Restaurante Wanda Café Optimista

La semana pasada nos escapamos de cena al Restaurante Wanda Café Optimista. Yo lo había visto en redes y tenía ganas de conocerlo porque mis  amigas  me habían hablado de él. Así que un jueves que teníamos a los abuelos en casa,  nos fuimos a tomar algo de cena “solitos”. Y qué bien sientan esas dos horitas fuera de casa hablando de nuestras cosas…

Hacer una escapada sin niños de vez en cuando debería ser prescripción médica  ¿verdad? El jueves tenía sabor a viernes ja,ja, hace tanto que salía entre semana.

El sitio me gustó porque fue justo lo que esperaba. Un sitio bien decorado, con tonos suaves, mucha luz, mesas bonitas y comida rica. Un local con ambiente, de esos que molan para ir de cenita entre semana a tomar algo con amigos o con tu pareja. Me tomé hasta una copita de vino, hay que aprovechar sin pensar en levantarse mañana para ir a trabajar.

La carta tiene  un poco de todo. Comida rica y fácil: Hamburguesas, tartar,  ensaladas ricas… Nosotros pedimos ensaladas, un tartar y algo de picoteo. Es un local muy céntrico, situado en María de Molina y las mesas tienen toma de corriente y wifi gratis, así que es perfecto para ir a tomar algo a cualquier hora.

 

Me gustó descubrir el sitio porque vi que tienen opciones muy ricas de desayuno y merienda y tronas así que volveré con los niños. El zumo de remolacha que vi en la carta tengo que probarlo!

Mola descubrir este tipo de restaurantes que contagian buen rollo con tanto color y estos platos.  Sitios amables en los que una se relaja un ratito, come algo rico y vuelve a casa contenta.

Tengo que repetir. ¿Os animáis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *