Resumen de 2017

2017 ha sido un buen año. Miro atrás y hago memoria de todo lo que ha ocurrido estos 12 meses. Bárbara crece, divertida y terremoto, cada vez más. Es el alma de casa. Tiene una risa pícara y contagiosa, de esas que hacen que terminemos todos riéndonos con ella. Ha sido un año de planes, viajes bonitos y grandes momentos con mis hijos. He tenido altos y bajos, como todo el mundo. Pero tengo la suerte de tener tendencia a mirar atrás y recordar lo bueno.

He pensado mucho pero no soy capaz de elegir solo un momento o un lugar de todo lo vivido. Me quedo con ese día en Giethoorn, recorriendo canales en nuestro barquito y haciendo un picnic en una isla de ensueño. Una no suele equivocarse cuando se enamora de un paisaje y yo tenía ese metido en la cabeza desde el primer día que vi una foto.

Me quedo con aquella tarde en Brujas viendo cisnes y merendando gofres de chocolate. Me quedo con el día que fuimos en bici hasta Marken, lo que nos reimos por el camino adelantándonos unos a otros y a los niños gritando cuando nos metimos en una nube enorme de mosquitos. Me quedo con el día que se puso a llover en nuestro camino a algun pueblo holandés y nos bajamos todos del coche mojándonos para ver un arco iris precioso y enorme.

Me quedo con los molinos de viento de Holanda, y recorrer el país con las ventanillas bajadas cantando «Castle on the Hills» a voz en grito.

Me quedo con la luz de Lisboa y comer pasteles de Belem con mis hijos, sentada en el césped (a nosotros nos sobran la cafetería y las mesas ja,ja).  Y montar en tranvía. Y ver atardecer desde la Torre de Belem.

Pero sin duda la palabra que mejor define mi 2017 viajero es Disney. Estuve en Orlando visitando los parques de este factoría en Semana Santa con todos mis sobrinos y fue una experiencia preciosa e inolvidable. Poder volver después en Navidad al de París para cantar villancicos con Mickey ha sido el broche de oro de este año tan completo.

Creo que mis hijos tienen ahora una edad muy bonita para vivir la magia de estos parques. El brillo de sus ojos, sus abrazos a Personajes, sus gritos al ver a algunos de ellos, sus primeras montañas rusas, soltar adrenalina al lanzarme con ellos en algunas atracciones… volver a ser un poco niña junto a ellos es un recuerdo que no olvidaré nunca.

Me gusta mucho hacer repaso. Recordar es no olvidar. Y creo que es una de las bases para aprender a valorar lo que tenemos, a ser agradecidos. A los niños les hago escribir las cosas que les han gustado:  eso  les ayuda a no olvidar la suerte que tienen.

No ha sido un año perfecto. Ha sido un año intenso, con vuelta a mi trabajo en la tele, muchas noches sin dormir pensando en problemas de casa. La vida no es un camino de rosas para nadie. Pero miro atrás y veo cosas que me gustan. Y de todo lo vivido me quedo con una sensación. La risa de los niños y mi felicidad al oírla.

En Holanda, en EEUU, en  París o en Lisboa. Su risa. Sus «mamás». Y la consigna de nuestra casa: familia unida jamás será vencida.

Querido 2018. Te espero con ilusión. Sé bueno con nosotros, por favor

Feliz comienzo de año a todos!

 

 

 

2 comentarios en “Resumen de 2017

  1. Bravo por este año tan bueno!!! Estamos en la época dorada de nuestra vida. La que recordaremos con nostalgia cuando seamos viejecitas:-) hay que exprimir los años al máximo…Somos bichos raros las mamis que “a parte de todo lo demás” no paramos de inventar, en lo grande y lo pequeño. Gracias por este 2017 lleno de ideas inspiradoras para tantas mamás viajeras repartidas por el mundo. Muak!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *