece el mejor plan para un sábado. Abetos, chopos, adebules y otras especies de árboles propias de los parajes del norte de Europa forman este paseo.

A menudo viajamos lejos para descubrir lugares bonitos y desconocemos las maravillas que tenemos cerca de casa. Y con papa estos sitios son siempre un gran plan. No suelo contarlo pero aunque la que propone los planes soy yo, el que pone la imaginación es ÉL. En el Bosque de Finlandia nombró a los niños caballeros con un palo gigante e hizo un juego de pistas con puntos.

Saltaron piedras en el río, cruzaron troncos de árboles gigantes, saltaron… los niños se lo pasan en grande con sus juegos y eso hace que cada día y cada destino sea una aventura distinta. No imagináis como disfrutaron el sábado haciendo equilibrismos sobre troncos de árbol como este de la foto.

Pero sin duda el gran plan del sábado fue jugar en el lago helado. La imagen de las hojas que se habían quedado atrapadas allí es maravillosa. Tirabas una piedra y rebotaba. Os podéis imaginar la emoción para ellos. El gran plan fue coger un tronco largo y jugar a hacer agujeros en el hielo hasta que saliera el agua. Estaba bastante duro, la capa era mayor de lo que parecía y allí picando se lo pasaron en grande. Mi hijo me decía que de mayor quiere ser «rompedor de hielo», ja,ja…

Junto al embarcadero sobre las aguas del río Lozoya se encuentra una caseta de madera que, en su día, se utilizó como sauna, uno de los símbolos finlandeses.

CÓMO LLEGAR.  El recorrido es una ruta fácil para los niños de aproximadamente 3 km que se inicia en el Monasterio del Paular. Puedes aparcar ahí el coche (el parking es gratuito) e ir andando.  Hay que cruzar hasta el Puente del Perdón y ahí comienza la ruta. La entrada al bosque es una puerta de hierro a la izquierda, poco después de pasar el puente. Cuidado porque no está indicado pero es muy sencillo llegar. La puerta está abierta y tenéis que entrar. Yo dudé porque dentro ponía una señal de «Prohibido» pero me explicaron que la finca privada es al lado pero el camino sí se puede utilizar. Todo el mundo entra.Se trata sólo de seguir el sendero de árboles y disfrutar del camino. El paisaje es increíble.

A pocos metros del comienzo del camino, a la izquierda veréis una pequeña caseta de madera oscura. Hay un camino que lleva hasta ella: es la antigua sauna, ya en desuso, y es donde se encuentra el lago y este paisaje maravilloso. Allí Bárbara estrenó su nuevo calzado Chicco Imparo.

Después para entrar en calor comimos en Rascafría, sin buscar demasiado encuentras restaurantes donde se come de maravilla. Y volvimos a casa agotados y felices, con los niños dormidos en el coche. Un día completo de esos que tanto disfruto. Ayer los niños me preguntaban cuándo vamos a volver al lago helado.

¿ Te animas a jugar en el bosque con los niños?

 

 

 

4 comentarios en “Rascafría: Bosque de Finlandia

  1. El mejor regalo para un niño es dedicarle tiempo y que tengan contacto con la naturaleza, nosotros llevamos a Manuel al monte desde los 4 meses y casa salida ha sido una fantástica experiencia. Precioso post.

    1. Gracias Adriana, reconozco que disfruto mucho de este tipo de planes. LO hago por ellos y por mi. Con ellos en la naturaleza soy feliz y creo que aprenden cosas que en otras partes no pueden vivir. Un beso fuerte

  2. Hola,

    Mañana vamos a ir a Rascafria a la nieve… queda muy lejos este lago? Lo tenia anotado como proximo destino desde que vi tu post…

    Gracias!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *